25 de agosto de 2014

ENRAMADA DE CRISTIAN Y FLOREAL


Conocí a Floreal porque alguna vez acudí a su peluquería a cortarme el pelo y de vernos por el pueblo. A Cristian, le conocí porque un año para las fiestas patronales del pueblo resultó ser el ganador del Cartel de las Fiestas y me encantó su creatividad en el diseño.
Después, con mi curiosidad innata para con el mundo de los jóvenes, poco a poco me hice amiga de ellos incluso me atreví a robarles una instantánea para mi álbum de "Pillados" en Facebook, cuando me los encontraba en mis paseos con mi cámara.


Más tarde descubrí el blog de Cristian y me encantó su mundo. Por eso le comento sus entradas y él me comenta las mías que es así como nos comunicamos los blogueros.
Mi alegría me llegó cuando hace un mes Crístian me comento que Floreal y él se casaban y habían pensado en invitarme a la "Enramada" . Como he estado un mes fuera, pensaba que quizá no llegaría para ese día, pero llegué y pude acompañarles en esa noche mágica donde se revive una vieja tradición de estas tierras.


La tradición consiste en que la noche de la víspera de la boda, se engalanaba la puerta de la casa de la novia con un ramo, y los mozos venían a cantar coplas celebrando una fiesta con familiares y amigos de los novios hasta altas horas de la madrugada.
Alguna coplas decían así:

La Enramada te ponemos
picadita en la pared
este es el último ramo
que te vamos a poner.

La enramada te ponemos
la de la flor de  la rosa
este es el último ramo
que te ponemos de moza.

La enramada te ponemos
cortadita en la calzada
la última vez de soltera
la primera de casada.

Hoy los padres de los novios
que alegría pueden tener
al ver casar a sus hijos
con todo su parecer.

La enramada te ponemos
te la ponemos los mozos
de mañana en adelante
que te la ponga tu esposo.

La enramada te ponemos
todos juntos en unión
quédense con Dios los novios
quédense con Dios, adiós.






Esta vieja tradición se estaba perdiendo por la falta de gente joven en las zonas rurales y la falta de casamientos, pero desde hace unos años ha vuelto a resurgir y no hay boda que no celebre la enramada. Por eso Cristian y Floreal quisieron sumarse a esta fiesta y estuvieron acompañados esa noche de familiares y amigos.


En esta fotografía se puede ver a los padres de Cristian y a su hermano.


Y en esta otra a Floreal y su hermana Pilar que fue su madrina.


Aquí se puede ver a Floreal con Pilar de nuevo y un sobrino.




Cristian quiso posar así de orgulloso con sus dos abuelas.





















Los amigos tampoco quisieron faltar a la cita...


También yo quise hacerme con ellos una foto para el recuerdo.



Silvia y Alberto acudieron con un regalo muy original y práctico. Un ramo de flores hecho con billetes de euros de verdad.


Había apetitosas viandas y bebida en abundancia.



Fueron llegando los invitados cuando anochecía y en un ambiente festivo y rodeados de familiares y amigos Cristian y Floreal eran muy felices.






Cuando la fiesta estaba más animada, tuvimos una agradable sorpresa. Los Marceros de Cervera venían a cantar y a felicitar a los novios.
Los Marceros son un grupo de habitantes de Cervera u oriundos y nacidos en la villa que reviven una vieja tradición. "Las Marzas" canciones de antaño que tenían lugar en Marzo, cuando se dejaba atrás el invierno y comenzaba la primavera, hora de sacar los animales al campo y revivir con el buen tiempo...








Muy emocionados Floreal y Cristian escuchaban rodeados de familiares y amigos las canciones que los Marceros cantaban en su honor.
Tengo que pedirles disculpas, porque no grabé por un descuido la primera parte que fue muy emotiva. Quiero grabar y hacer fotos a la vez, y pongo tanta pasión que me olvido de darle al play...




Los marceros nos alegraron la velada y hasta Floreal se arrancó a bailar una jota con ellos.




Después que se fueron los Marceros, los más jóvenes, bailaban mientras yo les grababa sibilinamente hasta que fui descubierta y me pidieron hacerme una foto con ellos.



A pesar de que tenía la farola detrás y apenas podía grabar por su luz cegadora, no me pude resistir a grabar a los Marceros en su actuación unas cuantas veces.








También les hice alguna fotografía y al final querían hacerse una con los novios y me tuve que subir a una banqueta para poder desde arriba cogerles a todos. ¡Bajita que es una!


Al día siguiente fue la boda, pero tenía familia en casa y quería acompañarles por eso no pude ir a hacerles alguna foto vestidos de novio. Os dejo esta en compañía de  Las Fellini y Lady Veneno que actuaron en la boda.
Con esta sencilla crónica pero echa desde el corazón, quiero enviarles mi felicitación a mis amigos, Cristian y Floreal y desearles toda la felicidad que sin duda se merecen. Al mismo tiempo reivindicar el derecho que todos tenemos a amar y a ser amados dejando a un lado los prejuicios obsoletos de espíritus represores que bajo una falsa moral, se atreven a juzgar a los que aman y al amor mismo.

¡ENHORABUENA!

3 comentarios:

Alfonso Saborido dijo...

¡¡¡ Qué bonito regalo, que viva el amor siempre!!!! Por cierto, ya sé quién va a ser la reportera de mi boda jejej, mi amiga MariPaz!! :D me encanta!!!

Maripaz dijo...

Jajajaja, Alfonso, por supuesto que me apunto a hacerte un bonito reportaje...
Besos.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Es una tradición mu bonita, Maripaz, ojalá que nunca desaparezca, para bien de la cultura y las tradiciones.

Felicidades para los novios.

Un abrazo.