24 de marzo de 2010

CEFERINO EL "TONTO"

Ceferino, era un hombre joven. Acababa de dejar la adolescencia. Tenia el pelo rizoso y los ojos oscuros que miraban escudriñándote como tratando de leerte el alma. Era alto, delgado.

Su cara ofrecia diversas conjeturas a la hora de juzgarla, unas veces se adivinaba su alma infantil y otras era como observar una persona madura que no concordaba con la edad que tenía.

Su voz era potente. De su garganta salían a veces gritos inteligibles llenando de un oscuro misterio la calleja donde vivía.

Cuando oía acercarse a alguien por el camino, corría presuroso de su escondite tratando de hacerse entender. Se le iluminaban sus ojos negros de una luz especial y salían palabras en barullo de su boca, como una canción lastimera echa de poemas recónditos.

Los niños un poco mayores del lugar, crueles como todos los niños, solían reírse de él y gastarle bromas. Mas de una vez, le lanzaron piedras para asustarle, pero el rompía en unas sonoras carcajadas, que asustaban a los pajarillos que contemplaban impávidos la macabra escena.

Cerca de la calleja donde vivía el "tonto"solía venir los veranos una niñita inquieta, revoltosa y muy impetuosa. La primera vez que le descubrió, escuchando sus gritos se asustó y salió corriendo. Cuando pasaba cerca de la casa donde vivia Ceferino, lo hacía conteniendo la respiración , como queriendo terminar prontamente aquel terrible trago. Se imaginaba que aquellos alarídos eran de un terrible ser que quizá pretendia llevarla a su escondrijo. y encerrarla para siempre

Pero la mayoria de las veces, él salia a su encuentro ilusionado esperando recibir una sonrisa cómplice de una bella amistad.

Poco a poco fue perdiendo el miedo aquella niña presumida y respondona, y un día se atrevió a saludarle, mirándole a los ojos. Desde aquel instante, fue su mejor amigo. A su manera se entendían en un idioma universal, el del cariño.

Por la calleja, se escuchaban ahora, risas infantiles y cálidos gritos con sabor a ilusión.

Las paredes de las casas cercanas sonreian contemplando asombradas el cambio que habia experimentado Ceferino. Aún hoy guardan entre sus mejores recuerdos la historia entrañable de aquellos seres que supieron amarse y entenderse .
Posted by Picasa