7 de octubre de 2009

Misterios de ciudad


El aíre golpeaba fuertemente los árboles del parque cercano.Mientras, la ciudad, dormia .Solamente el resplandór de una farola y las luces incipientes de algun ventanal, daban un poco de vida a aquel rincon de una calle, que se estaba despertando como cada mañana.
El silencio, lo llenaba todo y la ciudad desnuda, sin el ajetreo de sus gentes, mostraba un encanto especial. Quedaban en el cielo, alguna que otra estrella cansada de brillar toda la noche y deseando irse a dormir.
La oscuridad, el frio y el viento,iban dibujando figuras de fantasmas que reian y saltaban por las aceras. Éra la hora en que mientras los humanos, duermen, aprovechaban para hacerse dueños de rincones y plazas.
De repénte, un gáto, cruzó la calle casi sin mirar a los lados. Agazapado, se metió dentro de un jardin cercano ,como intuyendo el peligro... A los pocos instantes,apareció otro enórme felino, olfateandole , y de una zancada, se le tiró encima. El silencio de la noche, se tiñó de dolorosos aullidos ...cada cuál, tenia las uñas más afiladas .Se perdieron huyendo por el camino hacía el parque .
Misterios de ciudad mientras dormimos.
Pasada cási una hora, salió el sol, las gentes volvieron a pisar las aceras, se veia a los niños con los ojos cargados de sueño camino a la escuela , los gatos compartian el jardín como si nada hubiera pasado . Misterios de ciudad, mientras dormimos...
Posted by Picasa