23 de abril de 2021

LA LOCA

 


El sol se despedía en el horizonte llenado de belleza la tarde.

Ella, contoneaba sus caderas al compás de la vida y sonreía.

Siempre sonreía.

Y cantaba.

Se la podía escuchar tararear una canción al pasar.

Caminaba con ligereza, la espalda erguida, desafiante la mirada, los pasos certeros y un puntito de locura en sus ademanes.

Era una mujer bien parecida, esbelta, de ojos oscuros muy bellos y cabello ensortijado.

Solía vestir con ropa informal, de colores alegres, que movía con soltura e iba esparciendo por las callejas su aroma de libertad.

Tenía un no sé qué, que atrapaba las miradas.

Ella y sus rutinas formaban parte del paisaje urbano.

Por unos instantes la vieron perderse calle abajo como cada tarde.

Su falda de vuelo revoloteaba con el viento.

Sus pies, casi descalzos, marcaban el ritmo como entonando una bella melodía.

Curiosos, y gente de mala fe, que no soportaban su libertad y su forma de vivir, la juzgaban sin más.

Sus miradas viscosas y sucias, se atrevían a desnudar su alma sin conocerla.

 Prejuicios ancestrales que anidan en corazones aherrojados de inmundicia, prisioneros de sus miedos y debilidades sin atreverse a volar.

Ella, giraba su cabeza, sonreía y cantaba.

Iba inmersa en sus pensamientos. Se podía adivinar en su mirada el reflejo de su interior limpio y claro.

El sol se fue ocultando lentamente y, con él, la tormenta que se habían formado a su paso.

Ella, sonreía y cantaba.

Después llego la noche y le bailó descalza a la luna.

Todo el mundo la conocía con el sobrenombre de "La loca"

Y es qué, aquel que se significa por algo contrario a lo establecido, corre el riesgo de ser tomado por loco.


14 comentarios:

Berta Martín de la Parte dijo...

Qué bonito lo has descrito.
Una mujer con espíritu libre. Sin temor a las habladurías. Con desparpajo. De sonrisa abierta, de esas que abren todas las puertas. Llena de vida y que nunca se cansa de descubrir cosas nuevas.

La loca, a la que muchos envidian; pero que nunca lo confesarán.

Un abrazo Maripaz.
Feliz fin de semana. 🌺🌷💚✔

Macondo dijo...

Bendita locura.
Un abrazo.

Sara O. Durán dijo...

Los felices y libres, son llamados locos. Precioso desarrollo de ru poema.
Un abrazo fuerte!

CHARO dijo...

Que bien nos iría si todos tuviéramos una "locura" parecida.Besicos

Conxita Casamitjana dijo...

Libre y feliz, esa locura parece sana.
Besos

Enrique T.F. dijo...

Esa "loca" era, seguramente, adorable, Maripaz.
Su principal problema residía, más que posiblemente, en ese forma de andar "esparciendo por las callejas su aroma de libertad." Eso la gente lo lleva muy mal.
Siempre fresca tu literatura, tus relatos son llamativos y de atención creciente.
Un abrazo de domingo.

Tais Luso dijo...

A alegria incomoda a muitas pessoas, querida Maripaz!
Dá uma inveja sem tamanho, temos de ser todos iguais, é o que muitos acham. Mas coitados, pequenos de espírito. Ah se o mundo tivesse mais desses loucos...Sem dúvida seríamos mais felizes.
Gostei muito de ler sua crônica!
Uma feliz semana,
beijo

TORO SALVAJE dijo...

A mí me dan miedo los "cuerdos".

Siempre traen desgracias.

Besos.

A.S. dijo...

Maripaz!
Muito lindo o teu poema!
Todos nós temos um pouco de loucura. Só assim se consegue voar mais alto!

Un abrazo, e buena semana!

AMALIA dijo...

Me ha parecido muy bello y profundo.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Divina locura y maldita envidia, que en este mundo por desgracia no falta.
Muy profunda tu narrativa, con esa magia que tu le das a todo lo que escribes, y que a mi me hechiza.
Un fuerte abrazo, amiga Maripaz.

Pedro Luso dijo...

Olá, Maripaz, aí está uma narrativa, "La Loca", da melhor qualidade. Li toda essa narrativa tendo a impressão de que via essa mulher caminhando garbosa pela rua e também dando alguns passos de dança sobre muita elegância.
Ao terminar a narrativa, senti a necessidade de fazer uma reflexão sobre o conteúdo da bela narrativa.
Uma feliz semana, cuidando-se sempre.
Grande abraço.

Ernesto. dijo...

¡Oh! la divina locura del "loco" natural que, igualando la locura de "Un loco", de A. Machado, purga la... terrible cordura del idiota!

¡Un extraordinario texto amiga!

UN LOCO
Es una tarde mustia y desabrida
(...)
va el loco hablando a gritos.
(...)
Huye de la ciudad... Pobres maldades,
misérrimas virtudes y quehaceres
de chulos aburridos, y ruindades
de ociosos mercaderes.
(...)
Por los campos de Dios el loco avanza.
(...)
Huye de la ciudad. ¡El tedio urbano!
—¡carne triste y espíritu villano!—.

No fue por una trágica amargura
esta alma errante desgajada y rota;
purga un pecado ajeno: la cordura,
la terrible cordura del idiota.

Abrazos Maripaz.

diego dijo...

Me encanta toda la gente que va contra corriente. ¿Intuyo el nombre de esa loca adorable?.
Un beso, Maripaz.