14 de septiembre de 2022

PINCELADAS DEL VERANO EN GUARDO


 Con la llegada de Septiembre me dispongo a escribir de nuevo en mi baúl. 

Han comenzado los días lluviosos por la zona y casi todo el país. La tierra está sedienta y necesita el agua para seguir viviendo.

Atrás quedaron los días calurosos del verano y la algarabía de las gentes en calles y plazas.

Se adivina el Otoño en el parque y la orilla del río.

Guardo ha recobrado la tranquilidad que le caracteriza en su vivir diario.

Yo, aún estaré por aquí algunos días, quizá semanas.


Ha sido un verano intenso en emociones, vivencias, encuentros, abrazos...

En la foto que os muestro, Marisa Vázquez Sierra me acompaña al lado de una lámpara de cerámica hecha por ella misma y que estuvo expuesta junto con otras piezas de la artista en una exposición que tuvo lugar en la Sala de Exposiciones de la Casa Consistorial. 

Me quise hacer la foto, porque la lámpara la estaba haciendo cuando falleció Lidia, amiga de ambas. Al terminarla se la dedicó a ella. Si recordáis, le hice una entrada en mi blog al enterarme de su fallecimiento. Fue muy emotivo.



Marisa, maestra de profesión  y ceramista por devoción, vino desde Granada a exponer su arte en su pueblo acompañada de las gentes del sur.

Con ellas pude charlar y rememorar mis buenos tiempos en Andalucía.


Pero además, mis amigos, Begoña y Carlos, han tenido la amabilidad de llevarme a conocer los Chozos de la Peña y los de Villafría de la Peña.


Los chozos eran cabañas hechas por los pastores para guarecerse de las inclemencias del tiempo con materiales de la zona.

El Club de Entibadores Mineros, los han reconstruido y el Ayuntamiento ha señalado las sendas, donde uno se puede encontrar hasta la mismísima "Vieja del Monte" un ser de la mitología leonesa conocida de todos los niños.



Los Chozos de Villafría de la Peña, se han convertido en un lugar donde visitar mini chozos como si fueran de duendes o hobbits que representan distintas cabañas de la región. 



Fusión de arquitectura y tradición, gracias a Carlos del Valle, artífice principal de ello y oriundo de Villafria que regala su tiempo y dinero.



Begoña y Carlos, además de llevarme a visitar los chozos y dedicarme su tiempo, me presentaron a su gato "Bombóm" un animal bellísimo que me cautivó para siempre.


Ellos mismos me llevaron a Velilla del Río Carrión a visitar el Museo Mina, donde el Club de Entibadores han recopilado la historia minera de la zona para que no se pierda.

Este colectivo es digno de admirar, pues emplean su tiempo libre altruistamente para reconstruir construcciones deterioradas por el tiempo y que forman parte del acervo popular, para beneficio de todos.


Cari y Alfredo, tuvieron el detalle de llevarme con ellos a la Romería del Cristo.
Allí me encontré con los Marceros de Cervera que cantaban canciones populares de la montaña.



Pudimos degustar la morcilla y el escabeche típico de la fiesta.
Mi amigo, Félix dio buena cuenta de ello...



Por allí andaban de nuevo los entibadores colaborando en todo.



También estuve en la Feria de Turismo y Artesanía del Camino Olvidado de Santiago.
Y me volví a encontrar con mis amigos de Kabayla Zingary que me reconocieron enseguida.


La Protectora de Guardo cumplía los veinte años y quise acompañarlos.


Presentaban un libro de relatos cortos sobre historias de los perros, escrito por Raúl Guadián Delgado.



Lo pude comprar para colaborar con ellos, pero además, en una rifa me tocó otro ejemplar.


¡Ah, pero lo mejor estaba por llegar...jejeje!
Mi amiga, Leticia me invitó a conocer el mundo de las abejas en unas colmenas de su propiedad.
En el primer momento dije que si, pero luego sentí miedo al comentarlo con alguien de mi entorno.
-¡Mira a ver si te pican...! 
¡Uy, que miedo!
Pero me he propuesto últimamente vencer mis miedos utilizando unos gramos de prudencia.



Nos pusimos en camino acompañados de Santi, padre de Leticia.
Con nuestros trajes blancos, parecíamos de otra galaxia.


Con Eduardo, marido de Leticia y su pequeña niña, Irene, pude vivir una experiencia única.
Edu, es un ser especial, amante de su familia y la naturaleza. 



Me fue introduciendo en el mundo de esos diminutos seres extremadamente sociables que viven en colonias que se establecen en forma de enjambres y en los que se organizan en una estricta jerarquía de tres rangos sociales: la abeja reina, los zánganos y las abejas obreras.
Edu, como apicultor experimentado, su voz clara, su simpatía, su talante sereno, su simpatía y sabiduría, me habían fascinado.


Esta miel que os muestro está mimada, amada, cuidada hasta la saciedad por las abejas y por Edu.
Ambos cumplen su cometido entregando los cuidados necesarios para que se pueda hacer realidad el trabajo.
He llegado a la conclusión, escuchando a Edu, que la apicultura es un arte. 
El arte de criar abejas.
Al igual que un pintor, un escultor, un escritor, dedica alma y cuerpo a su obra, Edu conoce uno a uno sus panales y las necesidades de las abejas que lo habitan y pone en ello su alma de artista.
Gracias, querida familia por vuestra generosidad. Todos estos botes de miel me los llevo a Navarra como regalo.



Pero la gente de Guardo, es maravillosa.
Mi amigo Manu, se presentó al concurso de belleza, el Mejor Modelo Masculino del Universo que tuvo lugar en Bélgica.
No pudo ser el ganador, pero para los que le queremos ya ha sido el mejor.
Y me quedan muchas más cosas que contar de mi maravilloso verano en Guardo.
Continuará...


18 comentarios:

Anónimo dijo...

Un relato de parte de tus vivencias en Guardo.

Anónimo dijo...

Maripaz, ha sido maravilloso encontrarte de nuevo, me encanta tu entusiasmo y energía, un abrazo grandísimo y nos volveremos a ver

Arantza G. dijo...

Se te ve estupenda cuando estás en Guardo. No necesitas gasolina para recargar, el Carrión es lo mejor para tu motor.
Cuando vuelvas a Navarra, me avisas y te envío el libro prometido.
Besos, Maripaz

Macondo dijo...

Me alegro cada vez que te veo en Guardo. Vuelves a tus raíces y las disfrutas como una enana.
Un abrazo.

Enrique TF dijo...

Tus vivencias, hoy recopiladas las de las últimas semanas de verano, son siempre entrañables, Maripaz.
Admirable el entusiasmo que acompañas al relato y también lo es el orgullo de pertenencia que muestras ante toda tu gente y tus lugares.
Gracias por compartirlo.

diego dijo...

¡Bienvenida, Maripaz!
Veo que sigues con tu vitalidad de siempre y que tu vida social en Guardo es muuuy intensa. Yo creo que hasta las abejas saben quién eres :) Un beso y no te alejes mucho.

Lu dijo...

Hola hola! Vaya querida Maripaz que has vivido unas entrañables vacaciones, vaya vida social intensa la tuya ¡genial!
Preciosas fotos y relatos, ya me gustaría a mi conocer algo de todo lo que has contado "en vivo y en directo"
De momento, tus relatos y fotos me han acercado a un bello mundo de tradiciones desconocidas para mi.
¡gracias por compartir tan emotivas vivencias!
Fuerte abrazo y a disfrutar ahora del bonito otoño que -junto a la primavera- es una de mis dos estaciones preferidas.

Tais Luso de Carvalho dijo...

Olá, querida Maripaz!!
Que bom lhe ver de volta, adorei ver tudo,
todas as suas férias com seus amigos!
O gato belíssimo!! Gostei da cabaninha e
de ver você vestida para as abelhas!! rsss
Vi tudo e adorei!
Um ótimo fim de semana, aqui começará a primavera,
aí o outono, não é?
Beijinho pra você, querida amiga, saudades de você.
🌷🌹🌼😄🌺

Franziska dijo...

A mi me alegra que alguien cuente buenas noticias y creo que te deberían premiar por esta labor. Cuando salimos de los problemas la vida de la gente puede ser feliz y es francamente buena. Eso es lo que me ha quedado de tu relato veraniego que, desde luego, ha sido una buena cosecha. Un abrazo de paz y amistad.

recomenzar dijo...

Querida siempre llena de enrgia positiva tu blog un encuentro con las cosas lindas de la vida gracias por siempre estar

TORO SALVAJE dijo...

Gracias por compartir tu verano.
Una crónica deliciosa.
Espero que el otoño te trate igual de bien.

Besos.

recomenzar dijo...

Es mucho mejor ser temida que amada.

Pedro Luso de Carvalho dijo...

Olá, Maripaz,
de volta das merecidas férias damos a você
as boas vindas, pois faltava no grupo de blogueiros,
a sua presença, com suas belas postagens, com muitas fotos
e suas ótimas crônicas.
Gostei muito dessa postagem onde você aparece em várias fotos
com seus amigos etc.
Votos de um bom domingo e uma ótima semana.
Fraterno abraço.

Tesa Medina dijo...

Que bien te lo has pasado, siempre bella, vital y empática, todos los que te conocen seguro que te quieren, Mari Paz.

Desprendes mucha energía positiva y con esa sonrisa tan bonita nos cautivas, también con tu mirada y tu manera de transmitirnos tantas cosas extraordinarias de la vida de los que conoces y te rodean, que nos descubres de esa manera tan amena.

Buenísimas fotos siempre, y muy bien contado. Disfruto muchísimo cuando paso por tu rincón.

Muy guapo el chico.

Un abrazo grande,

Ernesto. dijo...

Bienvenida amiga.
Entiendo lo de lo bien pasado en Guardo. Ahora toca saborear los vinos Navarros.
Cualquier día coincidimos en la parte Vieja... :)))))
Abrazos Maripaz.

Rud dijo...

Estimada Maripaz
En Guardo, has tenido unas vacaciones espléndidas; has disfrutado muchos eventos extraordinarios; la has pasado estupendamente. Hasta pensé que habías estado en la NASA, porque confundí el protector contra las abejas, con un traje espacial:)
Está muy original y bonita la lámpara de cerámica de Marisa Vázquez Sierra; es hermosa esa amistad y muy necesaria para el cerebro. Las imágenes de los chozos, cabañas y rastros de la mitología y leyendas locales, son estupendas.
Y… ¿ahora qué hago? Bombón también me ha robado el corazón :)
¡Bravo, por el altruismo de los entibadores!
Has dejado para el final tu encuentro con las preciosas abejas; por fortuna acabo de comer, porque siempre que veo miel de abejas, me provoca, mmmm. _ Leí que el apicultor de las abejas de la casa de la fallecida Reina Isabel (dep), les comunicó a las abejas, que su señora se había ido para siempre; me parece hermoso comunicarse con la naturaleza.
Millones de gracias por compartir tus magníficas experiencias.
Un enorme abrazo, con afecto.

Manuel dijo...

A esto le llamo yo unas buenas vacaciones, y más como tu has estado entre antiguos amigos y viviendo nuevas experiencias y disfrutando de tradicionales fiestas y de las viandas de la zona.
Me ha gustado mucho también esa zona de cabañas y leyendas y esa lámpara de tu amiga Marisa; y un ¡Bravo! para ti por entrar en lo de las abejas, porque yo ahí no entro ni borracho.
Gracias, amiga Maripaz, y me alegro mucho de que estés disfrutando en compañía de tan buenas personas, porque en sus caras se les nota que lo son.
Un fuerte abrazo, y excelente tu reportaje...como siempre.

Teo Revilla Bravo dijo...


Grandísimo álbum de recuerdos nos dejas, con toda la enorme emoción que haberlo vivido intensamente apreciada Maripaz comporta. ¡Cómo me recuerda, a unos quilómetros más al este, mis propios andares y actividades por Barruelo, Brañosera, Aguilar, Cervera, Reinosa y todos esos pequeños pueblos y aldeas que conforman nuestra hermosa y rica Montaña palentina.

Gracias por compartir tantas emociones con nosotros.
Fuerte abrazo.