23 de octubre de 2010

TARDE DE CINE

Esta tarde de sábado he visto una pelicula china. Habia leido la crítica y sabia que habia obtenido en el Festival de Berlin, el Oso de Plata y premio del jurado.
El director, Zhang Yimou nos regala con verdadera maestria una maravillosa historia de amor. Llena de una poesia visual llena de sensibilidad y sentimiento. Con un perfecto montaje nos recrea de paisajes, ceremonias, vestuario, gestos y miradas, lo esencial y lo pequeño con una riqueza estética y humana que alcanza lo sublime.
Una buena puesta en escena cada vez mas desnuda de cualquier artificio. La espontaneidad y frescura de su narración, su sencillez y su lirismo extremos, sus toques oníricos y sus explícitos silencios-apenas hay diálogos- hacen de ella una obra maestra.

La cara de la principal intérprete, Zhang, Ziyi, llena de expresividad lo dice todo...solo hace falta mirarla y dejarse llevar del sentimiento. Una maravillosa  banda sonora acompaña a las distintas secuencias impregnadas de un colorido lleno de mágia, que  hace que el espectador se sumerja en un cúmulo de sensaciones que no le dejaran indiferente.
Lenta, para ver sin prisas, para saborear cada instante, hace gala de la simplicidad necesaria para llegar con naturalidad y ternura a la esencia de las cosas. Esas cosas tan simples como una comida preparada con exquisito cariño e ilusión, que nos hace ver lo importante que son esos pequeños momentos que nos ofrecen o que ofrecemos y que muchas veces no son valorados como realmente merecen.
Cuando los olvidamos, siempre queda "volver  a casa". La casa que es todo lo que realmente importa.

17 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

La veremos, por lo que cuentas no nos quedaremos indiferentes con el mensaje que se pretende dar en ella, un saludo.

Alfonso dijo...

Se apunta :)

geminis dijo...

Si de esas para saborear cada instante debe ser excelente, esos momentos son los mejores.
un beso =)

Calvarian dijo...

La vida la complicamos nosotros, en las cosas más simples y sencillas en en las que debiéramos buscar la felicidad.
Bésix

mariajesusparadela dijo...

Lo importante siempre nos parece aquello que sucede raramente. Pero lo que nos hace felices es siempre lo cotidiano. Lástima que mucha gente no se de cuenta.

Elena dijo...

Suscribo todo lo que dice Mª Jesús.

Un beso Maripaz.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Las cosas que realmente importan, las notamos cuando volvemos a ellas...

Saludos y un abrazo.

Eastriver dijo...

Eres una dama tan inquieta... eso está bien porque implica que vives tu vida con enorme intensidad. A mí me da algo de miedo el cine chino, la verdad. Pero es cierto que en ocasiones es tan detallista, tan minucioso, que vale la pena de llenarnos de otra forma de mirar y de vivir. Un abrazo.

Dilaida dijo...

El cine chino no me llama mucho la atención, pero si viene recomendado por ti... habrá que verla.
Bicos

Maripaz Brugos dijo...

Ramón, no me gusta todo el cine chino. De echo me gustan algunos directores solo.Saboreo la manera minuciosa que tienen de contar las cosas,lentamente, muy despacio, son muy tradicionales, ceremoniosos. Quizá para nuestra cultura mas bullangera, mas de mostrar sentimientos y deseos, de vivir mas deprisa, sea dificil llegar a conectar con ellos. Pero poseen valores y tradiciones milenarias enquicecedoras, a pesar de la falta de libertad en que viven.
Esta pelicula, contiene una sabiduria sobre las cosas importantes de la vida, entre ellas el amor y las pequeñas cosas. El director lo ha sabido plasmar con una buena fotografia, bellos paisajes con un colorido mágico, una banda sonora espectacular, y los gestos y miradas de una niña enamorada.

Thiago dijo...

Ay, qué humor tienes, cari... ver una peli china y además de esas de premio de festival...? Solo falta que me digas que era en blanco y negro, jaaj. Y dices tú que era lenta? pues si hablas asi y parece que te gustó es que debe ser desesperante, jaja

No, no, ya los chinos nos están conquistando todo para ahora tb ver sus pelis, jaaj Y menos una peli asi, como tu dices, sencilla, desnuda, a pelo... jaja

Pero bueno, si te gusto y amortizaste, pues estupendo, cari, jaja


Bezos.

F. J. Zamora dijo...

Pues a mi si me gusta el cine chino.
Saben contar historias y saben manejar muy bien la fotografia, me falta saber cual es el nombre de la peli. Un fuerte abrazo desde el Sur.

Anónimo dijo...

"El camino a casa" es una excelente película. La vi con Rita hace seis meses y nos gustó por la fidelidad obsesiva en su compañero por parte de la protagonista, la exquisita sencillez del guión y la difícil armonía que se plantea entre la naturaleza, las duras tradiciones milenarias chinas, cómo superar todo ello y vencer el amor superando todas las dificultades.
Os la recomiendo al igual que "La linterna roja" y en menor medida "Sorgo rojo" del mismo director Zhang Yimou.

Un saludo

Carlos Celada

Maripaz Brugos dijo...

¡Que ilusión Carlos! Mientras veia
la pelicula, pensaba en Rita y en ti, incluso tenia pensado prestaros el DVD para que la vierais.

Nos suelen gustar las mismas peliculas, por algo somos amigos, jejeje.

Un abrazo para los dos.

Aldabra dijo...

Menos mal que uno de los comentaristas dice el título porque o leí mal o no lo he visto... je je je.

A mí me encanta el cine y disfruto mucho con las películas que me dicen algo.

biquiños,

Aldabra dijo...

retiro lo dicho, es que justo había dejado la pantalla en el final del post y no había visto que incluías el vídeo.

Sorry.

bicos,

ARO dijo...

Tomo nota de tu sugerencia, a ver si tengo ocasión de verla. El vídeo es muy sugerente. Saludos.