29 de junio de 2010

NOMBRE EN EL ASFALTO


Un nombre escrito en el asfalto. Una historia de amor adolescente, un tiempo único e irrepetible... 
Tardes doradas de sol y promesas de trigales a la caída de la tarde cuando la ilusión se mece entre los pliegues del alma y el corazón emprende la loca carrera de los sentimientos.
Un nombre y una mujer enamorada que escribió con la fuerza de sus dedos un poema en la piedra de la calle a la persona amada .
Pasaran los días, los años...las gentes en su ir y venir borraran con sus pisadas ese nombre como se borran las huellas del camino de la vida, pero la historia de amor permanecerá para siempre en el recuerdo de los amantes.

27 de junio de 2010

LAS FIESTAS DE LOS PUEBLOS


Con la llegada del verano los pueblos celebran sus fiestas patronales y los lugares se llenan de bullicio y alegría.
El otro día tuve la oportunidad de acudir a la fiesta de Velilla del río Carrión, -un pueblo de la montaña palentina- con unos amigos. Tienen como particularidad que se celebran en una campa al lado de las fuentes Tamáricas que datan de la época de la conquista romana de los cántabros y que tienen la peculiaridad de llenarse y vaciarse por si solas, por lo que algún geógrafo e historiador las confieren poderes augurales y se supone fueron utilizadas como oráculo de antiguas civilizaciones.
La lápida presente a la entrada del recinto, advierte del mal augurio de visitar la fuente estando vacía. Menos mal que estaba llena en esos momentos...jejejeje
La noche anterior pude asistir a la  hoguera de S.Juan en el mismo lugar. Dejo constancia de ello, con  las fotografías que mi amigo me hizo grabando el espectáculo.
Días festivos en compañía de buenos amigos degustando una paella en un precioso lugar.

25 de junio de 2010

LAURA

Había comenzado el verano y un mundo de color y de sol inundaban los días. Después de los largos días invernales, Laura, despertaba de su letargo y recorría con pisadas fuertes y seguras sus rincones y lugares preferidos.

Atrás quedaban los madrugones al amanecer cuando parecía que las mantas se le habían pegado a su cuerpo y era imposible desprenderse de ellas. Ahora el sol penetraba por la ventana y le hacia guiños de complicidad invitándole a vivir. La sonrisa salia de sus labios mas fácilmente, su ánimo estaba como en la cumbre de una montaña. Cantaba y tarareaba canciones de amor, no le importaba hacerlo incluso por la calle, como queriendo compartir su alegría con el resto de la gente.

Le gustaba dar grandes paseos en soledad con la única compañía de su perro y unos auriculares en sus oídos con la música que le hacia soñar. A veces, acariciaba las pequeñas margaritas en el verde prado descubriendo en su belleza recién estrenada un misterio profundo de vida. Acercaba su rostro al ras de tierra y hablaba con las profundidades donde solo parece que hay oscuridad. Abrazaba a los árboles para contagiarse de su vigor y fortaleza y dejaba en su corteza todo aquello que la hacia sufrir.

Amaba los días y la vida misma y era feliz con las cosas sencillas. Tenia sueños y proyectos porque en su larga vida había aprendido que no conviene dejarse morir...

Al atardecer, cuando el sol se ocultaba, su capacidad de descubrir la belleza era su mejor distracción, y dejaba caer a su paso suspiros de cielo que subían alegremente a besar las estrellas. Recorría en silencio aquellos lugares que le habían hecho feliz en su infancia, y entonces el corazón le latía con una fuerza inusitada, como si le viniera de golpe toda la felicidad a borbotones apagando en un suspiro los malos momentos.

Se rodeaba de buenos amigos con los que compartir lo bueno y lo malo, la risa y el dolor. Guardaba en su corazón los instantes vividos en compañía y que se recuerdan siempre.

En las noches de luna llena, abría su balcón y conversaba de tú a tú con ella. Era como subir al infinito, donde el tiempo nunca muere, donde la eternidad se hace canción enamorada, donde de alguna manera, sentía la mirada de las personas amadas que se habían marchado para no volver.
Posted by Picasa

22 de junio de 2010

CONCENTRACIÓN DE PENSIONISTAS Y JUBILADOS














Hoy el sol ha lucido como nunca. Desde la primera hora de la mañana la plaza se ha ido llenando de fiesta y muchos han sido los autobuses que han llegado con personas de distintos pueblos. Se celebraba una concentración de jubilados y pensionistas de la región.

Al llegar provista de mis cámaras, he podido observar caras sonrientes, miradas alegres, pasos ilusionados...La idea de brindar a las personas mayores un homenaje y ofrecerles una fiesta, es algo que les debemos en justicia. Ellos representan mucho para la sociedad. De ellos con todos sus errores y sus aciertos hemos aprendido unos valores que guardamos en el fondo del alma y procuramos transmitir a las generaciones venideras creando así una cadena de convivencia en el presente y en el futuro.

Se ha celebrado la Santa Misa cantada por el coro local en la que han participado muy emocionados las personas allí reunidas. El sacerdote les ha dirigido una entrañables palabras y he podido ver como las lágrimas resbalaban por algún rostro recio de esta tierra castellana.
Se ha rendido un homenaje a una anciana por ser la mayor de la asociación y las autoridades han subido al estrado para brindarle a los ojos de todos su respeto y cariño. Delante de mi, un chaval cámara en mano, grababa sin perder detalle. Una señora detrás de él, protestaba que no veía, y le decía sin moverse: "¡señora que es mi abuela!"

También yo he hecho mis vídeos...los pondré mañana. Después se han repartido por la plaza participando de juegos organizados para ellos. Por la tarde los Coros y Danzas han bailado en su honor. A última hora, una orquesta ha hecho la delicias de todos que han bailado como en sus mejores tiempos.

Por último, deciros que he podido hacer fotos de todos mis vecinos mayores muy emocionada, no en vano mi madre falleció el año pasado y la he tenido presente durante todo el dia...¡Como le hubiera gustado esta fiesta! Ha sido un placer fotografiar esos rostros serenos por el paso de los años y sus miradas bondadosas

19 de junio de 2010

EL TEMOR

Charlaban animadamente de sus cosas en una esquina compartiendo risas y recuerdos. De repente, un anciano se paró delante mirando insistentemente a uno de ellos. La risa se convirtió en una mueca dolorida, como algo inesperado que no quieres que sea real, como el recuerdo triste de la infancia que creías olvidada.
El anciano de ojos claros y penetrantes saludó secamente a su hijo. La mirada del hijo, temerosa, se cruzó con la de él, una mirada distante, fría, intentando sofocar las emociones de aquel encuentro fortuito.
Mientras hablan los dos de cosas intrascendentes, la mirada del desconocido acompañante pudo observar al anciano recién llegado. Tenia el pelo blanco, los ojos azules, alto, bien parecido. Conservaba aún un aspecto atractivo debido a la belleza de su juventud. Solo desdecía su aspecto descuidado y sucio, su ropa con olor a pasado, sus manos agrietadas por la vida, sus zapatos llenos de polvo, su mirada que aun guardaba la intransigencia y la dureza de siempre.
Alguna vez le volvió a ver por la calle. Le observó en silencio. Iba solo, observando a las gentes en su ir y venir.
Nunca me quiso, le dijo su amigo, jamas me acarició con amor, me pegó sin piedad durante años, le tenia verdadero pánico...de alguna manera he sido huérfano de padre.
No se puede amar, cuando no te han amado.

16 de junio de 2010

PASOS EN EL AIRE


Amaneció un día soleado como preludio de risas y ternuras en el fondo del alma.
 Miró el horizonte para sentir que su pequeño mundo se extendía lejano y lleno de misterios aun por descubrir.
 Abrió la ventana muy despacio para sentir la belleza de la vida y fue poniendo poco a poco las zapatillas de sus hijos en el tendedero, también algún peluche recién lavado.
La sonrisa ilumino su cara mientras observaba pisadas en el aire, pasos que la llevaban mas allá de la monotonía de los días iguales. Sin dejar morir sus sueños, se sintió feliz por que el amor formaba parte de ella misma.

13 de junio de 2010

FESTIVAL DE COROS Y DANZAS

Tradicionalmente se viene celebrando el día de San Antonío patrón del pueblo, el Festival de Coros y Danzas. Por lo menos la lluvia no ha hecho aparición ni hacia demasiado calor pues las sayas de los trajes regionales, no son una, sino varias, ademas del peso dan calor
A la hora señalada, han desfilado por la avenida hasta llegar a la Carpa de Festejos. La calle se ha llenado de alegría con su música y el colorido de sus trajes.
He podido grabar y hacer muchas fotos de los grupos de varias regiones, que han tenido la amabilidad de posar para mi.
Había muchos espectadores acompañando y aplaudiendo. Cuando las notas de la música del Folklore de la tierra nos envuelve y se escuchan repicar con fuerza el zapateao de los bailarines, una emoción nos embarga. De alguna manera están ahí nuestras raíces y las de nuestros antepasados, por eso no se pueden perder tradiciones que han ido pasando de padres a hijos.
 ¡hay que pasar el testigo!
A mis amigos blogueros de siempre, decirles que perdonen mi insistencia en poner cosas del pueblo, pero que S.Antonio es una vez al año, y  me leen muchos que un día tuvieron que partir a otros lugares y les hace ilusión saber de nosotros.