7 de abril de 2021

LA ERA TECNOLÓGICA

 



Vivimos en plena era tecnológica.

En apenas unos años hemos cambiado nuestro modo de relacionarnos.

Es a través de las nuevas tecnologías como lo hacemos. Vivimos pendientes del móvil a todas las horas. 

Es curioso observar a jóvenes y menos jóvenes, mujeres y hombres, niños y ancianos con esta infernal maquinita.

Apenas levantamos los ojos del teclado, hasta cuando paseamos. He visto más de una vez pegarse una "castaña" contra una farola o un árbol, a personas que ya no saben vivir sin él. 

Esta moda ha llegado a los parques infantiles incluso.  He podido observar a padres que insistentemente graban a sus hijos y hacen fotos sin parar. 

En el autobús, en las tiendas, en las calles y plazas...todos hemos perdido la libertad de saborear la vida de manera natural.

Apenas disfrutamos de un bonito paisaje, de una mirada y una sonrisa al pasar.

Eso si, cuando ocurre algo a nuestro alrededor, sacamos el aparatejo y hacemos fotos y vídeos para ser el primero en lanzarlos a la Red. Incluso a veces antes de socorrer al  accidentado, si se trata de un accidente.

Hemos caído en la trampa de manera sibilina, sin apenas darnos cuenta.

En las Redes Sociales, cada uno se construye un personaje donde muestra la parte idílica de su vida. La vanidad, el espíritu crítico más vulgar, la soberbia, la mala educación y los instintos más primarios campan a sus anchas.

Algunos hasta se han convertido en creadores de opinión. 

De la suya, claro...

Nos dejamos manipular por unos y otros cual rebaño de ovejas.

Muchos adolescentes ya no quieren estudiar y hacer una carrera.

¿Para qué?

Si no van a encontrar trabajo.

Quieren ser YouTuber, Instagramer, Influencer...

Hasta los niños en su cochecito, nada más pueden sujetar algo, se aferran a este artefacto ladrón de infancias.

¿Soy una exagerada?

Quizás.

Pero se muy bien de lo que hablo.

Yo también he caído en la trampa.

P.D. Que conste que soy una forofa de las nuevas tecnologías y sus grandes aciertos. No cabe duda de que es el futuro. 

Quizá otro día hable de las cosas positivas, pero hoy quería hablar de algunas de las conductas nocivas que encierran.

14 comentarios:

CHARO dijo...

Todos los avances son buenos siempre y cuando de usen con moderación y para el bien de todos pero en el momento en que nos esclavizan ya no es nada bueno.Muy buena reflexión.Besicos

Pitt Tristán dijo...

Son unas reflexiones a tener en cuenta, el problema surge cuando falta criterio a la hora de acceder a las nuevas tecnologías.

Saludos.

Macondo dijo...

Yo la verdad es que al ordenador sí estoy enganchado (aunque no a las redes sociales), pero al móvil no. El wasap lo miro un par de veces al día.
Un abrazo.

llorenç Gimenez dijo...

Hola Mari Paz. Las tecnologías nos han ido alcanzando y en muchas ocasiones rebasando de largo, pero los que como tú han tenido la ocasión o el acierto de ir asimilándolas ahora son unos afortunados que pueden estar en el mundo. Pero, y la gente mayor que llegada a cierta edad ya no le llegaron esos conocimientos y ahora ya se les ha escapado el tren, esos que son dependientes de otros sean hijos, nietos, o cuidadores para que le solucionen los problemas más fundamentales de la vida, la compra al súper, el banco, la sanidad, incluso la relación con la family, todo conlleva un conocimiento técnico, que muchos ya no pueden acceder y eso los aísla más, y los hunde en una profunda soledad. Mucho podríamos escribir sobre este tema, la verdad es que lo vivo a mi alrededor y me doy cuenta de lo egoísta que es la sociedad con esas personas, o aprendes informática o te entierran en vida.
Un abrazo, amiga.

Tais Luso dijo...

Que belo texto, Maripaz!
As tecnologias só me servem na hora em que preciso, nada de Smartphones na mão, atravessando as ruas, em restaurantes e tudo o mais que não imaginamos.
As tecnologias estão aí para ajudar, porém... é um desastre para milhões de pessoas. A agressividade e a violência tomaram conta. Aqui os próprios políticos se agridem através das redes. Os fanáticos para um lado, e os outros fanáticos separados! E não adiante nada. Muitos são escravos de suas redes sociais, é lamentável!
Uma boa semana pra você, Maripaz!
Beijinho

TORO SALVAJE dijo...

No tengo ni facebook, ni twitter, ni instagram ni nada por el estilo.
Escribo cada día como terapia.
Y de lo que me cuentan me creo la mitad de la mitad.

Besos.

Luz dijo...

Vaya Maripaz, hace dos días me llegó un video curioso de Johnson en las Naciones Unidad.
Voy a buscarlo para que veas. Lo has expuesto con una claridad absoluta y el peligro que puede que esté llegando ya agazapado entre tanto circo.
Abrazos

Enrique T.F. dijo...

No podría estar más de acuerdo contigo, Maripaz. Me río, discretamente, cuando leo tu... " Incluso a veces antes de socorrer al accidentado, si se trata de un accidente." Es cierto, es más importante un Like que un notable en Ciencias o en Matemáticas.
Ya no tenemos niños normales, lo sé, ahora son niños digitales, pero eso no es un problema, es cuestión de saber utilizar todas las nuevas TIC son vitales y hay que usarlas, sí, pero usarlas bien. Para que entiendas lo que quiero decir pondré un ejemplo: "No podemos echarle la culpa de las muertes en los accidentes de tráfico al que inventó la rueda.
Buen artículo, ya estoy esperando el de las ventajas.
Un abrazo.

Carmela dijo...

Una reflexión muy certera la que nos dejas y con la que estoy completamente de acuerdo, Maripaz. Cada cosa en su justa medida, y con esto se haa desbordado.

Un beso grande.

Ernesto. dijo...

Cal y arena... Tecnología y naturalidad. Así se construye la vida... Cada quien la suya. Cuanto más ponga de una, menos le hará falta de la otra. Al final, ─por sus "obras" les conoceréis"─.

Gran abrazo Maripaz.

Pedro Luso dijo...

Olá, Maripaz, o celular nunca esteve na linha de frente para mim, acho que sempre estive na defensiva. Na realidade nunca fui muito afeiçoado à telefone, mesmo dos antigos. Sei, no entanto, que o mundo rendeu-se ao seu lugar.
Na era da informática, há muitos anos estou preso a outros serviços, como processador de textos, youtube, onde vejo muitos filmes e documentários e nada mais que isso.
Um bom dimingo,
um abraço!

Manuel dijo...

De exagerada, nada, estoy de acuerdo contigo al ciento por ciento, y puedo decir, gracias a Dios, que yo he sabido librarme de esta moda, ya que decidí después de ver muchos de estos casos que tu cuentas, el no apuntarme a ninguna red social, donde todo el mundo sabe de todo y de todos, el tener el teléfono para cualquier necesidad y para mi familia, aparte de otras ventajas que pueda tener como el navegador para cuando viajo, etc.
Y te digo sinceramente, que me da miedo cuando veo a jóvenes adolescentes sentados juntos y hablándose por el móvil, y pena, cuando veo a una pareja que se sientan a una mesa a comer, y lo primero que hacen es fotografiar los platos de comida, para enviárselo, supongo, a amigos o familia; entre otras muchas cosas como puede ser la relación directa entre personas, que se está perdiendo.
Muy buena e interesante entrada, y que da para muchos tipos de opiniones.
Un fuerte abrazo, querida amiga Maripaz.

diego dijo...

La tecnología es necesaria, una prueba de que la vida avanza a gracias sobre todo a los progresos de la ciencia (y a los científicos). Hoy estamos rodeados de pantallitas, de botones, de in-out, de bits, de coordenadas. Hacen la vida más agradable, pero al mismo tiempo nos han convertido en esclavos y en individuos constantemente localizados (o localizables, vamos dejando un rastro de por donde nos movemos). Es un proceso irreversible y yo pienso que, a la larga, muy beneficioso para la humanidad. Nuestros nietos van a vivir mejor que nosotros.

Un beso, Maripaz.

Tesa Medina dijo...

Un tema que da para reflexionar.

Como tú, Maripaz, no tengo nada en cintra de la tecnología, es más dispongo de ordenador antes de que existiera windows, y tuvimos en casa la primera "Internet" (entonces era una conexión que ocupaba el teléfono) desde mediados de los años 90, cuando poca gente lo utilizaba.

Y me parece maravilloso estar comunicada y poder acceder a cualquier información, porque sé lo que costaba antes ir a las Bibliotecas, buscar, pedir permisos en Universidades, acceder a bancos de imágenes... Por eso valoro mucho esta nueva era, pero también me pasa que me preocupa esa dependencia casi enfermiza de las Redes.

Mi nieta de 8 años y medio hace unos fotomontajes y experimentos creativos con aplicaciones de móvil que me asombran y veo como para los más jóvenes es algo natural.

Creo que llegará un momento en que empezaremos a tranquilizarnos y racionalizaremos nuestra dependencia en bien del disfrute y las ventajas que nos da esta nueva era.

Espero que no nos deshumanicemos y dejemos de inventarnos vidas para exponerlas en vez de vivir las de verdad de una manera más auténtica y feliz.

Un abrazo,