8 de diciembre de 2015

OLLAS FERROVIARIAS


Ayer tuvo lugar por segundo año el Concurso de Ollas Ferroviarias. Hubo gran afluencia de público a largo de la mañana, mientras los concursantes preparaban sus guisos de patatas con carne de vacuno cara al público, y considerando atentamente las bases del concurso.
Queriendo rescatar viejas costumbres nació este concurso. Rememorando la manera que tenían los empleados del Ferrocarril de la Robla, por entonces en pleno auge, de calentar su comida, por medio de un artilugio que permitía poner brasas de la misma locomotora dentro de él y poniendo la olla encima.


Este año he podido conocer a Alberto, uno de los organizadores y a sus amigos .





 Hicieron una rifa con productos exquisitos, y ofrecieron el dinero obtenido a el Club de Entibadores.
Había 28 participantes en el concurso, entre personas del municipio, país vasco y Mataporquera- Cantabria.



Algunos no suelen faltar a la cita rodeados de su familia, y este año han conseguido uno de los premios.


Se podía ver gran concentración en los grupos a la hora de preparar el guiso.



Con muy buena mano se cortaban lonchas de exquisito jamón para hacer más leve la espera...


El acto estuvo presentado por Jose, Iris, buen comunicador que domina como nadie el arte del micrófono.



























A las 13,30, el jurado fue desgustando cada una de las ollas para más tarde poder dar los premios a los mejores.
Dos miembros del jurado, Aimar y Carlos, llegaron desde Orduña- Vizcaya,  concretamente de la Sociedad Gastronómica Peña la Barca, y la Sociedad Romer, encargadas de organizar en su localidad diversos actos relacionados con el bacalao al pil pil, mientras que la segunda lo hace en relación al marmitako y la paella, según informan fuentes del Norte de Castilla.



Una vez finalizada la cata de las ollas por los miembros del jurado, todos los participantes quisieron hacerse una fotografía para el recuerdo.



Después, empezó la evaluación para conceder los premios.






Los premios estaban divididos en dos categorías: una general que contó con premios de 200, 150, 100, 75 y 50. y una local que tuvo dos premios, uno de 75 y otro de 50.
Los ganadores fueron la Sociedad Bilbao Kresal que obtuvo el primer puesto. Manu de Orduña, logro el segundo puesto y Candelas, de Guardo, obtuvo el tercer puesto en la general y el primero en la local.
En cuarto y quinto puesto, se lo llevaron las participantes locales, Sheila y Marisa Gonzalez.



Alberto, también me presento a su mujer y estuvo muy pendiente de mi y muy cariñoso a lo largo del evento. A los dos les dedico esta entrada.