25 de agosto de 2014

ENRAMADA DE CRISTIAN Y FLOREAL


Conocí a Floreal porque alguna vez acudí a su peluquería a cortarme el pelo y de vernos por el pueblo. A Cristian, le conocí porque un año para las fiestas patronales del pueblo resultó ser el ganador del Cartel de las Fiestas y me encantó su creatividad en el diseño.
Después, con mi curiosidad innata para con el mundo de los jóvenes, poco a poco me hice amiga de ellos incluso me atreví a robarles una instantánea para mi álbum de "Pillados" en Facebook, cuando me los encontraba en mis paseos con mi cámara.


Más tarde descubrí el blog de Cristian y me encantó su mundo. Por eso le comento sus entradas y él me comenta las mías que es así como nos comunicamos los blogueros.
Mi alegría me llegó cuando hace un mes Crístian me comento que Floreal y él se casaban y habían pensado en invitarme a la "Enramada" . Como he estado un mes fuera, pensaba que quizá no llegaría para ese día, pero llegué y pude acompañarles en esa noche mágica donde se revive una vieja tradición de estas tierras.


La tradición consiste en que la noche de la víspera de la boda, se engalanaba la puerta de la casa de la novia con un ramo, y los mozos venían a cantar coplas celebrando una fiesta con familiares y amigos de los novios hasta altas horas de la madrugada.
Alguna coplas decían así:

La Enramada te ponemos
picadita en la pared
este es el último ramo
que te vamos a poner.

La enramada te ponemos
la de la flor de  la rosa
este es el último ramo
que te ponemos de moza.

La enramada te ponemos
cortadita en la calzada
la última vez de soltera
la primera de casada.

Hoy los padres de los novios
que alegría pueden tener
al ver casar a sus hijos
con todo su parecer.

La enramada te ponemos
te la ponemos los mozos
de mañana en adelante
que te la ponga tu esposo.

La enramada te ponemos
todos juntos en unión
quédense con Dios los novios
quédense con Dios, adiós.






Esta vieja tradición se estaba perdiendo por la falta de gente joven en las zonas rurales y la falta de casamientos, pero desde hace unos años ha vuelto a resurgir y no hay boda que no celebre la enramada. Por eso Cristian y Floreal quisieron sumarse a esta fiesta y estuvieron acompañados esa noche de familiares y amigos.


En esta fotografía se puede ver a los padres de Cristian y a su hermano.


Y en esta otra a Floreal y su hermana Pilar que fue su madrina.


Aquí se puede ver a Floreal con Pilar de nuevo y un sobrino.




Cristian quiso posar así de orgulloso con sus dos abuelas.





















Los amigos tampoco quisieron faltar a la cita...


También yo quise hacerme con ellos una foto para el recuerdo.



Silvia y Alberto acudieron con un regalo muy original y práctico. Un ramo de flores hecho con billetes de euros de verdad.


Había apetitosas viandas y bebida en abundancia.



Fueron llegando los invitados cuando anochecía y en un ambiente festivo y rodeados de familiares y amigos Cristian y Floreal eran muy felices.






Cuando la fiesta estaba más animada, tuvimos una agradable sorpresa. Los Marceros de Cervera venían a cantar y a felicitar a los novios.
Los Marceros son un grupo de habitantes de Cervera u oriundos y nacidos en la villa que reviven una vieja tradición. "Las Marzas" canciones de antaño que tenían lugar en Marzo, cuando se dejaba atrás el invierno y comenzaba la primavera, hora de sacar los animales al campo y revivir con el buen tiempo...








Muy emocionados Floreal y Cristian escuchaban rodeados de familiares y amigos las canciones que los Marceros cantaban en su honor.
Tengo que pedirles disculpas, porque no grabé por un descuido la primera parte que fue muy emotiva. Quiero grabar y hacer fotos a la vez, y pongo tanta pasión que me olvido de darle al play...




Los marceros nos alegraron la velada y hasta Floreal se arrancó a bailar una jota con ellos.




Después que se fueron los Marceros, los más jóvenes, bailaban mientras yo les grababa sibilinamente hasta que fui descubierta y me pidieron hacerme una foto con ellos.



A pesar de que tenía la farola detrás y apenas podía grabar por su luz cegadora, no me pude resistir a grabar a los Marceros en su actuación unas cuantas veces.








También les hice alguna fotografía y al final querían hacerse una con los novios y me tuve que subir a una banqueta para poder desde arriba cogerles a todos. ¡Bajita que es una!


Al día siguiente fue la boda, pero tenía familia en casa y quería acompañarles por eso no pude ir a hacerles alguna foto vestidos de novio. Os dejo esta en compañía de  Las Fellini y Lady Veneno que actuaron en la boda.
Con esta sencilla crónica pero echa desde el corazón, quiero enviarles mi felicitación a mis amigos, Cristian y Floreal y desearles toda la felicidad que sin duda se merecen. Al mismo tiempo reivindicar el derecho que todos tenemos a amar y a ser amados dejando a un lado los prejuicios obsoletos de espíritus represores que bajo una falsa moral, se atreven a juzgar a los que aman y al amor mismo.

¡ENHORABUENA!

21 de agosto de 2014

VIAJAR


Recién llegada de mis vacaciones veraniegas acompañada de mi gata y de mi cámara, he vuelto después de un mes, a mi pequeño rincón y a mis rutinas de siempre.
Para viajar es necesario el dinero, pero la mayoría de las veces la belleza está a nuestro alcance muy cerca sin que tengamos que desembolsar enormes cantidades.
Viajar es una manera de enriquecerse explorando nuevos horizontes, y para ello hay que saber adentrarse en esa aventura por vivir dejando de lado prejuicios que cortan nuestras alas.
Vivimos a veces en nuestra parcela con nuestros propios intereses en el mundo que cada uno hemos ido forjando y no percibimos la riqueza que se esconde en otros lugares que se nos antojan lejanos. Muchas veces por falta de curiosidad, por la inercia de la rutina, por la comodidad de lo cercano y conocido, nos cerramos en un conformismo que es la antesala de la muerte de los sueños e ideales.
Generalmente, hace falta que alguien nos despierte con un, por favor, para que nos animemos a salir de nuestro reducido mundo. Un amigo, un familiar que nos quiere bien y que se interesa por nosotros, es el enlace para dar el salto definitivo.
Cada rincón, cada lugar y sus gentes poseen una riqueza muy particular . Cada pueblo con sus tradiciones, sus costumbres, su folklore, su cultura, posee algo único que le hace diferente y al mismo tiempo le hermana con el resto complementándose.
Me gusta abrir bien los ojos y empaparme de todo y de todos, mientras procuro captar su esencia a través de mis imágenes con mi cámara, compañera de secretos y aventuras.
Quiero mostrar la belleza que veo y compartirla, quiero abrazar los lugares que visito y retenerlos para siempre en mi retina, saborear la amistad y el amor que me brindan las gentes que amo y me aman como eje principal en mi vida.
Cada encuentro que se abre ante mi, es un cúmulo de sabiduría donde cobijarme en tiempos de tormenta.
A pesar de las particularidades de cada uno, de cada raza y nación, el ser humano posee un fondo común igual para todos. Es precisamente ahí donde nos reencontramos con el otro, donde nos hacemos uno, donde nos hermanamos.
¡Como entender el absurdo de la guerra y el enfrentamiento!
Es más lo que nos une que lo que nos separa y no hay riqueza más grande que el vivir en paz.
De vuelta a casa con la mochila repleta de vivencias y paisajes, de miradas y horizontes, de besos y ternuras, de secretos compartidos, de días de sol luna y estrellas, a empezar de nuevo la aventura del vivir diario.
En el fondo del alma quedan grabados los recuerdos, los paseos por la playa, las confidencias a media voz, las sobremesas largas en familia, la lectura en el jardín debajo del viejo y amado árbol, las risas y los juegos de los niños, la familia, los amigos...
Y siempre con la esperanza de seguir viajando...

M.Paz.

14 de julio de 2014

INMEMORIAM


Querido Raúl: se cumple el segundo aniversario de tu marcha y no he querido faltar a nuestra cita.
Esta mañana te compré una rosa para llevártela a tu tumba. Es como un ritual que emprendo cada aniversario para de alguna manera en este día tenerte más presente.
Las montañas serenas y majestuosas te acompañan en tu sueño eterno. Los campos llenos de vida te susurran al caer la tarde un canto de eternidad. Yo, voy despacio, en soledad a nuestro encuentro, mientras mi corazón late con fuerza.
Es como si hubiera hecho un pacto contigo y necesito acudir sola para vivirlo en la intimidad.


Vuelvo a recordar aquella triste tarde en tu funeral, en la Iglesia de Santa Bárbara. Estaba abarrotada de gente. Familiares, amigos, vecinos...nos habíamos congregado allí para darte el último adiós. La tristeza nos embargaba  a todos y los cánticos de despedida hacían mas emotivo el encuentro.
Yo, me encontraba en un lateral muy cercano al altar y a tu ataúd, cuando de repente, vi desprenderse una rosa de una de las coronas que allí habían depositado manos amadas. Y rota por el dolor quise pensar que me la enviabas tu para consolarme. Una vez terminada la misa del funeral, me acerque y la recogí. Quise llevármela de recuerdo, y aún la conservo. De tal manera que se ha convertido en una costumbre acudir  a tu tumba y llevarte una rosa cada aniversario intentando devolverte la que tu me enviaste.


Brillaba hoy el sol con intensidad después de un verano más bien frío. Caía la tarde y un silencio lo invadía todo. Allí, en el camposanto, se experimenta una misteriosa paz, y uno se da cuenta como nunca, de su propia indigencia.
Vivimos demasiado atareados con nuestras cosas sin apenas detenernos a pensar en cosas trascendentales. Es una manera de refugiarnos y evadirnos de los misterios que se escapan a nuestra razón, como es la muerte. Nos asusta aquello que no podemos controlar.
Quise repasar tu vida, lo poco que yo conocía de ti, y me emocioné .  En confidencia te conté mis secretos  como siempre. Ya sabes que mi alma conectó con tu alma joven y de alguna manera me trasmitiste tu riqueza interior.
 Tu recuerdo sigue muy vivo en aquellos que te amaron.
Tus padres aún tienen su herida muy abierta, pero son muchos los amigos que les arropan haciéndoselo más llevadero.
Tu pequeña sobrina está preciosa. Es toda una señorita ya...
Tus amigos, por ahí les veo llenos de alegría intentando vivir su vida no exenta de problemas y dificultades.
Son "mis niños" como me gusta llamarles.
De alguna manera siempre estás tu ahí presente en cada uno y me gusta cuando les veo sonreirles por que es como  si te sonriera  a ti.


Te extrañamos mucho. Yo, personalmente te recuerdo en lugares concretos, en rincones particulares que están impregnados de tu presencia.
Estás en el corazón de los que te aman, en la naturaleza, en las calles, en los amigos, en el paisaje...
¡Te queremos! 

11 de julio de 2014

TOUR DE ESTRELLAS


En esta época de veraneo me he embarcado en un viaje a las estrellas. Así como suena.
Y es que me gusta dejarme llevar por mi curiosidad y descubrir nuevas galaxias, atrapar mundos nuevos, y saborear nuevas sensaciones mientras tengo el tiempo a mi favor.
Hace unos años que un amigo me venia hablando de algo que le apasiona, la astronomia. Además me hablaba con enorme entusiasmo de su magnífico telescopio y las noches en que le gusta perderse con él y atrapar la magia del universo. Por eso, cuando he tenido la oportunidad de acompañarle, no lo he dudado ni un instante.




Hay como un ritual a la hora de escoger el lugar y preparar el telescopio. Lentamente, mientras anochece, se van uniendo con precisión una  a una sus piezas. Cuando se observa por vez primera, la curiosidad forma parte de esos instantes en que uno está a punto de vivir algo extraordinario.





Después, la noche acude presurosa  a la cita, y la magia lo inunda todo.
Tímidamente, al principio, el ojo trata de captar a través del objetivo unos puntitos incipientes mientras apenas se atreve a comentar nada. Después, la expectación se va haciendo mayor mientras los ojos anonadados intentan captar la belleza y el misterio que esconde la noche.



Aparecen la Estrella Polar, Júpiter, Saturno, Casiopea, Aljieba, la Luna...y es entonces cuando el entusiasmo se hace más patente.
Una vez que uno se ha atrevido a robarles su intimidad, se establece un  diálogo hecho de guiños y complicidades al unísono. Mensajes jubilosos de allá para acá...
Quisiera uno quedarse allí para siempre escudriñando y arrebatando los secretos que allí se encierran.
Y es en ese preciso instante, en ese viaje por las estrellas, en ese mirar y mirar...cuando soy capaz de entender a mi amigo y quedarme cautivada para siempre.

P.D. Magnífica noche rodeada de amigos al lado de la ermita del Cristo del Amparo, intentando atrapar estrellas con traductor y todo... ¡Gracias!