4 de septiembre de 2009

RODILLAS INFANTILES

Rodillas infantiles con señales de guerra ...

Atardeceres de juegos en la plaza

Gritos y carreras hasta el anochecer

Miradas cómplices de amigos

Confidencias , susurros, secretos compartidos ...

Todo el tiempo del mundo para ser feliz .

Penas que se olvidan rápidamente .

Promesas de grandes amores .

Risas , carcajadas, hasta no poder más .

Una caída de un árbol.

La pequeña raspadura en una rodilla y la sangre que asusta .

La tirita y el agua oxigenada .

El beso de la madre en la herida .

El levantarse de nuevo para volver a jugar .

Un pequeño empujón y un enfado.

Las lágrimas de aquél día ...

Los besos que nos dieron

Las veces que nos llevaron de la mano

Los paseos en los brazos amorosos y fuertes de los padres .

Los pequeños desengaños

Las heridas de guerra que siempre nos acompañan ...

Posted by Picasa

15 comentarios:

joselop44 dijo...

Muy bonito amiga.
Todos hemos trenido las ridillas así y peor, jajaja
Vya recuerdos máas buenos.
Un abrazo.

Calvarian dijo...

Cuantas de esas heridas eh!!! jejeje
Que trompazos...
Bésix

mariajesusparadela dijo...

Mis marcas aún persisten

josep estruel dijo...

Hola¡
Mi farmacia era una fuente, y las trenzas de una niña era el no va más de los deseos.
Amiga mía, y.... ¿dónde, dónde fue mi niñez?

Un abrazo.

Lourdes dijo...

Jo, me has hecho recordar que yo siempre tenía las rodillas echás abajo cuando era un "coco". Claro, que yo siempre fui un poco salvaje. Vamos, que estaba "asilvestrá".

Besos, Maripaz!

almacatamarcana dijo...

Las rodillas...han besado el suelo muchas veces...
un abrazo

Isabel dijo...

Muy bonito, un precioso homenaje a la niñez que tantas alegrias nos dió, aventuras, juegos, risas.Un beso

julia dijo...

esas heridas son condecoraciones, consecuencia de estar vivos... caer y levantarnos o ¡¡ que nos ayuden a levantarnos¡¡ Gracias; muy bonito mensaje.

Laura dijo...

Uf Mari Paz, qué bueno...las rodillas de la niña de la foto, una pamplina al lado de las mías jjajajj...es más, fíjate si serían grandes y contínuas que aún hoy en día la marca permanece en ellas...si, señales de una infancia feliz donde los niños hacíamos casas en los árboles y pescábamos renacuajos, señales de carreras en bicicleta cuando regresábamos a casa con el manillar en la mano y la sangre pegada por las piernas...
qué bien me has hecho sentir amiga...

Elsis dijo...

Maripaz, mis rodillas estaban
lastimadas todo el tiempo, de caerme de la bici.
Eran otras épocas, y podía
jugar hasta el anochecer con los chicos del barrio sin ningún peligro.
Gracias por traerme estos recuerdos tan felices de la niñez!

Besitos, corazón!

Alfonso dijo...

jaja yo siempre estaba en el suelo jjjj y mi madre gastaba mercurio (no había betadine entonces) a litros jj

Nerina Thomas dijo...

Muy descrptivo poema de esa ninñez, donde quién no ha tropezado o caído amiga!!
un mimo al alma!!

Adrisol dijo...

cuántos recuerdos!!!
quién no ha tenido así sus rodillas....ajajjaaj

gracias por traerme recuerdos risueños...

besos,reina

Maripaz Brugos dijo...

Jose,Calvarian,MªJesús,Josep, Lourdes,Goyo,Isabel, Laura,Elsis, Alfonso, Nerina,Adrisol, veo que tódos, guardais en vuestras rodillas las cicatrices de las heridas de guerra de la infáncia...
Significa que hemos sido niños,que nos hemos caido y levantado...

La experiencia nos dice, que ése caér y levantarnos, forma parte de toda la vida, no solo de los años infantiles.Quizá,tambien guardamos con el páso de los años, cicatrices más dolorosas...
Aún así, la vida es hermosa ...

Maripaz Brugos dijo...

Julia, que alegria tenerte en mi ricón...

Vuelve siempre que quieras, curaré las heridas de tus rodillas...

Un beso