9 de diciembre de 2017

NUEVOS CAMINOS


Recorro nuevos caminos y observo nuevas gentes al pasar. Unas veces en blanco y negro.


Otras, el horizonte se llena de color. Figuras que parecen estáticas, pero están llenas de vida y movimiento.


Retazos en blanco y negro al amanecer de un día de fiesta, donde el bullicio se hace poema al caminar .


Pisadas en color desafiando el frío de la mañana y saltando el parapeto de los miedos.


La magia de la ilusión infantil por las paredes para alegrar este viejo mundo cansado y loco.


Y la belleza más pura que se asoma por los rincones llenándolos de inocencia.

25 de noviembre de 2017

FESTIVIDAD DE SAN ANDRÉS


Como bien sabéis los que me leéis habitualmente, me gustan los reportajes donde os muestro lo que mis ojos ven. Como me acabo de mudar a Zizur Mayor a cinco kilómetros de Pamplona, al enterarme que celebraban la fiesta de San Andrés patrón de la localidad, allí me fui a grabar unos vídeos y hacer unas fotos.



Al verme llegar, un simpático cabezudo vino a mi encuentro para darme la bienvenida.


Y esta bella señorita me dedicó una sonrisa


Después vino el chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento.




Y la plaza se llenó de la alegría de la fiesta.


Amenazaba lluvia, pero familias enteras estaban con sus pequeños bailando y riendo


Allí estaban los de la Charanga Delirium deleitándonos con su música.


Me presenté a ellos prometiendo darles mucha caña, como dicen ahora...


Después, las notas musicales me llevaron a un coro maravilloso acompañado de un acordeón.



Me uní a ellos largo rato y entablé conversación con una señora del grupo. Al comentarle que venía de Palencía y concretamente de Guardo, me hizo saber que tiene familiares allí y que ha estado alguna vez.




Mañana festiva con alegre pasacalle con sus danzas .


Un chaval bailaba si parar imitando a los mayores.




Por la tarde había más actividades, pero ya no salí.



La mañana del Domingo tuvo lugar la celebración de la Santa Misa en la Parroquia de San Andrés y el recorrido de Comparsas de Gigantes y Cabezudos acompañados de la Corporación Municipal y la Banda de Música de Zizur Mayor por el casco antiguo.








16 de noviembre de 2017

LA CAJA DE LOS BESOS


Desde hace ocho días resido en mi nueva ciudad. Hace tiempo que lo venía anunciando como algo muy lejano y que no tenía ninguna gana de que se hiciera realidad, pero el tiempo pasa volando y aquí estoy, en Pamplona.
Cuando se tiene una edad como la mía, uno es más reacio a cambiar sus rutinas, amigos, lugares...
Por eso he de confesaros que me ha costado un poco el cambio.
En estos días apenas he tenido tiempo de tener "morriña". Entre acondicionar mi nueva casa y hacerme con la zona, se me ha pasado el tiempo. Bien es verdad que todo ha sido muy llevadero con la valiosa colaboración de mi hermana y su familia.
He vivido en diferentes regiones españolas, pero sobre todo en Sevilla y Málaga. Hace veinte años regresé a mis raíces y he sido muy feliz en Guardo, un pueblo de la provincia de Palencia.
Allí he dejado amigos y conocidos y vivencias maravillosas. Mi idea es volver cada primavera a ese lugar donde he sido tan feliz a lo largo de estos años.
Conmigo me he traído objetos de valor afectivo, como la caja que os muestro. Esta preciosa caja me la regaló la pequeña, Lía de la mano de sus abuelos llena de exquisitos chocolates. Aún recuerdo como si fuera hoy, los latidos del corazón de la niña cuando me la entregó. Su cara irradiaba felicidad y sus manitas casi temblaban de la emoción. Fueron unos instantes mágicos donde toda la belleza del universo de concentró en aquel instante. Como premio la besé con toda la ternura de que fui capaz. Y es que la capacidad de ilusión de un niño, es infinita. Ese sentimiento de generosidad genuino, sin contaminar, estará siempre presente en mis más bellos recuerdos.
Después, con el paso del tiempo la caja se quedó vacía de chocolates y la fui llenado de besos. Los besos que ella me fue dando.
Mejor dicho la fuimos llenando de besos, porque así lo convinimos las dos.
Cada beso que me daba, lo guardábamos corriendo para que el viento no se lo llevara lejos. Así ahora puedo abrirla y sentir uno a uno los maravillosos besos de la pequeña, Lía y hacer más llevadero mi nuevo destino.

30 de octubre de 2017

REBELDIA


Una vez más, se puso el mundo por montera subida a los tacones de sus zapatos. Siempre fue una mujer insumisa con una personalidad bien marcada.
Ya desde niña bien pequeña, elegía como quería ponerse los calcetines saltándose las normas. Era capaz de ponerse uno de cada color como desafiando a su madre y al mundo.
Esa característica suya le acompaño a lo largo de su vida como parte de su esencia.
Y no pudiendo evitar ese incorformismo, fueron muchas las veces que se puso los calcetines diferentes como reivindicando que ella era única y no estaba dispuesta a formar parte de una uniformidad que la asfixiaba.
Jamás rindió pleitesía a nadie, pues su espíritu libre le impedía arrodillarse ante cualquier interés que menoscabara su dignidad.
No estuvo exenta de críticas feroces, dado que el rebelde con su desacato y desafío a la autoridad, no está bien visto en una sociedad adulterada por un cómodo relajo y un conformismo que mata los sueños y las conciencias.
Pero es que la rebeldía tiene otro componente que olvidamos a veces, y es que el indócil es duro, fuerte, tenaz...
La rebeldía auténtica, no se puede confundir con la agresividad, propia de espíritus débiles.
Ella supo mantenerse fiel a si misma mientras la vida le fue llevando de acá para allá .Evolucionó y maduro su personalidad, sin dejarse morir por la indiferencia que da el paso de los años.
Su espíritu siempre tuvo el empuje de su infancia cuando era capaz de ponerse un calcetín de cada color dispuesta a afrontar su propia vida.

P.D. Dedicado a Irene.

17 de octubre de 2017

MATERNIDAD


Amor cálido de tu corazón al mio, mientras cobijo en mi alma tus pasos vacilantes al caer la tarde de la vida. Una alfombra de hojas marchitas cubre tu camino que ya quieres recorrer en solitario.
Te escapas y corres para que nadie te atrape.
Has intuido la libertad y vas camino de ella a pesar de tu fragilidad.


Tus inseguros pasos se compenetran con otros pasos seguros que te acompañan en ese afán tuyo de volar cometas por los caminos, mientras en el cielo se dibuja un arco iris de maravillosas posibilidades.
Siempre en la sombra, vigilando, sosteniendo, animando, consolando...
El sonido se esos pasos será el eco que te acompañe siempre llenando de besos tu vida.


Tus pequeñas manos en las suyas, te conducirán a buen puerto librando mil batallas.
Ese lazo entre vuestras manos unidas, será el nuevo cordón umbilical que os una para siempre.
Tus ojos fijos en sus ojos como pájaros voladores surcarán cielos infinitos.
Después, no te olvides de besar sus manos y también su frente, cuando ella lo necesite.

3 de octubre de 2017

LA SOMBRA


Me contaron la historia de un niño que le llevaron a conocer el mar. El pequeño niño al ver la arena de la playa y el agua que jugaba con ella, sintió deseos de correr con sus pies descalzos riendo y saltando. Pero he aquí, que de repente algo desconocido le salió al encuentro y un miedo instintivo le llevo a gritar con todas sus fuerzas buscando desconsolado los brazos de su mamá.
La madre corrió a su encuentro con la enorme preocupación de que una medusa o cualquier otro bicho le hubiera picado, pero no pudo dar con la causa del miedo de su retoño.
Fue al día siguiente, a su regreso a la playa y el niño volvió a gritar de nuevo, cuando se dio cuenta de que una sombra oscura se proyectaba en la arena con la silueta de su pequeño y era la causante de sus gritos.
Después de haberle cobijado entre sus brazos con inmensa ternura, el niño se sintió seguro y cejo en su llanto poco a poco mientras el sol le besaba con ternura.
Su hermano mayor un niño de sonrisa pícara y ojos bellos, se le acercó y le tomó de su mano mientras le animaba a pasear.
-"No te preocupes, peque, es algo que siempre va con nosotros"- le decía bajito-
Animado por la experiencia y la seguridad de su hermano a pesar de sus también pocos años, corrieron los dos al unísono  bajo la mirada atenta de su madre.
Ya desde la infancia al descubrir nuestro propio yo a través de la sombra, nos asustamos.  Con el paso de los años no logramos hacer la paces con ella, porque en el fondo nos da miedo profundizar en nuestro interior y aceptarnos tal cual somos.
Nos limitamos a aceptar aquello de nuestro propio ser que conocemos ligeramente, pero hay otro conocimiento que se nos escapa e ignoramos, que se agazapa en nuestra sombra.
La sombra según los entendidos es todo aquello que rechazamos de nuestro carácter y personalidad.
Una parte de nuestra manera de ser se manifiesta ante los demás y otra permanece oculta. A veces nos vemos reflejados en ellos precisamente en aquello que detestamos.
La sombra, abarca y esconde nuestros miedos e inseguridades, nuestra capacidad para el bien y para el mal, nuestros condicionamientos a causa de la educación...
De ahí que ese mundo desconocido nos cause temor.
A veces la imaginación y el miedo,  distorsionan nuestra propia sombra creando figuras que no reconocemos como propias.
Esta dama como fiel compañera nos seguirá a todas partes, pero me gusta pensar que siempre habrá un hermano mayor que cogerá nuestra mano en el camino de la vida, como el del protagonista de mi historia, o los besos de una madre, dándonos seguridad.
En fin...tampoco quería traer yo aquí un tratado de psicología. Simplemente relatar la bonita historia de un niño que le llevaron a conocer el mar.

P.D. Dedicado a Manuel y a Pablo.

24 de septiembre de 2017

ROMERÍA DE LA VIRGEN DEL BREZO


En los últimos días del verano, tiene lugar cada año la Romería de la Virgen del Brezo en el Santuario situado en Villafria de la Peña.


El Santuario es de estilo neoclásico del siglo XVIII que consta de tres edificios: el templo, la capilla de confesiones y la hospedería.



Con gran afluencia de público tiene lugar cada año esta fiesta en honor de la Virgen. Familias enteras acuden a la cita que ya forma parte de una tradición que va pasando de padres a hijos. 






A lo largo de la mañana los fieles van pasando a besar la medalla de la Virgen que se encuentra detrás del altar y se hacen fotos junto a la imagen.




A la hora señalada tiene lugar la procesión de la Virgen.


Recorre los alrededores del Santuario


Hasta llegar al altar donde tiene lugar la Santa Misa.


Ana Clara le canta desde hace años el Ave Maria en medio de un impresionante silencio. La pena que al megafonía siempre juega alguna mala pasada.


Al finalizar la Santa Misa, se le canta a la Virgen la Salve.


La Asociación de Pendoneros colaboran acompañando a la Virgen en ese día y a los romeros que se acercan a honrar a la Virgen.




En un ambiente festivo a lo largo del día hay distintas actividades que llenan de alegría este rincón de la Montaña Palentina.










Para terminar os dejo unas cuantas fotos del día.

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10214754829008659.1073742585.1362892841&type=3

Desde este enlace, podéis ver un álbum de fotografías que hice en mi Facebook

14 de septiembre de 2017

LA CITA


Desde hace bastante tiempo tenía una cita pendiente. Las citas, cuando son deseadas se viven intensamente antes. Así me ha ocurrido a mi con esta.
Os cuento. Conocí a Luis, con motivo del concierto que tuvo lugar en la festividad de San Antonío en Guardo. Celebraban el veinticinco aniversario este grupo de la localidad llamado "Dispersos" y había prometido a su hermano, Javier hacerles una entrada en mi blog. Él había sido componente del grupo.
Me atreví a robarle esta instantánea mientras escuchaba a algún artista invitado para la ocasión.



Después subió él al escenario con su guitarra. Se le puede ver en el vídeo que os muestro y que pude grabar entonces.



Esta foto del grupo en sus tiempos mozos como se suele decir, me la pasó para mi reportaje su hermano, Javier, cantautor y poeta. En la fotografía, Luis, es el segundo por la derecha.
Ese día, su hermano me lo presentó unos instantes antes del concierto. Fueron breves momentos y un saludo afectuoso, pero Luis dejo en mi la impronta de la belleza de su interior.
En dos o tres ocasiones le volví a ver de nuevo y charlamos despacio. Luis, era de esas personas afectuosas que te ofrecen el calor de su mirada sincera, donde uno se cobija  amparado en la amistad. Los hombres buenos, van dejando a su paso un reguero de amigos enlazados entre sí. Ellos se van, pero sus obras son eternas.
Queriendo conocerle un poco más, quise visitarle en su taller de forja donde él daba rienda suelta a su pasión por el arte con su trabajo profesional. Así se lo hice notar y me comentó que estaban haciendo unas reformas, que nada más terminasen tendría ocasión de visitar su "cueva" como me gustaba llamar a ese rincón y él mismo me lo enseñaría.
Pero el destino a veces nos juega malas pasadas, es incierto, traicionero, ladrón, cruel...
Luis, se fue inesperadamente dejándonos a los que le queríamos rotos de dolor.
Nuestra cita se quedó pendiente, pero a lo largo de este tiempo he ido interiorizando su recuerdo para cuando llegase la hora de cumplir mi promesa.



Esta tarde emprendí rumbo a ese lugar tan querido para él y donde reposa su espíritu. La emoción me embargaba pues le sentía cerca. Allí estaban expuestas sus obras de cerámica más preciadas. Pude acariciar ese barro al que él había dado forma con su manos y de alguna manera sentirlas en las mías.
Me contaba su hijo como comenzó su andadura en este arte y al llegar a esta pieza recordó una anécdota. La presentó en un concurso y era la mejor sin duda alguna. No lo vio así el jurado y le entregaron el segundo premio, con una cantidad en metálico nada despreciable. Él, con enorme dignidad, renunció a él por no estar de acuerdo y reivindicando su arte.


Su vocación y su amor por el barro se fraguó en la primera clase de cerámica en unos cursos con otros alumnos del pueblo. El profesor que impartía el curso le felicitó por la pieza que estaba realizando mostrando mucho interés por el don que tenía.
Entonces, en una habitación de casa monta el torno y comienza su andadura, hasta sacar sus primeros diseños basados en el mundo de los cómics y su propia linea.


A finales de los ochenta, se une a Valentin Prieto que venia de una familia de herreros y se juntan los dos fusionando el barro y el hierro, pues también él venia del mundo de la soldadura y le llama la atención esa posibilidad. Ambos artistas están juntos largo tiempo con enormes proyectos y participan en ferias, concursos y el nombre de "Alforja" es un grupo prestigioso que lleva por el mundo el nombre de la Comunidad de Castilla León




En este vídeo que he rescatado de internet se le puede escuchar hablar de su trabajo.

En el año 98, Valentin deja el proyecto y su hijo, Jose Javier, que en principio no pensaba dedicarse a ello, toma el relevo animado por su padre. Antes habían puesto una tienda en Valladolid donde vendían un poco de todo.
Me fascina el mundo de los artistas tan mal pagado y lleno de intensas horas de trabajo. Viven en otra dimensión que no siempre es fácil entender. Se mueven con otros parámetros, distintos al resto de los mortales. El valor material de las cosas es algo muy relativo en ese mundo suyo donde prima el arte.
Pero al artista ya nadie le podrá arrebatar los instantes vividos.


Jose Javier, se ha convertido en un digno sucesor de su padre. No hay duda de que los genes han tenido algo que ver...
Me habla emocionado de su progenitor, e incluso en algún momento se le quiebra la voz. Le noto cansado, llego ayer de viaje y tiene mucho trabajo. Le agradezco que haya hecho un alto en el camino para atendernos con enorme afecto.
Me hubiera gustado tener a mi lado en estos momentos a, Carmen, su mujer y a, Alba, su hija. Mi recuerdo va para ellas...


Recorro la casa por fuera sin perderme cada uno de los detalles que encierra. Es como si mi amigo, Luis me los fuera enseñando uno a uno...









Fuera hace frío, un aíre que baja de la montaña se cuela entre mis huesos mientras voy despidiéndome del lugar, pero apenas lo noto por la emoción de lo vivido.
He estado rodeada de gente, pero interiormente estaba sola con Luis. Por fin he podido acudir a la cita. Mi cita con Luis.
A lo lejos, puedo ver la estela que ha dejado con su vida y su ejemplo.


Para terminar, os dejo este retrato que le hizo el pintor de la zona, Jose Antonio Cagigal, amigo de la familia. Un bello recuerdo de esta maravillosa tierra de artistas.