26 de abril de 2016

PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE LOS QUINTOS


Os traigo hoy la presentación del libro de los Quintos del 68. Esta entrada la publique en su día, pero entonces apenas sabía moverme por este  mundo virtual. Soy autodidacta. Tan solo una sobrina me dio las primeras clases elementales, y yo sola con mi curiosidad innata fui descubriendo lo demás. Recuerdo que para hacer una entrada en el blog, cada vez que quería compartir una foto o un vídeo, hacia una entrada (no sabía meterlo todo en una) con lo cual se quedaba desperdigado y volvía locos a mis amigos virtuales a la hora de comentar. Gracias a ellos que me fueron enseñando y a mi constancia aprendí.
Esta entrada esta así, desperdigada...
Como no hace mucho se han ido sumando lectores de aquella época, la he querido rehacer y volverla a publicar para ellos.



La idea partió de Carlos junto con aquellos quintos que se reunieron a celebrar el cuarenta aniversario de su tallaje como quintos y organizaron una exposición de fotografías de la época. Decidieron hacer un libro con ellas. Se puede ver a Carlos en primer plano firmando mi libro.
Quisieron  dar vida a un trozo de historia y una época de nuestro pueblo a través de los "quintos" del año 68. Para ello recopilaron fotografías, vivencias, anécdotas de entonces.
Esto les supuso un enorme trabajo, pues se entrevistaron con familiares y amigos tratando de reconstruir retazos de historias personales. Muchas habían fallecido ya y de alguna manera les pudimos rendir un homenaje los allí presentes. Acudieron sus familiares cercanos muy emocionados.





La sala estaba a rebosar y había una enorme expectación. Cada uno quiso conservar como un tesoro un ejemplar del libro.


Entre los asistentes descubrí a Angel y su mujer. Ellos no me reconocieron entonces. Habían pasado muchos años y yo había vivido mucho tiempo fuera. Yo si les reconocí al instante, sobre todo a Angel, pues era muy amigo de mi hermano y venía a casa cuando yo era adolescente. Cuando hubo terminado el acto me acerque a saludarles y ahora cada vez que vienen al pueblo y les veo por ahí, nos saludamos con enorme afecto y compartimos amistad.

Eran muchos los que habían venido de fuera para la ocasión y escuchaban divertidos a Carlos rememorar los paseos por la calle Mayor y las miradas cómplices de amores adolescentes, las tardes de cine en el Valdehaya, los bailes y verbenas...
Entre los asistentes se encontraban esposas de maestros, médicos, dentistas, D. Mauel, D. Celso, D. Emilio, Doña María...deportistas como Chús Landáburu, los hijos de Jose el "Chochillo, la nieta y biznieta de "Maria, la Barquillera" la hija del "Capi" personajes muy queridos para todos.
El acto terminó con un recuerdo por parte de Carlos a su padre recientemente fallecido y a todos los mineros de la zona.
Los vídeos que os muestro no son de buena calidad. Comenzaba por entonces a grabar y no tenía experiencia, muevo mucho la cámara y casi se marea uno viéndolos, pero siempre digo que no me gustan los vídeos estáticos y sin vida. Mas adelante aprendí a conjugar mejor el movimiento y fijar los primeros planos con precisión. Cuando pienso ahora todo lo que me moví por la sala molestando, siento verguenza ajena...
Entonces no la sentía, y gracias a ello podemos tener ahora toda esta filmoteca  de aquel día, aunque no esta todo lo que se habló.



También pude saludar a Mamerto que estaba con su sobrina Meri y su marido.


Y Carmina y Carmen, las esposas de D. Manuel y D. Emilio.




Carlos,  con la nieta y biznieta de Maria la barquillera.

















17 de abril de 2016

PRESO


Marcos, se había quedado preso de su sectarismo. Siempre había tenido una actitud fanática defendiendo sus ideas  sin admitir ninguna crítica sobre ellas
 Como todos los sectarios, era incapaz de reconocerlo porque se sabía poseedor de la verdad absoluta.
Incluso presumía de ser un hombre tolerante y comprensivo cuando se definía a  si mismo.
Pero que nadie se atreviera a llevarle la contraría sobre algún aspecto de aquello que defendía a capa y espada...
Entonces, era capaz de insultar, ridiculizar y hasta llegar a la violencia verbal con la pasión de aquel que le va la vida en ello.
Hasta tal punto estaba seguro de "su verdad" que no dudaba en utilizar la violencia explicita con tal de defenderla.
No era capaz de escuchar, porque ya había juzgado antes de hacerlo.
Su boca gritaba y gritaba hasta hacerse oír, proponiendo una y mil veces que solo él tenía la verdad.
Alguna veces hasta llegaba a contradecirse y en su soberbia buscaba culpables de su situación.
Él mismo establecía los limites del bien y del mal.
Era Dios, Juez, Dueño y Señor de la Vida y la Muerte.
Desde su más tierna infancia se fraguo su carácter esculpido a fuego con los odios de sus ancestros.
Fue poseedor de una herencia que le fue dada por el simple hecho de nacer en aquel entorno familiar.
Creció con una semilla contaminada que le impidió volar libre.
 Y tomando el testigo, juro defender la misma doctrina que le había sido encomendada a las futuras generaciones que dependían de él.
En esa espiral vertiginosa, se perdió la belleza intrínseca de la vida misma, porque cerro sus puertas a lo diferente.
Y ahí sigue...cautivo y sin poder huir.

9 de abril de 2016

LA TARDE


Caminaba descalza sobre la hierba teniendo cuidado de no pisar los sueños recién estrenados de unas sencillas margaritas que acaban de nacer.
El prado rezumaba vida y sentía latir las entrañas de la tierra en sus pies.
Era una sensación muy peculiar aquella, que no dejaba de practicar siempre que podía.
Una ráfaga de viento paso rozándole la cara sin piedad. Era frío, muy frío...como la ausencia de caricias de los que ya no se aman.
Por el sendero, vio  a lo lejos a un personaje que caminaba lentamente. Apenas le conocía. Tan solo había oído hablar de él  algún comentario malicioso de esos que ensucian la conciencia de quien los hace.
Cuando estuvo a su altura, pudo escuchar que le dedicaba un saludo afectuoso mientras se paraba a su lado.
Tenía la mirada herida y un puntito de esperanza allá en el fondo del alma.
Ella le miro con atención, como queriendo descubrir su historia.
Fue un instante fugaz, donde pudo comprobar en su rostro la desolación que causan los juicios temerarios.
Una leve sonrisa ilumino el lugar.
Se despidió de él mientras pensaba que quizá tenía sueños que cumplir como cualquier mortal,porque estaba lleno de vida.


Un pájaro desde la rama de un árbol les dedico un trino mientras se alejaba.
Tenía la belleza de lo sublime y la ingenuidad de los niños.


Acaricio la tarde como pudo, mientras sus pensamientos se refugiaban en la corriente de río, libres...


31 de marzo de 2016

PASOS


Camino unos pasos más hasta divisar las montañas.
Después lentamente se dejo llevar sin rumbo fijo.
Fue dando un   paso tras otro sin tener prisa por llegar a ningún lugar.  Había recorrido el mundo entero y atrás quedaba la lucha por sobrevivir.
Con la mirada puesta en la tierra parda, temió reencontrarse con sus recuerdos escritos por la esquinas.
Su pasado estaba allí, intacto, tal y como lo dejo antes de irse. Intento zafarse de él haciendo ademan de huir a la velocidad que le permitían sus piernas, pero una fuerza misteriosa se adueño de su voluntad y se adentró por una calleja que solía recorrer de niño.


Y es que se decía para sus adentros:  "El pasado esta lleno de buenos y malos recuerdos y asusta un poco"
De repente se dio de bruces con la ventana de la cocina de su abuela y todo un cúmulo de sensaciones  se le vinieron encima.
Desde los olores con su particular peculiaridad, a los sabores, las texturas...
Hasta pudo sentir dos sonoros besos en las mejillas.
Intento subirse al banco de piedra que había a la puerta para husmear dentro, pero la persiana estaba bajada y no le fue posible.
Miro al horizonte y descubrió la hierba llena de flores. Sus pasos se adentraron por la pradera y le pareció escuchar a lo lejos la música de baile de una orquesta.
Regresó a sus quince años y recordó a esa niña de piel morena de la que estaba locamente enamorado en la fiesta del pueblo.
Revivió por unos instantes el roce de su piel en la suya rebosando deseo.
Una lagrima furtiva se deslizó por su rostro lleno de arrugas y añoranza.
Retomo su andadura y recorrió la orilla del río descalzo como cuando tan solo tenía diez años y le encantaba pescar renacuajos.
Sus pasos le llevaron a la puerta de la iglesia, pudiendo escuchar en su interior el voltear de campanas. Vestidos de domingo y lazos de colores, zapatos embetunados y brillantes, trenzas recién hechas, miradas furtivas de enamorados, sermones llenos de severidad...
Ahora sus pies le llevaban a la plaza donde los mayores jugaban a los bolos.
Llegó hasta él, el bullicio de la cantina cercana llena de gente.
Un delicioso olor a pan recién hecho que salía de la hornera, le abrió el apetito.
Un poco más allá estaba la fuente de piedra. La fuente que cubría las necesidades de las gentes del lugar de agua potable. Muchas veces, en su imaginación, pensó que de alguna manera era además la fuente de los deseos, e incluso se animó a lanzar alguna moneda para que se cumplieran los suyos
Le despertó de sus pensamientos una voz femenina que le preguntaba mirándole a los ojos que que hacía él por allí.
De momento no la reconoció. ¡Habían pasado tantos años!
Luego, se fundieron en un abrazo eterno, como el amor que antaño se tuvieron.
El pueblo se había quedado casi vacío. Pero ella había resistido...
Los pasos nos llevan de acá para allá al unísono de nuestras decisiones en el camino de la vida.
Unas veces son firmes, ligeros. con el brío de los sueños por cumplir, y otras son lentos, dolorosos, pacíficos, serenos...



Había llegado en primavera, pero su imaginación le llevaba en aquel instante a aquella fuerte nevada del último invierno de su abuela.
Nevó tanto que casi no la pudieron enterrar después de habérsela llevado muy grave al hospital más cercano.
Aquellos pasos y huellas en la nieve, quedaron marcados para siempre en su alma infantil como algo sagrado y reverencial.
Nunca pudo olvidarse de ella.
Una enorme paz le invadía mientras una vez más sus pasos le llevaban por las veredas de sus raíces que seguían allí perennes.

27 de marzo de 2016

VIERNES SANTO












El Viernes Santo, tuvo lugar la Procesión del Santo Entierro que salio de la Iglesia de San Juan.
La lluvia no hizo aparición a lo largo del recorrido.
Este año el Club de Entibadores portaba el paso del Cristo atado a la Columna luciendo sus lamparas encendidas.




La banda de cornetas y tambores acompañaba a la Piedad. Este año había nuevos componentes muy jóvenes que desfilaban tocando el tambor con enorme ilusión.



La Banda de Música acompañaba con sus marchas el paso de la Virgen Dolorosa.








La procesión estaba presidida por la Corporación Municipal.


También presidia el cortejo,D. Jesús, el párroco de la localidad.




A las doce pudo salir la procesión del Santísimo Cristo de las Cinco Llagas, pero amenazaba agua y al caer las primeras gotas tuvo que retirarse la cofradía. El acto termino rezando una salve antes de retirarse los cofrades.

P.D. Tengo algún vídeo más que iré colgando cuando los suba a Youtube.

24 de marzo de 2016

SEMANA SANTA







Después de un Domingo de Ramos lluvioso en el que no pudo salir la procesión de la Borriquita, el Miércoles Santo, a las 22 horas la Procesión del Prendimiento que partía de la iglesia de San Juan, pudo salir a la calle.
Hacía una noche muy fría, pero los castellanos tenemos fama de ser recios y estamos por esta zona acostumbrados a bajas temperaturas.


Os dejo un vídeo de mala calidad porque lo grabé con el móvil y porque las luces de las farolas impiden que la imagen quede nítida.


La imagen del Cristo va acompañada de los hermanos cofrades y por la guardia romana.


A lo largo del trayecto se reza porque es una estación de penitencia y las marchas procesionales acompañan al cortejo.


A pesar del frío, familias enteras esperaban ver la procesión.




Estos jóvenes tamborileros plantaron cara al frío e hicieron todo el recorrido como unos valientes.


La procesión termino en la entrada de la Iglesia de Santa Bárbara donde la Coral Boardo le canto al Cristo el Miserere compuesto por su director J. Colino.
Pensaba que iba a ser dentro de la iglesia y no me posicione para haberlo grabado. Tan solo hice desde un poco lejos y con el móvil este vídeo de mala calidad y que se escucha mal, después de un rato de haber empezado.


Muy emotivo el momento que muestra esta fotografía que me he permitido robar a ANGu, la Escuela de Música.

22 de marzo de 2016

MARÍA JESÚS.


Se cumple hoy un mes de la marcha de María Jesús, una amiga bloguera que formo parte de un grupo de amigos internautas muy queridos, y que aun sin conocerla personalmente, dejo una huella perenne en mi y en todos los que tuvimos la dicha de tratarla.
En su memoria, hoy, nos hemos dado cita en la red para rendirle nuestro particular homenaje.
Con esa foto, de ella, niña que tenía en su perfil quiero contaros como la conocí.
Acababa de emprender la aventura de escribir mis vivencias en un blog y apenas sabía muy bien como hacerlo. Tenía unos conocimientos muy rudimentarios de informática, que con el paso del tiempo logre subsanar.


Y un buen día me encontré con el blog titulado: "Paradela de Coles". Y allí estaba ella.
Era una gallega que vivía en un lugar paradisiaco rodeada de animales y con una hermosa huerta.
No dude ni un instante, de que en aquel lugar encontraría una buena amiga que me aportaría muchas cosas y le hice mi primer comentario en su blog.
A los pocos días recibí su visita en el mio, y así comenzó nuestra amistad.


María Jesús, era un espíritu libre. Mujer de carácter, segura de si misma, curiosa, apasionada lectora, maestra de profesión, con ese punto vocacional que le hacía poner alma corazón y vida en la enseñanza. Amante de su familia, de la que le gustaba rodearse y compartir exquisitas viandas y buenos vinos alrededor de una mesa.
 Tenía una manera de ser y una chispa muy particular.Siempre me hacía reír con sus comentarios irónicos unas veces, mordaces otras, divertidos siempre...
Me he permitido robar esta fotografía de ella, a mi amigo Antonio, que tuvo la suerte de conocerla personalmente. De él partió la idea de rendirle este homenaje.





Con el paso de los días, aquel rincón de Paradela, se convirtió en mi refugio. Podía seguir la vida de mi amiga a través de sus fotografías donde nos mostraba su buen hacer con la agricultura y los frutos de la huerta trasmitiendonos su sabiduría.




Era vital, amaba la tierra y sabía sacar de ella lo mejor. Trabajadora como una hormiguita, luego nos mostraba el fruto de su esfuerzo y los rincones donde lo almacenaba para el largo invierno.
Una vez nos preguntó a cada uno, el árbol que quisiéramos que plantara en nuestro honor, y lleno su huerta de árboles frutales dedicados a cada uno.




María Jesús, era un alma sensible, amante de la vida, de las gentes, de los animales...
Cuco, la va a extrañar...
En este vídeo se puede escuchar su voz con ese acento gallego tan peculiar, y el afecto que Cuco y ella se profesaban. También tenia a Chispa, hasta que falleció.




Amante de la buena mesa, nos invitó en su canal de YouTube, a descubrir el secreto de unas buenas empanadillas con la receta de su madre.



Tenía dos perros que adopto. Coro y Perdi, creo se llamaban. En este vídeo se la puede ver con la desbrozadora.



María Jesús, era polifacética, sabía de todo...
Pero además era una gran comunicadora y tenía un don especial para congregar en torno a si a los demás, organizando concursos literarios, fotográficos, musicales...
Era como esos viejos maestros que acogen, que arropan, que incentivan, que siempre están ahí.
En Paradela, nos reuníamos todos, aunque fuera virtualmente, cuando ella nos invitaba.
Era una mujer muy generosa.  Después de convocarnos para participar en un concurso de relatos, hizo de mecenas con nosotros regalándonos impresos en un libro el relato personal que cada uno quiso elegir.
Nos envío tantos ejemplares, que pudimos regalar a amigos y conocidos.






En estos vídeos se puede ver un montaje de fotografías con los concursantes que hizo Mariluz.



Encarnita, en secreto, nos hizo llegar la idea de regalarle un libro viajero en el que pudiéramos mostrarle nuestro agradecimiento.
Por toda la geografía española, de norte a sur, fue llegando a nuestras manos y pudimos mostrarle nuestros sentimientos .


Ella agradeció enormemente el detalle y nos dedico una entrada  mostrando las hojas del libro donde habíamos escrito.
Yo, le comentaba que siempre he valorado mucho la labor del maestro, y que al conocerla a ella se había acentuado mi amor y mi agradecimiento por ellos.
Me despedía con una foto mía junto con mi perra, Laika.



Esta es una de sus fotos en su última primavera.
Un día, dejó caer que tenía problemas de salud y que había pasado por el quirófano.
Con la mayor naturalidad nos contaba sin apenas darle importancia, que sufría una enfermedad.
Pero ella siguió mostrándonos la belleza de su día a día, aunque ya no visitaba con tanta frecuencia nuestros blogs ni publicaba en el suyo apenas.
Me solía comunicar con ella por email. Siempre contestaba muy cariñosa a los que la enviaba.
Estas últimas Navidades, no lo hizo, por lo que intuí que algo grave le ocurría.
Una noche presintiendo que se estaba despidiendo de la vida, necesité escribirle para despedirme de ella. Era una intuición muy particular, pues al día siguiente me enteré de su muerte.
Esperaba yo a unos amigos debajo de su casa y me dio por mirar el Facebook. De repente, Mariluz me daba la fatal noticia.
Me quede con el corazón encogido. Cuando llegaron mis amigos, me encontraron desolada.
Como estábamos en la calle dando un paseo, no pude vivir mi propio dolor. Pero cuando regrese a casa, rompí a llorar.
Llore con enorme congoja, como se llora y se extraña a alguien muy querido.
Cuando me hube serenado, tuve la necesidad imperiosa de irme a visitar su querido blog. Allí pase largas horas recordando viejos tiempos.
Es impresionante la cantidad de emociones y vivencias que puedes compartir con los amigos virtuales en la red.
Acaba de comenzar una nueva primavera pletórica de vida y me gusta pensar que la tengo a mi lado cuando contemplo tanta belleza recién estrenada.
 Ella, amaba la belleza y la vida misma.

¡Hasta siempre, querida amiga!