4 de marzo de 2015

LA MALA EDUCACIÓN.


No puedo comprender la violencia gratuita hacia las personas o animales.
El otro día estaba en casa muy tranquila, cuando el ruido de unas carreras fuera, en el jardín, me llevo a asomarme a la terraza. Cual fue mi sorpresa al ver como unas "inocentes" criaturas como de siete u ocho años la emprendían a pedradas tras unos gatos que tomaban el sol plácidamente.
La verdad, es que no es la primera vez que lo hacen. Eso si, aprovechan cuando nadie los ve y les pueda recriminar su mala conducta.
Por supuesto que yo se la afee mientras ellos me hacían burla sin tener el menor respeto hacia mi o los gatos que corrían con un estrés impresionante tratando de guarecerse en algún rincón y ponerse a salvo de aquellos pequeños salvajes.
Esto me lleva a pensar que algo mal estamos haciendo a la hora de educar a nuestros retoños.
Pienso que en la familia es donde el niño recibe las primeras enseñanzas desde muy pequeñito sobre el respeto a los demás seres vivos. Y ahí no cabe duda de que no podemos dejar pasar "una" por pequeña que sea.
Si desde muy temprana edad no se ponen pautas de conducta y unas normas disciplinarias acorde con la edad del niño, él mismo se encargara de afianzar su carácter caprichoso intentado salirse con la suya y controlar a todas las personas que le rodean, ya sean, padres, abuelos, hermanos...
No es nada fácil educar.
 La mayoría de las veces le echamos la culpa a la falta de tiempo, o a los profesores que no se implican en su educación como debieran, o a un cariño mal entendido sobre la idea de que no tienen que sufrir a tan temprana edad, que ya les llegarán los sinsabores de la vida cuando sean mayores...
Todo son escusas con tal de no tomarnos en serio algo tan importante como es la educación de los hijos que tanto va a influir en su vida de adulto.
Educar es manejar en nuestras manos el alma de nuestros hijos cuando es dúctil,  y hace falta implicarse con una generosidad sin límites para darles lo mejor de nosotros mismos. Con el tiempo podremos ver el fruto de nuestra siembra.
Es verdad que toda nuestra labor puede verse afectada por una mala amistad, por el ambiente en el que se ve inmerso como hijo de su tiempo, por miles de situaciones circunstanciales, pero sin ese fundamento anclado en las raíces familiares sería mucho peor, pues no tendría armas para defenderse.
Luego también esta el "dejarse llevar" por la mayoría del grupo para ser aceptado, y es difícil navegar contracorriente. Con la formación debida, es más difícil que se pierdan en las turbulentas aguas de lo irracional.




Está en estos días corriendo por la red el vídeo de la brutal patada que un joven, no tan niño, le da a una muchacha con el solo fin de hacer una gracia y ser protagonista de un momento de gloria en YouTube.
¿Pero hasta donde vamos a llegar ?
Quizá tenga la culpa el alcohol que nuestros jóvenes consumen con enorme naturalidad desde críos. Pero eso no es atenuante para dar por sentada una disculpa.
Pienso que estas conductas agresivas vienen siempre precedidas de otras en la más tierna infancia. Quizá empezó a tirar piedras a los gatos como esos niños que se divertían al hacerlo. Se empieza con los animales que son los más vulnerables, y se llega a las personas de la manera más sencilla...
Es verdad que culturalmente en nuestra querida patria, no tenemos ninguna empatia con el mundo animal, pero creo que ya va siendo hora de que se legislen leyes que castiguen estas conductas agresivas y evitar que gente sin escrúpulos campeen por las calles ejerciendo la barbarie más absoluta con esas criaturas indefensas.
Y es que el "monstruo" se hace mayor y se desmadra.
Hoy mismo el Consejo de Europa, daba un toque de atención a varios países para controlar el maltrato infantil, impidiendo dar un "cachete" a tu hijo bajo pena de ser arrestado.
No soy partidaria por supuesto del maltrato infantil para nada...
Siempre recuerdo a mi padre, que jamás me dio un cachete, pero si me enseño con enorme paciencia a través del diálogo, a ser respetuosa con los demás y a saber respetar las barreras del bien y del mal.
¿Donde están los límites?
Cada uno juzgue como mejor vea conveniente. 

15 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Eso, que muchos padres todo hacen con sus hijos menos educarlos, nada de respeto, nada de nada, como plantas en una maceta, a la que de vez en cuando riegan. ¡Que los padres están en su yo y en su móvil!
muy lamentable, porque esos hijos si tienen cada iniciativa que nadie les guía.
Muchos besitos de anís.

Katy Sánchez dijo...

La educación sin duda empieza en el seno de la familia, que por desgracia está desestructurada. Los padres tienen mucho que hacer atender. Los niños son más mimados y consentidos con el fin de ganarse el cariño. Y como dices de mayores la bebida hace el resto. Violencia gratuita. En el colegio endeñan "conocimiento" la conducta pasa a segundo término fuera de las clases.
Los valores ¿Dónde? ahhhhhh.
Buenas preguntas, pocas respuestas.
Bss

Darío dijo...

Así es querida mía, si lo primero que le enseñamos a matar hormigas, se entiende qué vendrá después. Un abrazo.

Hada Isol ♥ dijo...

Lo primero es que los chicos pasan mucho tiempo en la pc y no hay aal lado adultosd que digan esto es bueno que veas,esto rpefiero que no,mira hijo es terrible lo que están haciendo allí esa violencia es mala,etc. también sucede que antes los adultos estaban cuando jugabamos sigueindonos de cerca de modo que en una situación así habría un apdre,un abuelo,una tía etc para decirles que hacen? porque dañan esos animalitos? ,sucede que también como sociedad no damos ejemplos,podemos decirles que sean buenos más no obramos de esa manera delante de ellos,si se habla de odio,racismo,del pais muy mal,que se puede criticar pero esa critica delante del niño debe tener una aprte constructiva algo que deje una buena enseñanza,y bueno hay veces que un buen chirlo dado a tiempo ahorra otros dolores que son mayores,los padres hoy en día creen que darles todo lo material es importante y se olvidan que hace falta otras cosas que los hacen personas útiles y buenas para esta sociedad.También sucede que en muchos hogares dejan de lado a los abuelos y no les dan ese bendito lugar de ser la conexión entre el pasado y el presente,no dejan que los niños se relacionen con ellos y para que no molesten los mandan a la pc o la tele o la play.Dee ste modo la soeldad que sienten los niños los pone violentos,su curiosidad les hace pegarle al gato para ver su reacción y como tienen poca base no hay en ellos nada que les haga poner el valor de esa vida por encima de la curiosidad y la diversión,fijate que los adultos miramos ese video violento,hacen circular más algo así que algo constructivo,por eso hasta adlescentes encuentran perfecto filmarse pegandole a otro o teniendo sexo tan solo por ser populares.Esto debe cambiar y los niños son hojas en blanco se puede es cribir mucho en ellos,y no que los papás se quejan de ellos en sus caras haciendo que hasta la p´ropia visión de ellos sea negativa,en vez de retarlos por lo malo y darle consejo,buen ejemplo y corrección si ahce falta,les critican diciendo que son los peores del mundo asi no hacen cargo de que si son así es porque ellos no se involucran en la vida de sus hijos para mejorarlos.Maripaz te mando un abrazo un excelente post es este.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Me recordaste de un dicho que repetían mis abuelos "Cada quien da de lo que le enseñan en la casa".

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Vi ese vídeo.
Me dieron ganas de matar al engendro ese... le llamo engendro porque no merece el nombre de ser humano.
La chica estuvo a punto de golpearse la cabeza con un saliente de cemento.

Y a él no le va a pasar nada.
Yo no sé en que país vivimos.

Besos.

mariajesusparadela dijo...

Tu que siempre tienes la cámara a punto, con un par de fotos y la denuncia correspondiente, les das un escarmiento. A ellos y a sus padres.

Moni Revuelta dijo...

No sabes como comparto esta entrada, y cuanto la agradezco.
Lo que ocurre con los animales en este país es una vergÜenza; y no vale escudarse detrás de la tradición. Le dan vueltas retorcidas y retóricas a lo que simplemente son miserables salvajadas .

Con las personas pasa lo mismo; salvajada total lo de la patada.Que cobardes miserables.

Respecto a los menores... por eso yo no tengo, porque es muy difícil educar. Y, si un día tuviera, estaría muy meditado.

Estoy muy de acuerdo con lo que algunas han comentado, los niños hoy día se pasan, la mayoría, el día solos, sin sus padres....y de ahí viene casi todo.

Y Mª Jesús tiene toda la razón: la cámara les da mucho más miedo y respeto que las personas, huyen despavoridos...no son bobos, son maleducados y capu--os.

Un besote Maripaz

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

La Educación ha de ser base de toda institución familiar, complementada con la que nos ofrecen los docentes.
En cualquier caso; hay que establecer unos valores de conducta que nos hagan más humanos y menos dictadores hacia los demás; sean personas o cualquier ser vivo.
Jamás he entendido estas tonterías y estupideces que forman parte de la zona más oscura del Ser Humano.
Esperemos que las normas no traspasen demasiado los límites y queden al descubierto otros dificiles de controlar.
Me ha encantado este Post.
Abrazos y Besines.

PEPE LASALA dijo...

Has hecho bien en exponer este tema Maripaz, porque es una pasada. Vi las imágenes de la patada en el telediario, y lo peor de todo es que no se trata de hechos aislados. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

miniaturista dijo...

Una entrada muy interesante.....y me ha gustado mucho esto que dices:
"Educar es manejar en nuestras manos el alma de nuestros hijos cuando es dúctil, y hace falta implicarse con una generosidad sin límites para darles lo mejor de nosotros mismos. Con el tiempo podremos ver el fruto de nuestra siembra."
Educar no es fácil, pero es nuestra obligación y es importante dedicarles tiempo y darles amor.
Educar no es obligar, es enseñar, hacerles responsables, explicarles, respetarles.
Es más importante lo que hacemos que lo que decimos, nuestro ejemplo es lo que siguen, cuanta responsabilidad tenemos.......el problema no son los niños..somos los adultos, traemos hijos al mundo y debemos educarles y eso supone sacrificios y paciencia.

Mucho ánimos y mucho ejemplo para que esos pequeños ángeles reciban lo que necesitan para ser unas personas integras en el futuro.
Un gran abrazo
Maite

Humberto Dib dijo...

Yo ya no tengo respuesta para esta oleada de violencia, sinceramente es más de lo que mi mente puede entender. ¿Por qué el ser humano no usará la mismas habilidades para hacer cosas buenas o creativas?
Un beso enorme.
HD

alp dijo...

Lo del tío del video, por llamarlo de alguna forma...se lo dejaba yo al padre de la chica..o al novio..a ver qué hacían con él..un abrazo desde Murcia..yo m elo comía con patatas....

tomae dijo...

...me cuesta creer que hayan personas así, no los puedo considerar unos iguales a mi.

Abrazo!

PEPE LASALA dijo...

Por aquí paso de nuevo Maripaz, para despedirme de ti por la Semana Santa. Un abrazo grande amiga.