9 de enero de 2022

VACACIONES NAVIDEÑAS EN CÁDIZ.

 


Estas fiestas navideñas decidimos irnos al sur en familia.

Cansados de estar encerrados en casa y muy limitados en nuestra vida ordinaria por el covid, necesitábamos un poco de libertad.


Alquilamos una preciosa casa a orillas del mar, y como no era temporada alta, y la gente por la pandemia se ha movido menos, el pueblo de Conil de la Frontera fue por unos días nuestro pueblo.

Un pueblo tranquilo, muy bonito, y sin bulla en sus calles.


La temperatura era ideal. Todos los días veinte grados más o menos.

La luz maravillosa del sur se mete en el alma y el corazón y no puedes vivir sin ella.

Sé muy bien de lo que hablo. Desde los dieciocho años a los cincuenta, he vivido en Andalucía y me considero andaluza de adopción.

Siempre que vuelvo al sur, regreso a casa.


El primer día comimos en el pueblo, en un restaurante llamado: "El Escondite" un patio andaluz con encanto en el barrio pesquero. 


Comida innovadora llamada de autor.
Trato exquisito. Calidad precio muy bueno.


El segundo día pasamos la mañana en Barbate.
Lucía un sol maravilloso sin el aíre de levante tan típico de la zona.


A orilla del mar degustamos un exquisito arroz negro y pescado de la zona, regado con un fino bien frío.


El primer día del nuevo año, lo pasamos en la Playa de la Barrosa, en Chiclana de la Frontera, y comimos un exquisito arroz con bogavante a orilla del mar.



Y descubrimos este vino guerrero que nos cautivó.


Pero tenía yo pendiente una cita muy deseada hace tiempo.
Alfonso y Miguel Ángel querían conocerme en persona, pues somos amigos virtuales.
Quedamos una mañana para pasar el día juntos.
Venían desde Jerez de la Frontera.
La emoción me embargaba mientras les esperaba en la puerta de la casa, por si se perdían.
Les vi llegar y me acerqué corriendo hacia ellos.
Alfonso, grabó la escena con su móvil.
En mi Facebook se ve bien.
Aún con las mascarillas puestas nos reconocimos al instante.
Al cabo de unos momentos, era como si hubiéramos estado siempre juntos.
Pasamos la mañana en el pueblo, comimos juntos, reí con Miguel Ángel hasta llorar.
Paseamos por la playa, hicimos fotos y vídeos, charlamos...


Como regalo, me trajeron una botella de buen vino de Jerez y con el nombre de Alfonso incluido. Todo un detalle.



Otro día volvimos a Chiclana y visitamos el Cabo Roche.


Quise hacerme una foto al lado de la Torre del Puerco.
Estas torres vigías servían para proteger a la población de los piratas que se acercaban a la costa, al ver llegar al enemigo.


Comimos en : "El Cuartel del Mar". Situado al lado del mar en la Loma del Puerco, en la playa de la Barrosa, ha pasado de ser un cuartel de la Guardia Civil a un restaurante cotizado.
Lugar paradisiaco, con una terraza enorme en la azotea donde tomamos un aperitivo disfrutando una vez más de la Costa de la Luz.
Degustamos como es habitual en la gastronomía gaditana el atún rojo, donde destaca en este restaurante una sección entera de la carta, donde destaca el tartar de atún con garum de anchoa, de inspiración romana.




Pescados de la zona, lubina, pargo, calamares, a la brasa y las impresionantes vistas al mar, nos alegraron el día.


Han sido diez días maravillosos cargando las pilas y siempre cuidando las medidas sanitarias impuestas por las autoridades por el covid.


Una mañana el cielo se llenó de pájaros voladores enormes...Los parapentes de colores se hicieron dueños del cielo azul de Conil. Desde arriba, me saludaban los que practicaban este deporte a primera hora de la mañana en la Playa Fuente del Gallo, al lado de casa.


Pero la mayoría de los días eran los surfistas los dueños de la playa. En mis ratos libres les pude observar con detenimiento. 

Tengo miles de fotos en la cámara que todavía no he podido descargar en el ordenador, con lo cual os estoy poniendo las de mala calidad hechas con el móvil.


Me fascina el mar. Estuve largos ratos observándole y disfrutando de la playa.

Bien es verdad, que mis raíces son de un pueblo de la Montaña de León, y que me gusta el agua solo para verla.

Nunca aprendí a nadar, a causa de que una vez me tiraron a la piscina sin saber hacerlo, y lo pasé fatal.




Cádiz nos despidió con lluvia. Una ligera lluvia.


Las exquisitas hamburguesas en la barbacoa, estaban deliciosas.


Pero eso no impidió que al cesar la lluvia pudiéramos comer en el jardín como despedida.


El sur es mi casa, y a él regreso siempre que puedo.


Espero volver pronto, antes de que la vejez me lo vaya impidiendo.


Poder disfrutar de las puestas de sol al atardecer, pura poesía para mi alma inquieta.

19 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

¡Felicidades, Maripaz!!! Fue un gran acierto y me alegra mucho saber que lo pasaron tan bien.
Mis mejores deseos para el año que está comenzando. Hermosas fotos.
Un gran abrazo.

CHARO dijo...

TTQue vacaciones navideñas tan buenas has tenido, me encanta Andalucía y la he visitado en varias ocasiones pero hace años y ahora me encantaría volver sobre todo a Cadiz donde tengo unas excelentes amigas.Besicos

Mari Carmen Polo Soler dijo...

Qué alegría, a ni me encanta Cádiz y estoy deseando volver. Mi madre y mi hermana y su familia viven en San Fernando y yo, siempre que voy a visitarlas, me hospedo en un hotel de Cádiz. Además, de pequeña viví muy cerquita del Puerto de Santa María y en Chipiona también. Y en El Bosque, en la sierra.
Ay, Cádiz, qué bonita ciudad, qué maravillosos pueblos, qué preciosa provincia... ¡Y qué mar!
Me ha encantado tu paseo por allí.
Un abrazo

ETF dijo...

Entrañable tu relato, como siempre, Maripaz. Envidia sana, tu reportaje rebosa felicidad, vivacidad, entusiasmo, bienestar, sí, todos los ingredientes que hacen falta para adorar esos momentos que nos hacen tan felkices.
Enhorabuena, viajera. me has contagiado enormemente. Gracias.
Un abrazo muy fuerte y... ¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!

Macondo dijo...

Me alegra que lo pasaras tan bien. No era para menos, en Andalucía y encima poniéndole la cara a amigos virtuales.
Andalucía nos gusta a todos. Mi hermana y mi cuñado han vivido muchos años en Madrid, por trabajo, pero en cuento de han jubilado los dos han vendido su vivienda y se han marchado a vivir a El Puerto de Santa María.
Las fotos serán de móvil y todo lo que quieras, pero hay unas cuantas bien chulas.
Un abrazo.

recomenzar dijo...

Me encanta el rojo de tu pelo te queda bellísimo Hasta pronto bella

Ernesto. dijo...

Bueno amiga, la colección de fotografías es admirable. De lo bien que lo pasaste ha quedado huella. Destacan, eso sí, los platos degustados, y la colección de vinos... :))))))

Creo que has dejado Cádiz a su altura natural, pero con esas pinceladas personales tuyas que, creo, lo engrandecen.

Gran abrazo Maripaz.

llorenç Gimenez dijo...

Mari Paz. Me has puesto los dientes largos, y los ojos como platos, que envidia pasar unos días en un lugar tranquilo y maravilloso, con amigos y buena comida. Me alegro mucho que hayas disfrutado de esos días.
Ahora toca Pamplona que no es ninguna tontería, aunque eso si allí no te podrás bañar a 20º, pero podrás estrenar ese abrigo magnífico que te han traído los Reyes Magos..
Un abrazo..

Rud dijo...

Hola, Maripaz
Veo que lo has pasado de maravilla. Muy bonitas las imágenes; la comida parece deliciosa y ese encuentro con amigos blogueros muy interesante.
Me alegro mucho por ti, la vida es en este instante y hay que disfrutarla. Feliz año.
Un abrazo de luz.

TORO SALVAJE dijo...

Qué chulo todo!!!

Gracias por compartir fotos y sensaciones.

Besos.

Tesa Medina dijo...

Tú estás espléndida, Mari Paz, siempre elegante y juvenil, y menos mal que has puesto las fotos "malas" a mí me parecen todas muy buenas.

Que maravilla de escapada, Mari Paz, paisajes muy bellos y viandas para abrir el apetito, amigos, relax, salir de la rutina... y el mar, que a mí también me fascina, aunque sí sé nadar, no lo hago con mucho estilo, pero me encanta y me mantengo a flote.

Un placer volver por aquí y reencontrar tanta hermosura y Arte en todos los sentidos.

Abrazos,

Tais Luso de Carvalho dijo...

Olá, Maripaz, que passeios lindos, comida apetitosa e com amigos que lhe deixaram feliz!
Vale a pena sair, sim, estamos há tempos em casa lidando como proteção para esse vírus!
Fico contente em ver essa bela postagem, até me deu vontade de sair, também! Quem sabe...
Beijinho, querida amiga, uma feliz semana!

Franconetti dijo...


Hola Mari Paz, tenemos muchos seguidores comunes y llevada por la curiosidad, entro en tu casa, con tu permiso. Soy sevillana de nacimiento y muy gaditana de adopción.
Me encanta lo que voy viendo, he decidido quedarme.

Tengo dos blogs, te dejo los enlaces:

https://franconetti-aula-abierta.blogspot.com

https://ginesfranconettihavuelto.blogspot.com

En ambos tengo una "etiqueta" sobre Cádiz:

CÁDIZ: QUERIDOS RECUERDOS. por si te interesa curiosear.

Amistosamente.

Pedro Luso de Carvalho dijo...

Olá, Maripaz,
quem pode querer mais do que isso, amiga, uma mesa farta, bons amigos, e, para fazer a digestão um bom passeio!
Um ótimo final de semana,
Forte abraço.

Teo Revilla Bravo dijo...


Qué viajecito tan hermoso por esas tierras del sur que tanto amas -no es para menos- y donde has vivido por lo que dices tantos años. Es una alegría recorrer el post de arriba abajo, Maripaz, deteniéndonos en cada foto, en cada explicación en cada detalle. Es como vivirlo de algún modo de tu mano y sentir el entusiasmo que tuviste.

Aprovecho, no sé si lo hice, para desearte un feliz año nuevo y dejarte un abrazo.
También agradecerte tu paso tan agradable por mi pequeño rincón de palabras y silencios.
Cuídate.

Mónica Pin Álvarez dijo...

Maripaz.
Esto si que son unas grandes vacaciones de Navidad a todos los sentidos.
Las fotografías con esos rincones históricos de Cádiz que visitar y la gastronomía tan gustosa, no lo puede hacer cualquiera. Date por satisfecha y privilegiada.
Feliz Año Nuevo. Disfruta de la vida. Di que sí. Que siempre va bien una escapada con todas las prevenciones.
El miedo lo desconocemos y debemos tener miedo, sólo prevenir.
Saludos.

A. Javier dijo...

Madre mía, ya me entró un hambre
yo quiero un viaje así.

Felicidades Maripaz

Un besote.

Berta Martín de la Parte dijo...

Enhorabuena por este reportaje viajero que nos compartes. Yo te fui siguiendo en otro medio de Internet, pero con esta lectura añadida, y con la selección tan hermosa de las fotografías; uno llega a comprender con más intensidad, lo que ese viaje significó para ti y todo lo que te regaló.
Amistad. Belleza. Cariño. Recuerdos. Reflexión. , y por supuesto muchos nuevos proyectos para este año 2022, en el que ya estamos, irremediablemente y por suerte , inmersos.

Te envió besos y abrazos querida Maripaz.💋💚

Manuel dijo...

No te imaginas la alegría que me has dado, de saber por tu comentario de que estabas en Andalucía, tu segunda tierra. Y aunque algo así me esperaba en esta entrada, has superado con creces mis expectativas con esa reunión de amigos, esas lindas playas, y esas delicatessen y buen vino de nuestra tierra.
Conozco bien la zona, pero, ninguno de los restaurantes que citas, por lo que tomo buena nota de ellos.
Un fuerte abrazo, Maripaz, y me alegro muchísimo de que hayas disfrutado de estos soleados días, por las playas de Cádiz.