21 de junio de 2016

VERANO


Y llegó el verano.
Y con él, la luz y el sol por las esquinas.
Hay un susurro alegre de cielo azul que se mece al compás de mis pasos. Saboreo lentamente los momentos, porque amo la vida con pasión y se me escapa como el agua entre los dedos.
Me gusta perderme por los barrios buscando rincones nuevos donde poner mi mirada inquieta. En ellos se esconde la sabiduría popular al hablar con sus gentes.
Me pierdo en ellos, intentando rescatar la belleza de un instante, el amor de una mirada, la sinfonía de unas pisadas a lo lejos.



Me dejo llevar sin rumbo fijo, porque de vez en cuando es preciso deambular sin prisa alguna tratando de encontrarnos a nosotros mismos.
Llega un momento, donde la paz inunda el alma y una luz desconocida anida en el horizonte.
Es como si solo nos quedase el momento presente.
Como si estuviéramos desnudos ante el mundo tal y como somos.
Sin tener que demostrar nada a nadie...
Sin el incordio de los juicios temerarios.
Aceptándonos.


Atrás quedaron los pasos perdidos, los sueños rotos, las heridas infectadas, los besos malditos, los engaños, los olvidos, el tiempo de ser y no ser...
Libres al fin de ataduras que nos impedían volar, surcamos nuestro propio cielo hasta el infinito.


Y me subo a los tacones y me pongo el mundo por montera, porque ha llegado la luz y el sol que cauteriza y sana.

¡Feliz verano, queridos amigos!

13 de junio de 2016

TAUROMAQUIA



Esta familia estaba casi al completo.









Este precioso dálmata, a lo largo del manifiesto ladraba como asintiendo de lo que allí se decía.
Estaba acompañado de su dueño e hizo el recorrido entero.


Con motivo de las fiestas patronales de Guardo, ha tenido lugar una corrida de toros. Los antitaurinos y defensores de los derechos de los animales, organizaron una manifestación en contra de esta tradición obsoleta y cruel

Como me considero amante de los animales y antitaurina, allí estuve para colaborar con mis fotografías, mis vídeos, y mi testimonio en la red.

Esta mal llamada fiesta (no puede haber fiesta en el maltrato gratuito a un ser vivo) tiene muchos detractores que poco a poco van consiguiendo pequeñas victorias.
Pero es un tema muy controvertido.  Detractores y amantes del toreo, se enzarzan en peleas e insultos que no llevan a nada.
Las ideas hay que defenderlas con argumentos y con respeto. En el momento que llegamos al insulto, perdemos la razón.

Son muchas las voces que se alzan, defendiendo que las corridas son arte y tradición. Que hay belleza en el envite de la bestia con el hombre cuerpo a cuerpo...
Opino que no están en igualdad de condiciones, puesto que al animal se le clava un rejón y banderillas que le producen un inmenso dolor en las terminaciones nerviosas y le van torturando en lenta agonía.
Que le pregunten al toro a ver si está cómodo y feliz con su cuerpo dolorido y ensangrentado sin entender el porqué de semejante salvajada.
Un animal que vive a cuerpo de rey, y de repente lo meten en un camión y lo llevan a miles de kilómetros para soltarlo en la arena de un redondel, donde comienza una tortura cruel y salvaje, hasta que muere ahogado en su propia sangre sin poder escapar de semejante tormento, no creo que disfrute mucho de arte ninguno. Y si es un torneo, ambos tienen que tener las mismas oportunidades.
Incluso acompañamos la barbarie con las alegres notas de un pasodoble para no escuchar los gemidos de muerte de un ser vivo, evitando así lo desagradable de la escena.
Sostienen los afines a estas costumbres, que se perdería la especie si se aboliese la tauromaquia. Que un animal tan bello, no puede dejar de existir...
¿Pero, con nuestro afán depredador, no nos estamos cargando miles de especies, porque nunca nos vemos hartos de nuestra codicia? ¡Como si nos importase mucho la especie animal si no es para nuestro beneficio!

 Hay personas que defienden esta tradición, por el enorme dinero que aportan a las arcas del estado, por los puestos de trabajo... Creo que no todo vale...
Igual si hiciéramos las cuentas de lo que nos cuesta, no nos saldrían y sería deficitario. Pero hay demasiados intereses que no salen a la luz.
Una sociedad que por encima de todo pone el valor del dinero, no cabe duda de que está enferma. Y mira que esta idea, campa por nuestras calles a todos los niveles. Nos hemos cargado la dignidad.
 A nuestros ancianos les escondemos en maravillosas residencias, frías de afectos y oscuras soledades,  mientras se nos llena la boca de que allí están mejor cuidados que en casa.  Muchas veces apenas los visitamos porque estamos muy ocupados,No soy yo quien para juzgar a nadie ni lo pretendo, y hay circunstancias que no me atrevo a valorar.  Quizá estén más arropados que solos en casa.¡Allá cada cual!
Nos asusta el dolor, el esfuerzo, el sacrificio...Huimos de todo aquello que nos produce miedo e inseguridad en vez de afrontarlo con gallardía.
Nos hemos convertido en sociedades cerradas, donde priman los intereses personales, que blindamos de cualquier extraño que pretenda invadir nuestro pequeño y egoísta mundo.
Nuestras conciencias se han adormecido y tienen una costra que le resbalan hasta los derechos humanos más elementales.

Por eso, muchas personas critican la actitud de los que luchan por los derechos de los animales, e increpan incluso con violencia verbal o explícita, a quienes se atreven a defenderlos. Comienza entonces una sarta de ataques como: "Se podían preocupar de los niños de África, de los trabajadores, de los huérfanos, de los refugiados...pero, de los animales?"
La mayoría de las veces, son los mismos que encerrados en su torre de marfil, no se preocupan de nadie. Ni de los niños, ni de los ancianos, ni de los refugiados....
Son esas personas que solo saben protestar por todo, pero que no son capaces de implicarse para que la sociedad cambie aportando su granito de arena.
Se necesita un mínimo de sensibilidad humana para percibir las necesidad de implicarse en todas aquellas causas nobles que requieran nuestra ayuda. Aquel que no tiene esa sensibilidad, le dará lo mismo y vivirá al margen de todo lo que no sea su propio interés.

Otros sostienen, que los que abogamos por los derechos de los animales, bien que comemos carne y que en las granjas avícolas o porcinas o en los mataderos se cometen enormes aberraciones con los animales y que habría que protestar por ello. Muchos de los que defienden a los derechos de los animales, son veganos.
¡Hay tantas cosas injustas en el mundo!
Poco a poco se van consiguiendo pequeños logros, pero es imposible llegar a todo. Poco a poco se ganan pequeñas batallas y salen leyes nuevas para infringir el menor dolor posible en los mataderos a los animales que utilizamos para alimentarnos. Si nuestros gobernantes legislan, pero no controlan que se cumplan las leyes, pues no hay nada que hacer.
Lógicamente no es lo mismo sacrificar un animal para comer, de la manera más digna, que utilizarlos para un espectáculo sangriento lleno de sadismo. Incluso en la naturaleza está implícita la subsistencia y los animales matan para comer. Nunca por diversión como el ser humano.
Hay quien dice que se podría mantener la tradición sin derramamiento de sangre. Sin rejones, ni banderillas, ni estoque...pero yo creo que eso es una utopía.
La fuerza bruta de un toro en estado puro,  frente a un hombre...buff...
Quizá perdería interés para los sedientos de sangre, que de todo hay...

Algunos en plan racional, defienden que el hombre es el rey de la creación y que su deber es someter a las otras especies.
Que, el hombre, es el que domina por encima de todo, al resto de los seres vivos.
¿Pero a costa de qué?
Muchas veces, el hombre es el depredador más irracional de la creación.
Hay en estas personas (muchas veces son hombres los que así lo manifiestan) la opinión de que estas batallas de defender los derechos de los animales, son cosas de mujeres histéricas que tratan a los animales como personas. Y ojo...( también hay gente que los humaniza)  y que ellos, son muy machos como para andarse con bobadas.
Pero en honor a la verdad son quizá los menos y son muchos los hombres que se suman por ganar esta batalla.

Las sociedades evolucionan dejando atrás tradiciones crueles, costumbres ancestrales caducas, y aquellas que no lo hacen, se quedan a la cola del progreso.
Con este panorama, en el que no quiero profundizar más, es lógico que el bienestar animal nos importe una higa, puesto que hasta descuidamos lo más elemental del bienestar humano.
El planeta es de todos los seres vivos y es justo que todos encontremos nuestro lugar de la manera más digna.
Se puede medir el grado de civilización de los pueblos, por el trato que otorgan a sus animales.
Luego esta el tema de las subvenciones del estado con los impuestos de todos. Existe un negocio nada claro alrededor de este mundo que nadie se atreve a destapar. Si se hiciera un referendum quizá nos íbamos a llevar una sorpresa...
Las nuevas generaciones vienen pisando fuerte, y ya son muchos los jóvenes que abogan por el fin de la tauromaquia y los espectáculos con animales.
En ellas quizá este el futuro y espero que en pocos años vaya desapareciendo la tortura animal de nuestras sociedades, porque sera señal de que hemos avanzado.






Os dejo estos vídeos que grabé del evento.
Al grito de: "La tortura, no es cultura" y "Tortura animal, al código penal" recorrimos las calles de la localidad.


El lema de una pancarta, rezaba así: "Herido está de muerte, el pueblo que con sangre se divierte"
Bien es verdad, que tan solo fuimos cien más o menos. Nos cuesta significarnos, que los demás sepan como pensamos realmente teniendo miedo a contristar a aquellos que no piensan como nosotros. La mayoría de la gente es cobarde, y aunque este a favor de la abolición, es más cómodo no complicarse la vida.
También me costó a mi. Primero, porque amanecí cansada y sin ganas, luego tuve que madrugar para estar allí a la hora señalada, después, dejar de lado a mis amigos que estaban en la Feria Ecuestre, y también porque no deseaba molestar a mis seguidores que quizá no estén de acuerdo conmigo.





A lo largo de la mañana se recogieron firmas de la gente que iba llegando.


Estuvimos arropados por el Partido Animalista PACMA, que se presenta a las próximas elecciones.




Algunos acudieron con sus mascotas.


No faltaron a la cita, ni la Asociación Protectora de Guardo, ni el colectivo "Huellas Felinas"encargados de los gatos callejeros. Asistieron militantes de Izquierda Unida.





Javier Castrillo, cantautor y poeta de la localidad, amante de los animales y defensor de sus derechos, también estuvo presente y escribió un manifiesto que se leyó al final de la manifestación.




También yo quise dejar constancia de mi asistencia.



Genoveva, responsable de la Protectora de Guardo y Nuria Alcántara, coordinadora de PACMA para la provincia de León, leyeron el manifiesto.

P.D. Me acabo de enterar del triste espectáculo, después de la corrida, de una mulilla postrada en tierra porque no podía con el toro muerto. Por lo visto se cayo en el arrastre un par de veces porque los organizadores no habían calculado el peso del toro que tendría que cargar el pobre animal.
No había dinero para otras tres que le ayudasen a llevar semejante carga vergonzosa?

3 de junio de 2016

GENIOS


Decía Dali, que los genios no debían morir, pero entonces, el resto de los mortales estaríamos en desigualdad de condiciones.
Bien es verdad que no abundan tanto como para inundar la tierra de genios vivientes...
La mayoría de los habitantes del planeta, nos tenemos que conformar con ser personas corrientes, y nuestra inteligencia no sera capaz de sobresalir por encima de nuestros familiares, amigos y vecinos.
A lo largo de los siglos suelen destacarse personas singulares que marcan la historia. También hay muchas de esas personas que no han llegado a ser reconocidas, aunque hayan aportado sus conocimientos con enorme generosidad y que han sido olvidadas en el anonimato más absoluto.
Aunque bien es verdad, que los genios son necesarios e insustituibles para avanzar y descubrir nuevos conocimientos necesarios para la humanidad.
Ay, que sería de nosotros sin los grandes descubrimientos de los genios...
Solemos tener una idea preconcebida de ellos.
Varios estudios muestran las características de los genios llegando algunas veces a contradecirse. Por un lado hay quien opina que la creatividad se hereda con los genes  y muchas veces viene motivada por el entorno familiar con un nivel cultural alto donde se da mucha importancia a la realidad artística.
Otros, en cambio, aseguran que no son los genes, sino determinadas actitudes lo que hacen al genio. Son muchos los que provienen de un entorno familiar lleno de dificultades y sin embargo, gracias a sus dotes y su esfuerzo, llegan a lo más alto.
En ambos casos hay características comunes y muchos son autodidactas, porque su afán de crear personalmente les lleva a desechar el rigor de unas enseñanzas ya establecidas.
Según estos estudios, son muy dados a padecer enfermedades mentales, tales como la esquizofrenia.
Los artistas sienten una explosión de felicidad, cada vez que les viene una nueva idea estando sometidos a una presión muy grande.
De ahí, que ya desde su infancia y juventud, tiendan a aislarse del grupo, pues su personalidad y sus prioridades chocan con la de sus compañeros.
Suelen ser perfeccionistas,excéntricos,  pasionales, autocríticos, analíticos,impulsivos, solitarios y a veces, neuróticos.
Por supuesto que un genio es talentoso por naturaleza, pero no es esa la característica más importante. Los mejores, son los que más han trabajado en su especialidad entregándose a ella con curiosidad y determinación, llegando a ser necesario un sacrificio rayando en lo patológico.
Pero como a todos los humanos, les acompañan en su caminar los defectos y manías que la historia se encarga de ocultar para no empañar el mito que les acompaña.
Un dato curioso, es que muchos en vida son ignorados, y solo después de su muerte, son valorados como se merecen.
Así somos los humanos...
Me gusta pensar que todos, en mayor o menor grado,  tenemos un poco de genios y un puntito de locura...
Eso si, la muerte nos iguala a todos.
Solo las obras nos hacen diferentes, y el legado de los genios, no cabe duda de que es muy valioso.





24 de mayo de 2016

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS.


Con la llegada de internet muchas cosas cambiaron...
Una nueva manera de comunicarnos se metía en nuestras vidas casi sin darnos cuenta.
Tengo que confesaros que me negaba a explorar este mundo virtual, entre otras cosas, porque no tenía ni idea, e incluso pensaba que no sería capaz de aprender el manejo de un ordenador.

Tuvo que ser mi hermana pequeña la que me incentivase para comenzar a aprender lo más elemental, para luego terminar siendo autodidacta y volar yo sola.
Su hija, me dio las primeras clases que me parecían apasionantes. Claro, que los jóvenes van demasiado deprisa a la hora de enseñarte a manejar estos artilugios modernos, porque ellos están acostumbrados a utilizarlos desde su más tierna infancia.
 En honor a la verdad, mi sobrina tuvo bastante paciencia conmigo. Yo, a mi manera, me apuntaba sus clases en un cuaderno tal y como yo lo entendía, sin nombres técnicos y acompañado de dibujos y flechas que me ayudaban a recordar y me servían para practicar en solitario.

Al poco tiempo, estaba encantada con esta ventana al mundo donde podía descubrir otros mundos y otras gentes de lo más variopintas.
Por mi manera de ser, curiosa y atrevida, veía saciadas mis ganas de aprender al poder comunicarme por este medio, que me permitía desde mi casa tener tantas opciones estupendas y un mundo de posibilidades por descubrir.

Comencé a tener mis primeros amigos virtuales. Al principio con un poco de recelo por mi parte, dado que esta nueva manera de amistad resultaba nueva para mi.
Luego, descubrí que como en la vida misma, hay que saber utilizar la prudencia para saber donde te metes y nada más.

Como desde siempre me ha gustado mucho escribir, decidí hacerme bloguera.
 Como pude, hurgando de acá para allá, logre dar forma al "Baúl de Laika" Le puse ese nombre en honor a mi perra que así se llamaba.
Como apenas sabía utilizar el teclado, cualquier escrito se me hacía interminable. Recuerdo que aprendí a poner los acentos y acentuaba todo lo que se movía...
Luego, no sabía meter todo en una entrada si colgaba fotos, y cada foto que aportaba era una nueva entrada, con lo cual volvía locos a mis amigos blogueros que no sabían donde poner su comentario.
Gracias a ellos aprendí a hacerlo.

Mis escritos de entonces, están hechos de frases hechas tirando a cursis y repelentes...jejeje.
Pero después pude contactar con un grupo variado de blogueros de los que aprendí muchísimo y mis escritos mejoraron bastante.
 De allí nacieron amistades que aun conservo como verdaderos amigos.
A algunos le he podido conocer en persona, y la experiencia ha sido magnífica. Nos unía un mundo de sentimientos que se había ido forjando en la red al compartir algo de nosotros mismos con nuestros escritos.
También he llorado despidiendo a otros que se han ido para siempre.

Más tarde, me compré una cámara fotográfica último modelo y pude aprender y explorar este mundo fascinante.
Como llevo dentro una "reportera"me abrí una cuenta en YouTube y comencé a grabar la vida del pueblo.
Tradiciones, festejos, actos culturales y lúdicos, paisajes... todo lo quería trasmitir para regocijo de los del pueblo que estaban lejos y que podían seguir lo que hacíamos in situ.
Fueron meses apasionantes donde viví la vida de reportera a tope. Al pie del cañón de la noticia.
La Semana Santa, las fiestas de San Antonio, patrono del pueblo, la Romería del Cristo, la lucha minera, los acontecimientos de la vida diaria, y la belleza de nuestros parajes, empezaron a correr por la red tomando nuestro pequeño protagonismo en el mundo.
Para mi ha sido un honor poder contribuir para que el nombre de Guardo se conozca y que se quede para un futuro en la red. Dan fe de ello, esos mil y pico vídeos que he ido grabando con mayor o menor acierto y que se conservan en la hemeroteca.
Son muchos los amigos blogueros que me dicen que Guardo es ya su pueblo, porque a través de mis vídeos y fotografías han podido andar por sus calles y conocer sus gentes.

Tuvo mucho éxito la sección: "Personaje del mes" donde rescato vidas anónimas, valiosas, de gentes sencillas que con su ejemplo levantaron la semilla de una sociedad llena de valores y que quizá nadie le haya reconocido.
Muchos aun viven.  Cuando acudo a sus casas para hacerles una entrevista y que me cuenten su historia, me sumerjo en su apasionante mundo de luchas, alegrías y sinsabores, y me hago una con ellos como única manera de entender sus sentimientos. Sus fotos y objetos que me muestran con emoción, os puedo asegurar que tienen vida propia.
Recuerdo que Antena3, queriendo tomar el pulso a las zonas rurales para saber como la gente de una edad vivía este mundo de las nuevas tecnologias, vino a los pueblos con sus cámaras para el programa "Conectados" haciendo reportajes muy entrañables de personas que se habían sumado a este mundo virtual. Fui una de ellas, y pude tener mi minuto de gloria en el telediario.

Como todo lo vivo con enorme pasión, terminé por quemarme...
La vida de reportera- aunque sea en una zona rural- pero con un mundo muy rico en actividades, es agotadora y no estaba dispuesta a trabajar demasiado después de llegar a la tan ansiada jubilación. Y es que me lo tomaba como una profesional de verdad...
Decidí centrarme en la escritura y dejar los reportajes a un lado.
Si lo siento, es por la gente del pueblo que esta lejos y que se me siguen. Aunque yo no le dejado del todo, y de vez en cuando hago algún reportaje también.

¿Como podía haber realizado mi sueño de ser "reportera de pacotilla" sin la ayuda de internet?
¿Como hubiese podido jugar a ser "escritora" y "poeta" sin la ayuda de internet?
Ahora me centro mucho en la redes sociales siendo muy activa y disfruto de nuevos amigos blogueros que hace poco he conocido.
Y no le puedo dar la razón a un buen amigo, que me dice cuando hablamos de este mundo virtual, que los de nuestra edad, hemos llegado tarde...
Siempre se puede uno unir a lo nuevo que comienza. Todo es cuestión de interés.
No todo en internet es magnífico...
Pero esto queda pendiente para otro día.

14 de mayo de 2016

ENCUENTROS AL ATARDECER


Caminaba en soledad por la orilla del río, cuando de repente, allí estaba él.
Un precioso petirrojo que se mecía en una rama.


Me acerqué lentamente para no romper el encanto de ese instante, y aunque se percató de mi presencia no hizo ademan de huir.


Estábamos los dos solos. Era media tarde y la belleza había salido a mi encuentro.
Fueron unos instantes sublimes mientras una y otra vez disparaba el objetivo.


Luego, cambió de postura mientras una luz mágica iluminaba aquel rincón. Era como si estuviera posando para mi.


Me atreví a robar su intimidad para mostrársela al mundo entero. Nadie de los que me conocen bien me hubiera perdonado que no lo hiciera.


De repente, me obsequio con una reverencia como dándome a entender que se rendía a mis encantos.
Yo, le correspondí con una sonrisa.


De un saltito se poso en una rama cercana para que le pudiera fotografiar de su otro perfil dando muestras de ser muy presumido...


Sin palabras, a nuestra manera nos entendíamos...
Y es que la mayoría de las veces no hacen falta.


Después, ambos levantamos el vuelo.
Yo, al ras del suelo, y él hasta las nubes, testigos mudos de nuestro encuentro.

7 de mayo de 2016

PREJUICIOS


Existen prejuicios arcaicos en nuestra sociedad donde impera la idea de que una mujer sola no puede vivir su propia vida.
Hay miradas por las esquinas que juzgan a las mujeres que se atreven a ser ellas  mismas, incluso de otras mujeres.
Miradas ancestrales de unos y otros que es difícil erradicar, porque son comportamientos culturales y sociales que van pasando de una generación a otra.
Situaciones en las que una mujer se siente observaba con reproche por el género masculino, porque no cumplen el prototipo de amante esposa y madre.
Conversaciones banales donde impera la idea de que el estado ideal de una mujer es el de casada.
Miradas piadosas de ambos géneros hacia la mujer soltera como si la desgracia se hubiera cernido sobre ella para siempre.
Existen yugos impuestos en pro del amor, que no conciben que se pueda ser libre y feliz en soledad.
Y también actitudes paternalistas que asfixian la propia creatividad.
Existen mujeres a las que le gustan más los libros que ir de compras, o las dos cosas igualmente.
Algunas hacen de la independencia su bandera. Van y vienen sin tener que dar cuenta a nadie, hacen y deshacen a su antojo...
Existen mujeres que su prioridad más inmediata no es ser madre, e incluso que no lo desean ser nunca.
Muchas veces los juicios temerarios acechan a la mujer por su manera de vestir o comportarse por parte de una sociedad que la juzga duramente.
Voces críticas de ambos bandos ( mujeres y hombres) se aferran a lo que es virtud- dicen- intentado sofocar todo resto de lo que llaman libertinaje.
Parece que hemos avanzado, pero en el fondo subyacen los viejos prejuicios que luchan por salir a flote al menor descuido.
Prejuicios a todos los niveles: sobre la mujer o el hombre, raciales, sexistas, étnicos...
Prejuicios que no acabamos de soltar y volar libres.



26 de abril de 2016

PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE LOS QUINTOS


Os traigo hoy la presentación del libro de los Quintos del 68. Esta entrada la publique en su día, pero entonces apenas sabía moverme por este  mundo virtual. Soy autodidacta. Tan solo una sobrina me dio las primeras clases elementales, y yo sola con mi curiosidad innata fui descubriendo lo demás. Recuerdo que para hacer una entrada en el blog, cada vez que quería compartir una foto o un vídeo, hacia una entrada (no sabía meterlo todo en una) con lo cual se quedaba desperdigado y volvía locos a mis amigos virtuales a la hora de comentar. Gracias a ellos que me fueron enseñando y a mi constancia aprendí.
Esta entrada esta así, desperdigada...
Como no hace mucho se han ido sumando lectores de aquella época, la he querido rehacer y volverla a publicar para ellos.



La idea partió de Carlos junto con aquellos quintos que se reunieron a celebrar el cuarenta aniversario de su tallaje como quintos y organizaron una exposición de fotografías de la época. Decidieron hacer un libro con ellas. Se puede ver a Carlos en primer plano firmando mi libro.
Quisieron  dar vida a un trozo de historia y una época de nuestro pueblo a través de los "quintos" del año 68. Para ello recopilaron fotografías, vivencias, anécdotas de entonces.
Esto les supuso un enorme trabajo, pues se entrevistaron con familiares y amigos tratando de reconstruir retazos de historias personales. Muchas habían fallecido ya y de alguna manera les pudimos rendir un homenaje los allí presentes. Acudieron sus familiares cercanos muy emocionados.





La sala estaba a rebosar y había una enorme expectación. Cada uno quiso conservar como un tesoro un ejemplar del libro.


Entre los asistentes descubrí a Angel y su mujer. Ellos no me reconocieron entonces. Habían pasado muchos años y yo había vivido mucho tiempo fuera. Yo si les reconocí al instante, sobre todo a Angel, pues era muy amigo de mi hermano y venía a casa cuando yo era adolescente. Cuando hubo terminado el acto me acerque a saludarles y ahora cada vez que vienen al pueblo y les veo por ahí, nos saludamos con enorme afecto y compartimos amistad.

Eran muchos los que habían venido de fuera para la ocasión y escuchaban divertidos a Carlos rememorar los paseos por la calle Mayor y las miradas cómplices de amores adolescentes, las tardes de cine en el Valdehaya, los bailes y verbenas...
Entre los asistentes se encontraban esposas de maestros, médicos, dentistas, D. Mauel, D. Celso, D. Emilio, Doña María...deportistas como Chús Landáburu, los hijos de Jose el "Chochillo, la nieta y biznieta de "Maria, la Barquillera" la hija del "Capi" personajes muy queridos para todos.
El acto terminó con un recuerdo por parte de Carlos a su padre recientemente fallecido y a todos los mineros de la zona.
Los vídeos que os muestro no son de buena calidad. Comenzaba por entonces a grabar y no tenía experiencia, muevo mucho la cámara y casi se marea uno viéndolos, pero siempre digo que no me gustan los vídeos estáticos y sin vida. Mas adelante aprendí a conjugar mejor el movimiento y fijar los primeros planos con precisión. Cuando pienso ahora todo lo que me moví por la sala molestando, siento verguenza ajena...
Entonces no la sentía, y gracias a ello podemos tener ahora toda esta filmoteca  de aquel día, aunque no esta todo lo que se habló.



También pude saludar a Mamerto que estaba con su sobrina Meri y su marido.


Y Carmina y Carmen, las esposas de D. Manuel y D. Emilio.




Carlos,  con la nieta y biznieta de Maria la barquillera.