28 de febrero de 2017

CARNAVAL EN GUARDO


Un año más, las calles de Guardo, se llenaron de la magia, el color y la alegría del Carnaval y grandes y pequeños disfrutamos de la fiesta.
Para que vosotros, queridos lectores, podáis ver un poco de la fiesta, os dejo este vídeo para ir abriendo boca...
Cada año, los distintos colectivos y colegios, se implican con verdadera ilusión, y se pueden ver creaciones muy elaboradas, originales y divertidas en los disfraces que se ven a lo largo del desfile.


En el Concurso de Disfraces, el primer premio, lo ganaron los padres y madres de Coros y Danzas, en la categoría A, grupos de cuatro o más personas que estaba dotado con 1000 euros de premio e iban caracterizados de Grease.


El segundo premio, se llevaron el Club de Entibadores Palentinos con el Rapidillo caracterizados magníficamente, evocando otros tiempos en los que el tren formaba parte de la vida del pueblo, y estaba dotado con 500 euros.


El tercer premio, dotado con 200 euros, se lo llevó el Ampa del Otero, con, "Piratas" luciendo unos simpáticos disfraces y un barco pirata con un audaz capitán. Siento no tener una fotografía del grupo.
En mi Facebook, hay un álbum bastante completo del desfile.


En la categoría B,grupos hasta tres personas, el primer premio se lo llevaron el grupo "Marionetas" presentado por Kastor Rico, con una atuendo muy original.




En segundo lugar quedó el disfraz de "Troll Minero"de Juan Ramón Heras Payo, un traje muy conseguido, reivindicando el carbón autóctono, dado que se está consumiendo el importado siendo esta zona minera.



El tercer premio fue para Ana Maria Tejerina con el duo Don y Doña Prensa.


En la categoría de mascotas, "Pavo Real Dana de Andrea Alvarez, gano el primer premio


Y el segundo recayó en la gallina Caponata, presentada por Evaristo Pablos. Asimismo, se otorgó una mención especial al Ampa del Colegio las Rozas por el viejo Camino de Santiago. La Asociación de Hostelería, otorgó a " Mercenarios del Tiempo" el primer premio al mejor disfraz y el restaurante San Francisco se llevó el galardón al establecimiento con el mejor decorado carnavalesco. Esta documentación, está tomada de la página Web del Ayuntamiento. Siento no poder poner las fotografías porque no me deja el sistema. Por lo visto dice que he gastado todo el espacio gratis y tengo que comprar. No se muy bien como va esto, pero me quedo a dos velas... sin las fotografías, mis letras se quedan cojas...































Para terminar, os dejo unos vídeos .
La fiesta terminó con la quema de la Flauta Travesera como es tradicional que cada año se quema un instrumento musical, ya que la encargada del evento es la Escuela de Música.

14 de febrero de 2017

COPITO


Caía la tarde, y el sol comenzaba a despedirse en la lejanía con guiños de complicidad a Copito, que le miraba embelesado.
Había sido una tarde de risas y juegos infantiles en la ladera nevada, que gozaba ahora de la paz del ocaso.
Copito, había nacido a la vida, apenas hacía unas horas, cuando dos pequeñas hermanas le habían ido dando forma con sus manitas regordetas y la ayuda de sus padres y abuelos.


Su nacimiento había sido fruto de la ilusión y la fantasía del mundo de aquellas niñas, arropadas por el amor de los seres que las amaban.
Y es que, en el país de los sueños, las manos inocentes son capaces de dar vida.
Copito, había ido poco a poco tomando forma con el esfuerzo de todos. Primero formaron su cuerpo y su panza gordota, bien sujeta al suelo, hasta llegar a fijar su cabeza tocada por una boina azul. Después, los ojos, la nariz, la bufanda...
Y Copito, lleno de vida sonrió a las niñas entusiasmado.
Eso de acabar de nacer y poder jugar inmediatamente, solo lo podía hacer Copito y cada uno de los muñecos de nieve que habían formado todos los niños aquella tarde, y estaban diseminados por los barrios del pueblo.
La más pequeña de las hermanas no conocía la nieve, por eso, cuando sus pies se hundieron al pisarla, temió caerse y se agarro con fuerza a la mano de su papá.
Tan solo se sintió segura, cuando los brazos vigorosos y fuertes  de su progenitor, la levantaron en volandas mientras la estampaba unos sonoros besos en la mejilla.
Esas sensaciones elementales y primarias de seguridad, son indispensables para el aprendizaje de la vida misma, y se marcan a fuego en nuestras vivencias infantiles, porque al sentimos amados, desaparecen nuestros miedos e inseguridades.
Con el paso de las horas, la pequeña niñita fue capaz de subirse a un trineo con su mamá y lanzarse por la ladera mientras Copito las observaba loco de contento.
Su hermana, un poquito mayor, también se subió al trineo con su papá mientras gritaba con todas sus fuerzas, dando a entender que estaba disfrutando de lo lindo.
Copito, contagiado por el alboroto, como por arte de magia, salió corriendo tras la pequeñas, mientras el viento le llevaba lejos la boina, dejando al descubierto su blanca cabezota.
Muy decidido, se subió también al trineo y se lanzó con todas sus fuerzas por la ladera, apretando los dientes. No estaba muy seguro de llegar abajo sin romperse la crisma...
Las niñas aplaudían divertidas viendo la hazaña de aquel atrevido muñeco al que habían dado vida hacía poco.
El valle, se llenó de risas y besos, mientras se desencadenó, una encarnizada guerra de bolas de nieve y divertidos revolcones de unos y otros.
Copito, decidió mostrar su buena forma física, dando volteretas alrededor como si de un saltimbanqui se tratara.
Tan contento estaba con las pequeñas, que tuvo el atrevimiento de robarles un beso.
Exhaustos, contemplaron largo rato a unas aves que surcaban el cielo en grandes bandadas atraídas por las risas infantiles.
Después, Copito volvió a su rincón de nuevo. Las niñas le cubrieron de besos mientras se despedían de él.
Las lágrimas salían a raudales de los ojos de Copito, mientras desde el coche le decían adiós con sus manitas. Había valido la pena tener vida aunque solo fuera por unas horas. Aquella experiencia nadie ya se la podía arrebatar.
Miró con ternura a su amigo el sol. A la mañana siguiente, cuando de nuevo saliera por la lejanía con todo su esplendor, ambos se fundirían en un abrazo, mientras se iba derritiendo su cuerpo frágil en su caminar rumbo a lo desconocido.


2 de febrero de 2017

ENTRE TIZONES


Os presento a Jesús, alma mater del grupo de música folk "Entre Tizones"
Jesús brilla con luz propia allá donde va, por su carácter alegre y extrovertido. Se dedica a la enseñanza y lo hace muy bien. Siempre con nuevos retos que afrontar e inculcar a sus alumnos.
Pero además, le gusta la música y tiene una bonita voz.
De ahí que decidiera formar el grupo "Entre Tizones" con la intención de rescatar viejas canciones populares aprendidas quizá de sus mayores al amor del fuego en las largas noches de invierno de su tierra. Y de ahí también, el nombre del grupo.
Canciones anónimas, aunque en un principio hayan tenido autor y que van pasando de padres a hijos. Que retratan a través de sus letras, el modo de vivir de la época y sus costumbres.


Comenzaron el grupo: Jesús, Covadonga, Eduardo, Alex y Maria.
Después, se unió, Seli como vocalista, y más adelante, Jose con el acordeón y Brezo, con la flauta.
Suelen actuar en bodas y fiestas populares.
La pena, que no tengo fotos buenas del grupo. Os puedo tan solo mostrar alguna de mala calidad que hice con el móvil el último concierto en el que estuve.


Se puede ver a la izquierda, a Alex y Maria, hijos de Jesús. Maria, toca el violín, y Alex, el piano y percusión.


Aquí se puede ver a, Jesús y Jose, con el acordeón.



La última vez que les pude escuchar, les acompañaban en el escenario amigos que habían querido colaborar con ellos.


Este concierto benéfico, era a favor de Mensajeros de la Paz, apoyando la labor del Padre Angel. En el vídeo se puede escuchar a Jesús, decir que había hablado con él hacía unos días y que se encontraba en Siria.



En varias ocasiones han organizado conciertos solidarios para recaudar fondos para distintas causas. Por ejemplo, cuando el terremoto de Haití, en la Iglesia de Santa Bárbara, Cáritas, y en el Centro Sociosanitario de la localidad de Guardo, en el Día de las Familias, desinteresadamente.


En este vídeo, se puede ver a un chico del público que se sabía la canción y quiso subir al escenario a cantan con ellos.







Como era época navideña, no faltaron los villancicos.



Y como este pueblo es de raíces mineras, tampoco podía faltar la canción a su patrona, Santa Bárbara.


Y mi amigo, Toño, se marcó un baile con una amiga.




En una ocasión, queriéndose hermanar con el grupo Quejio Folk , les invitaron a venir a tocar a Guardo. Fue un magnifico concierto del que conservo varios vídeos que grabé.


Al final del concierto, Alex, quiso fotografiar a su hermana y a Brezo.


Y yo, les fotografié a los tres.


Seli, poso para mi, junto a su hija.


Y Maribel, junto a la suya.




También yo, quise dejar constancia de mi presencia, y me hice el propósito de acudir a clase de percusión, con Álex.