19 de abril de 2009

Algunos hombres buenos





Ayer, al levantar la persiana de la sala como cada mañana, se rompió la cinta que la sujetaba y me quede en la oscuridad .

Se presenta un día negro, dije para mis adentros , observando la oscuridad recién estrenado un nuevo día.


Levanté el resto de las persianas para ver la luz del sol y recobrar el ánimo

Desayuné pausadamente  ya que me puedo permitir el lujo de hacerlo, y después de un buen café y una tostada  empecé a ver las cosas de otra manera . Salí con Laika y el sol tímidamente me saludó.

Llamé a Manolo  para ver si podía venir a arreglar mi persiana rota y tuve la suerte de que a la media hora, estaba en casa con su hijo dispuesto a arreglarla.

Mientras, empezamos a charlar de varias cosas, y salió el tema de los libros  que últimamente se han escrito contando la historia del pueblo y sus habitantes . Él lleva toda su vida viviendo en él y conoce detalles  que personalmente desconozco  por haber vivido siempre fuera .

Me comentaba  que en esos libros no se hacia justicia a "algunos hombres buenos" ( les llamaremos así, porque me recuerda a una película con un título parecido donde se habla del honor )

Al contármelo, sus ojos  brillaban de una manera especial, uno de ellos era su padre fallecido hace unos años.

En aquella época los mineros trabajaban en unas condiciones durisimas. Para acudir al trabajo cada mañana  subían a la mina en los camiones  amontonados como una más de las piedras del negro carbón . En invierno debían pasar un frío horroroso, por esta zona es un clima duro y la nieve se dejaba ver por entonces con bastante frecuencia

Después de todo un día de duro trabajo comiendo allí mismo la comida que llevaban de casa  fría y desangelada , volvían de nuevo en el camión negros de pies a cabeza .

Un grupo de ellos con el padre de Manolo a la cabeza fundaron el "Sindicato Horizontal " por el que se comprometieron  a luchar por sus derechos y su dignidad en el trabajo.

Fueron meses o quizá años de lucha comprometida y en nombre de los demás compañeros . En estos casos, son los más decididos y valientes  los que en nombre de los demás y para beneficio de todos se complican la vida y ponen su esfuerzo en una lucha ardua hasta conseguir lo que se desea.

Ponen la palabra y el diálogo con los empresarios y sus representantes,  se llegan a tímidos acuerdos, quizá, se reciben desplantes de parte de los poderosos,  pero sienten el peso y la responsabilidad del resto de los trabajadores  y una fuerza interior se adueña de ellos.

Poco a poco, no sin un tremendo esfuerzo, consiguen por fin el triunfo de sus reivindicaciones .

Un mes es un autobús cubierto . Meses más tarde, son las duchas en las dependencias del trabajo , quizá más adelante un comedor ...

Se ven beneficiados de su esfuerzo miles de mineros que no volverán a pasar frío, que comerán caliente, que podrán regresar limpios a sus casas.

Quedará como legado de derechos adquiridos a las nuevas generaciones

En la sombra, quedará el esfuerzo de estos "hombres buenos" no aparecerán en los libros que cuentan las hazañas de los conocidos del lugar de mejor posición , quizá no tengan un reconocimiento ciudadano, pero el cariño de un hijo orgulloso de su padre  como Manolo, lo pregonará a los cuatro vientos por las esquinas.

Yo también me uno con este pequeño homenaje . Mi padre, era minero y amigo del padre de Manolo, también era "un hombre bueno y de honor " Siempre apoyó las causas nobles y se implicó en los problemas de los demás . Con orgullo de hija , me gusta recordarlo, al lado del padre de Manolo
Posted by Picasa