18 de septiembre de 2018

HERMINIO REVILLA


Había oído hablar de Herminio y su museo pero no había tenido oportunidad de visitarlo. Por fin este fin de semana he podido acudir a la cita.
Llegamos al atardecer a Villabellaco que es donde se encuentra. Divisamos a Herminio cerca de la casa haciendo un trabajo y nos dirigimos a saludarle.
Es un hombre de mira cálida, muy cercano y sencillo con las características de las gentes de esta tierra.
Nos recibió con enorme amabilidad y nos mostró el portal de la casa familiar convertido en el Patio de las Energías antes de entrar a las salas donde se encuentra el resto de su colección.



El Museo está integrado en la Red Museística de Castilla León como Centro de Interpretación del Patrimonio Cultural. Se accede por la carretera de Aguilar a Branosera (P-220) . Tras cruzar la localidad de Porquera de Santullán, se toma el cruce a la izquierda (P-2125) hacía la Senda del Escultor.


Nos contó que desde niño le gustaba trabajar la madera y aún conserva algunos de sus trabajos de entonces. Autodidacta comenzó por su cuenta a explorar este mundo artístico. Después se formó en la Escuela de Artes y Oficios de Barruelo y más adelante comenzó sus estudios por correspondencia que le llevaron a sacar el  título de Técnico en Radio y Televisión.


Cuenta él en su página Web: "Entre ondas y energías conocí a mi mujer que siempre fiel a mis devociones me siguió en esta aventura. El germen de nuestro museo empezó en el sótano de nuestra casa de Aguilar y después en un local comercial de nuestra propiedad. En el año 2001 nos llevó a tener la sede de nuestro museo en Barruelo de Santullán hasta que en 2013 , año de proyectos y cambios conseguimos reunir mis trabajos de nuevo en casa"



Hijo de labriegos ha querido inmortalizar la figura de sus padres a la entrada con la manera de vestir de antaño y los aperos de labranza en sus manos. De ellos aprendió valores que aún conserva con enorme orgullo. A ellos también  les dedica en este rincón un entrañable recuerdo.




Os dejo este vídeo que he encontrado en la red, para que podáis ver algo de lo que el museo encierra.


De una manera didáctica ha sabido plasmar en sus obras los avances y diferentes inventos y su evolución.
Domina con perfección, -comenta un visitante en el libro de visitas-la tecnología eléctrica reproduciendo a escala una serie de instrumentos y artilugios en movimiento. Recreando el avance de la humanidad a través de los tiempos.


Algunas formas artísticas creadas por la naturaleza, él se limita a a retocarlas o sacar de dentro el alma de la figura de un tronco.


Posee una enorme colección de 600 esculturas de madera artísticas clásicas de todo tipo y temática. Surgidas de maderas nobles autóctonas. Roble, fresno, nogal o arce. Algunas como la de la foto muestran los distintos oficios y utensilios de la vida del valle de Santullan. La minería estuvo muy presente en la zona y por eso este minero nos introduce al museo.


Se puede ver en un rincón cercano un busto de él mismo con unas frases: "Y ya, cuando empezamos a saber valorar todo los que nos rodea, observamos que los más importante ya lo tenemos, la materia, entonces solo nos queda que nuestro cerebro transmita la idea de nuestras manos y que hagan los trabajos que espero sean de su agrado" H.R."


A lo largo de una hora y media nos fue enseñando arte en madera y movimiento en la casa familiar convertida en museo. Maquetas móviles muestran oficios ya desaparecidos . Posee una colección de radios antiguas todas en funcionamiento.


Me limité a hacer unas fotos de las esculturas que había en el exterior, no queriendo molestar. Además así cuando leáis este reportaje la curiosidad os lleve a visitar este rincón de la Montaña Palentina y el museo de Herminio.


En estas dos esculturas, Herminio ha querido dejar esculpido el amor por dos mujeres muy importantes para él. Su mujer a la izquierda y su madre a la derecha.
Su mujer, Carmen que le ha acompañado desde siempre en un segundo plano. De hecho no quiso ni hacerse una fotografía para no quitarle protagonismo. A ambos les dedico este reportaje y les agradezco su atención.


Para finalizar os muestro este vídeo que grabé donde se le puede ver.


https://l.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fmuseohr.com%2F&h=AT21K2wPuBewZQjEKwl4s1pqFeAHSBHLVKcyDM0C0XJpYLW1kegtJJs9Rl7ghFSN449SCd0KyAjhSlrrGzyYOMhUHFCWRECpxcyaH0iLl2JKjd3BTaA6ntwnWOFr63Z1izZ4n39to9yXsNEI6Mh2smlMim_dAlV5FUnrBzGKhCfrmTXyw1fS0JninIqqIcQ0tjWTgHnaufYvFy2UDpd5btTiYS8Qzua97JaZatoLe93qUVql92sUIDLbddzGZ2L2yIF7WJ8wWLSRO0GxGkrg8pXOIw0srRqq4r6Y8TaIsVTH3GU_NTFeit99LuQ3gy7478HY177X4uVMdhfo04ukdhloQ0piJy8nbFYqqv-7o6y4fxgaC5oZctwRpNv0REIW3d9qZURBy8sD9qlI5pNwdEwl45LKiQ

Os dejo también su página Web para que la podáis ver.

8 de septiembre de 2018

50 ANIVERSARIO QUINTOS DEL 68


La vacaciones han llegado a su fin y como es tradicional en Septiembre  emprendo de nuevo mi trabajo en en el blog.
Estando en Guardo siempre tengo temas sobre la vida del pueblo que contar. Durante este mes y medio que llevo aquí no he parado le lanzar a la red nuestras cosas. Han sido muchos los que me han dicho que han notado mi ausencia. Sobre todo aquellos que viven fuera a lo largo del año y regresan al pueblo en momentos puntuales.
Apenas acababa de llegar y me enteré que los Quintos del 68 celebraban su 50 Aniversario y tenían programadas varias actividades para celebrarlo. Quise unirme a ellos porque conocía a varios y sabía que les gustaría.



 Incluso tuve la oportunidad de reencontrarme con Julio, un vecino de la infancia que no había tenido la oportunidad de volver  a ver y conocer a Cecilia su mujer y lectora mía.
Me encaminé hacia la carpa de fiestas donde tenía lugar un aperitivo amenizado por mis amigos los de la Charanga Cuatro Caños . Estos chicos cada vez tocan mejor y soy su fans más apasionada.


También estaban, Marypi mi amiga también de la infancia y su marido, Pedro venidos desde Valencia.


Y Angel y Rosa. Angel es muy amigo de mi hermano y le reconocí en la presentación del Libro de los Quintos apenas recién llegada de Sevilla. Desde entonces cuando vienen solemos charlar.



Al resto de los asistentes algunos si que conocía, otros no. Con las fotos que les hice he hecho este montaje, pero dudo estén todos ellos. Algunos eran reacios a dejarse fotografiar y yo suelo ser muy respetuosa a la hora de disparar el objetivo. Ya siento que alguno no esté en el vídeo.


Cuando les vi llegar por la avenida después de asistir a la Santa Misa, les hice un vídeo en directo hasta llegar a la carpa, pero se ha quedado perdido por la red. Si lo encuentro lo enlazo para que lo podáis ver. De momento os dejo este tan simpático.


Y este otro...



Mis amigos de la Charanga Cuatro Caños llevan ese nombre haciendo honor a la mítica fuente testigo mudo del paso del tiempo. Tienen un talento innato y son unos chavales muy alegres que llenan con su música las calles del pueblo en fiestas y celebraciones varías.


A lo largo de unas horas tuvieron diversas actividades . No acudí a todas.




Si que visité una Exposición de Fotografías de Época que hizo las delicias de los visitantes.


La alegría lleno el recinto y el que más y el que menos hizo sus pinitos con el baile rememorando viejos tiempos.


Los hijos estuvieron muy pendientes del festejo a través de mi cuenta de YouTube, como la hija de mi amiga, Marypi , ya que son seguidores míos habituales.

Fue un placer celebrar con ellos un poquito de su fiesta y dejarlo plasmado en el Baúl de Laika.

¡VIVAN LOS QUINTOS DEL 68!

17 de julio de 2018

¡FELICES VACACIONES!


Con la llegada del verano me dispongo a cerrar el blog hasta Septiembre. Apetece más estar en la calle con los amigos. Es la hora de recargar pilas saboreando el sol.
Os deseo un feliz verano.
Muchos besos.

13 de julio de 2018

¡VIVA SAN FERMIN!


Mi primer año viviendo en Pamplona no podía dejar de contaros sus famosas fiestas de primera mano, aunque ya hice un año una entrada hablando de ellas.
La fiesta comienza con el célebre "Chupinazo" y todos pañuelico rojo en alto se disponen a vivirla intensamente. Una vez que el cohete vuela por los aires, todo el mundo se pone su pañuelo atado al cuello.

La verdad que es imposible estar en la Plaza del Ayuntamiento en esos momentos, pero este año lo quería vivir desde muy cerca. Para ello fui con tiempo para poder ver el ambiente.
Desde las calles aledañas a la plaza los dispositivos policiales de empeñaban en controlar el acceso a la misma. Hasta yo misma con cara de abuelita encantadora y pacífica, tuve que mostrar lo que llevaba en mi bolso.
Hay que estar ahí para comprender el ambiente de este ritual que cada año congrega a multitud de gente en un pequeño lugar.


Los jóvenes intentaban refrescarse en la espera con vino tinto...
Como estaba muy cerca de ellos, no me libré de alguna mancha en mi vestimenta de blanco impoluto.




Después, las calles se llenan de una marea humana rojiblanca con ganas de disfrutar de la alegría de la fiesta.


Los balcones son los más solicitados para hacer fotografías y vídeos.






El siete de Julio es el día de la fiesta del Santo Patrón San Fermín. Este año quise vivir la procesión desde dentro intentando no molestar demasiado, aunque fui llamada al orden varias veces...








A lo largo del recorrido por el casco antiguo la gente emocionada desde los balcones va siguiendo al santo que en algún punto es obsequiado con una nube de pétalos de rosas blancos y rojos.

También están las autoridades eclesiásticas y las Cofradías.


El señor alcalde y la Corporación Municipal.



Todos vestidos de gala.


Los gigantes acompañan a lo largo del recorrido con sus bailes. Tienen sus propios nombres. Esta, creo se llama "Braulia".


Impresionantes las volteretas con ese pesado armazón .




La alegría se puede ver en las caras de la gente.


Las charangas inundan la ciudad con su música bullanguera.




Las Peñas son el alma de la fiesta.


Hice muchos vídeos en directo para Facebook, pues no pensaba hacer una entrada para el blog, pero hay gente que me sigue y no está en las redes sociales, por eso les brindo esta entrada aunque no me lo he currado mucho.


Por allí estaba el campeón Miguel Induraín que accedió amablemente a posar junto a mi.


Los mariachi mexicanos nunca faltan a la cita. Quise dejar testimonio con esta simpática fotografía.


En la Calle Estafeta nos dieron un bonito recital.
Como ya sabéis siempre rescato la belleza de la vida , por eso he querido rescatar la belleza de la fiesta que quizá los medios no nos muestran.

27 de junio de 2018

ARTURO


A las cuatro de la tarde cuando caía un sol de justicia, mi hermana y yo nos fuimos de tiendas. Al entrar en el Corte Inglés una bocanada de aíre fresco nos salió al encuentro y nos sentimos aliviadas. Sin apenas habernos repuesto del cambio brusco de temperatura, nos encontramos de sopetón con la sonrisa de Arturo. Muy gentilmente nos invitó al stand de belleza más próximo que era donde él trabajaba con la intención de ofrecernos unos maravillosos productos de belleza.
En principio intente rechazar la oferta, ya que iba la primera y se dirigió a mi. Además no me suelo maquillar, pues tan solo me pinto los labios. Pero ante la insistencia de aquel muchacho sonriente y la delicadeza con la que me llevó hasta el sillón y me puso delante del espejo, no me quedó otra que brindarme a su experimento.
Detrás de mi venía mi hermana que conociendo mi vulnerabilidad ante este tipo de situaciones no dejaba de sonreír maliciosamente...
Arturo, una vez que me tuvo a su entera disposición comenzó a utilizar con enorme soltura un lápiz corrector de cejas y me las fue esculpiendo como si de una obra de arte se tratara. Luego, sacó un bote con una crema untuosa para eliminar las ojeras. Lentamente fue difuminando una pequeña porción de aquel unguento mágico hasta convertirlo en parte de mi piel. Se fijó en mis labios pintados en rojo con una barra que me trajeron unos amigos de Nueva York y comentó que era un bonito color. Con unos brochazos de colorete iluminó mis mejillas y dio por terminada la faena hablando en términos taurinos.
Yo observaba absorta en el espejo el cambio de mi rostro sin apenas alguna señal de mis maduros años, mientras mi hermana reía de buena gana...
Una chica muy guapa que también estaba trabajando en esa sección se acercó para ver el resultado del trabajo de su compañero y se sumó a las exclamaciones de regocijo de los que allí estábamos.
Una vez terminó conmigo, se dispuso a a maquillar a mi hermana siguiendo los mismos pasos. El cambio se iba haciendo evidente en su rostro mientras que ahora la que sonreía era yo...
A ella le pintó los labios en color fucsia para que le hicieran juego con el vestido.
En apenas unos minutos habíamos quedado a merced de, Arturo un joven cautivador que nos quería vender los productos de los cuales era representante. Viendo que era un magnífico profesional en ambos aspectos y nos tenía a las dos en el bote...se animó a contarnos que había maquillado a los chicos de Operación Triunfo a su paso por Pamplona y Bilbao en los últimos días en los conciertos. Sacó el móvil del bolsillo y nos enseño cantidad de fotografías con Amaia, Aitana, Agonei, Alfred...
Yo le comenté que les había hecho un reportaje cuando vinieron a Pamplona, Amaia y Alfred a un homenaje que les hicieron en el Ayuntamiento y se interesó por el nombre de mi blog.
Había pasado media hora y allí estábamos mi hermana y yo con, Arturo como si nos conociésemos de toda la vida.
Con ese arte que tenía el chaval no nos podíamos ir de vacío, y claro, terminamos comprando los productos que con tanto acierto nos había publicitado. Nada baratos, por cierto. Pero a nuestra edad uno no se puede permitir ir desarreglado y hay que colaborar en mover la economía y además teníamos la seguridad de que nos merecíamos un capricho.
Ya en la caja nos hizo un pequeño regalo de la misma marca mientras nos hacíamos un selfie para Instagram .
Arturo se despidió de nosotras con un beso y siendo tan gentil como cuando nos recibió.
Este chico es una joya que se rifarían las marcas si supieran de su valía . Su modo elegante de tratar a los clientes, su sonrisa cautivadora, su educación y su trato exquisito es lo que quiero dejar constancia con este pequeño relato.
Gracias, Arturo por tu simpatía y por ponernos tan guapas que casi no nos reconocen al volver a casa...jejeje.

9 de junio de 2018

HISTORIAS EN EL SUPERMERCADO.


Era una mañana huérfana de sol y flotaba bochorno en el ambiente. Unos niños jugaban en la plaza poniendo una nota de color con sus variadas vestimentas. Sus voces llenaban de vida la calle. Los últimos acontecimientos la habían llevado al enfado y la crispación más de una vez aquella semana.
Por eso necesitaba tomar el aire, salir de la prisión en la que había estado oculta.
Entró en un supermercado cercano y se dirigió a la sección de frutas y verduras. .Desde hacía tiempo había tomado la sana decisión de cuidarse y para ello se afanaba en conseguir los alimentos relacionados con la famosa dieta mediterránea. Tenía ya una edad que no podía descuidarse...
Mientras escogía uno a uno los tomates que parecían los mejores, descubrió a una niña de piel morena de un país lejano con dos moños apretados en su pelo que le tenían casi que hacer daño. Miraba atentamente un pastel de chocolate enrollado de nombre "Tigretón" y varios más que se exponían en la pequeña estantería. Sus profundos ojos negros estaban fijos en el objeto de deseo y apenas escuchaba la voz de su madre que le llamaba muy cerca. En su pequeño mundo se podía observar casi un diálogo entre ella y el pastel. Es más, casi se percibían sus palabras al observar sus ademanes. Su madre no estaba por la labor de hacer realidad su ilusión y la instaba una vez más a reunirse con ella. Muy de mala gana se alejó por fin apretando la mano de su madre y dejando atrás su sueño. Quizá fuera una lección en el aprendizaje para la vida y los pequeños desencantos y era mejor  agarrarse a lo seguro. La mano de su madre de momento...
Por la puerta apareció un muchacho dando grandes pasos. Tenía una larga melena con rizos que descansaban en sus hombros sin demasiado atractivo. Vestía ropa deportiva de marca y su higiene no era la más acertada. Quizá había puesto interés en ello, influenciado por la  modas. Iba como desafiando al mundo y a la sociedad queriendo singularizarse. Andar decidido, mirando al frente con ademanes de superioridad. Con esa actitud imposible ver que una mujer de edad y pequeña estatura no alcanzaba un bote de tomate, o un hombre mayor apenas podía levantar el carro de la compra a la hora de pasar por caja. Parecía no darse cuenta de que para cambiar el mundo hay que cambiar de actitud personalmente. Y es que, él vive en su propio mundo y no percibe nada más.
En la puerta de entrada, una madre joven charlaba con una amiga acompañada de sus dos hijas. La más pequeña, aburrida de esperar comenzó a pasar una y otra vez a través de la puerta que se habría nada más notaba su presencia. Era algo mágico que estaba dispuesta a explorar las veces que hiciera falta. Tenía una simpática cara y unos ojillos traviesos. Sonreía sin parar buscando la complicidad de los que la observaban.  Sus dientes perfectos mostraban la más bella de las sonrisas como queriendo iluminar el mundo en su ingenuidad infantil. Ya tendría tiempo de cambiar el rictus de su cara más adelante. Su risa fresca y desenfadada se abría paso ante la vida que tenía por delante.
Por último su mirada se fijó en un niño muy alto- demasiado- que estaba delante de ella en la caja. Una mujer que por lo visto le conocía le gritó: "¡Vas a llegar a lo alto"!
Él, ruborizado no sabía donde meterse....
Con una tímida sonrisa intentaba contarle lo que había hecho el fin de semana. Al mismo tiempo parecía querer encogerse un poco disimulando se aspecto y su tamaño. Se le veía inseguro. Quizá su altura había sido mofa por aquello de salirse de los cánones establecidos y deseaba no singularizarse de esa manera.
Pagó con tarjeta y se alejó sonriendo. Había conseguido relajarse y sonreír.

30 de mayo de 2018

CORAZÓN ROTO


Una mañana sin previo aviso le rompieron el corazón. Como buenamente pudo, fue recogiendo uno a uno sus pedazos doloridos y los guardó en su bolsillo.
Nunca pensó que le podría ocurrir a él. Estaba seguro de que le había jurado amor para siempre...
Fueron semanas dolorosas donde se sintió morir. Ya nada tenía sentido en la vida.
Ni comía, ni dormía, ni vivía...
Por una temporada se ausentó de la vida y era como un espectro que arrastraba su dolor por las calles.
Las gentes le miraban con piedad, unos,  y con la maldad a flor de piel en sus rostros , otros...
Algunas mañanas hasta le costaba respirar. Era como si le faltara el aire de la vida.
Demacrado, somnoliento, ojeroso y triste se negaba a caminar de nuevo.
Solo, con su dolor, se fustigaba a si mismo preguntándose que había hecho mal.
Muchos días recorrió lentamente pasajes de su vida intentado descubrir su fallo mientras se negaba a olvidar lo vivido de su historia de amor.
Los que le querían bien, le brindaron su amistad desinteresada, pero la mayoría de las veces prefería estar solo.
Necesitaba reencontrase consigo mismo.
Con el paso de los días, su herida fue cicatrizando poco a poco hasta que se hizo la luz.
Hoy, la sonrisa ha vuelto a su corazón esperanzado. Ha sacado los trozos rotos de su corazón del bolsillo y los ha pegado acariciándoles lentamente. Luego, con un leve soplo le ha echado a volar de nuevo.

P.D. Dedicado a a todos aquellos que alguna vez les han roto el corazón.