1 de junio de 2010

LUNA

Luna acaba de irse al paraiso de los perros. Me acaba de llamar mi amigo Carlos, su dueño, para decirme que por fin descansaba en un rincón del huerto de su padre.


He llorado, sí, no lo niego...mi cariño hacia ella está muy unido al cariño que siento por sus dueños: Rita y Carlos.
 Conocí a Luna, una mañana de mercadillo que ella curiosona iba de puesto en puesto, por si alguien le daba algo de comer. Comía conpulsivamente a todas las horas, daba igual que acabase de comer. Siempre estaba dispuesta a llevarse a la boca todo lo que pillaba. Cuando venia a casa, dejaba límpio el comedero de Laika que la miraba asombrada.Por eso tardaron  un poco de tiempo en hacerse amigas.
Todos los viernes coincidia con ella en los puestos de la fruta. Me paraba y le acariciaba un rato, mientras por el rabillo del ojo observaba a sus dueños.
Una tarde,  Luna,descansaba a la orilla del rio con Carlos y me atreví a saludarle, mas adelante conocí a Rita y desde entonces nació una bonita amistad entre nosotros.
Poco después conocí a Álvaro, el hijo de Rita y de Carlos, y le adopté como sobrino.

Los animales tienen el poder de a través de ellos, hacer amigos. Nos acompañan en nuestros paseos y es normal que la gente comente algo sobre nuestro peculiar acompañante. Muchas veces es lógico que las  personas que tenemos en común el amor por los animales, tengamos muchos otras cosas que nos unen, de ahí la amistad.


Luna, era una perrita,  muy vivaz, vital, alegre, cariñosa...formaba parte de una familia donde era querida y donde ofrecía amor. Los vínculos afectivos con los animales, son muy profundos. Con la mirada se comunican de una manera impresionante, y su fidelidad es auténtica.
Luna, corria feliz al lado de sus dueños, compartia con ellos miles de cosas. Como a todos los seres vivos, a los animales, les llega la vejez y la enfermedad. A Luna, le llegó en forma de un tumor maligno.
En las fotos que os muestro, estaba feliz jugando con Rita, y son muy recientes.

La sometieron a varias operaciones con intención de salvarla, pero todo ha sido inutil.

La visité el otro dia. Se acercó a saludarme casi arrastrándose...la acaricié emocionada. A mi lado sentía las lágrimas de Rita en silencio.

 No la veré más...

Luna, será difícil acudir a nuestros paseos sin ti...la orilla del río, las flores, las montañas, el agua, los pájaros, Laika, tus dueños y yo, te echaremos de menos...

Tus últimos dias, han sido duros...has sufrido bastante, pero no te ha faltado el cariño de tus dueños hasta el finál. ¡ Lo único que comías de buen grado, era el conejo al chocolate que Rita habia cocinado!
Quizá como para agradecer todo el amor recibido.

Siempre estarás en nuestros valiosos recuerdos. Como símbolo, queda mi amistad con tus dueños, esa maravillosa amistad que gracias a tí, encontré.

Descansa en paz en el huerto de Modesto y Raquél, en esa tierra párda que guarda las vivencias infantiles de tus dueños.

18 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Nunca se van del todo. Al menos, los míos siguen teniendo un lugar en mi corazón.
He tenido muchos porque soy mayor y ellos viven poco tiempo. cada uno descansa bajo un frutal. Y cada fruto viene con algo de ellos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Hace muy pocos días le ocurría lo mismo a SHIVA la perra de mi amigo SEMA y le dediqué una entrada en mi blog, que titulé "EL CIELO DE LOS PERROS", y lo pasé fatal cuando la estaba escribiendo, y hoy creo te que ha pasado a ti... Que curioso el nombre de las dos perras una LAIKA y la otra LUNA, un saludo a ti a sus (Amigos dueños)

Dilaida dijo...

El verano pasado, en agosto, murió Xena, tambíen tenía un tumor y 14 años que para una perra son muchos, te puedo asegurar que la sentí tanto que aun hoy la extraño. Tengo y tuve otros perros, pero Xena y yo nos entendíamos, nos queríamos, era mi amiga más fiel y seguirá viviendo en mi corazón mientras yo viva.
Bicos

Rita dijo...

Que carita tan dulce tenía, se la ve muy sociable y simpática, entiendo la pena que deben sentir sus dueños, yo he pasado por eso varias veces y se lo que duele,pero es así, también para los animalitos llega el final, a ellos más pronto desgraciadamente, es por eso que debemos adoptar a otro perrito, el hueco de Luna lo puede llenar uno de tantos que hay deseando una familia que los adopte.
En mi blog puedes ver a la derecha varios blog de animalitos que tienen siempre perritos abandonados, ahora mismo acabo de ver uno que es un besucón y está esperando que alguien lo adopte.
Es verdad lo que dices de los amigos que tienen perros, yo he comprobado que sintonizo muy bien con ese tipo de personas y la amistad es muy buena
Un abrazo querida amiga

Elena dijo...

Aunque nunca tuve animales, entiendo perfectamente el vínculo afectivo que se crea entre ellos y sus dueños.
Siento lo de Luna.

Un beso Maripaz.

Annick dijo...

Algunas personas no entienden el apego que se puede tener al los animales .
Pero a mi , cada muerte de unos de mis perros ha sido muy penosa .
Ahora estoy un tiempo sin ellos ; lo echo mucho de menos.

Besos desde Málaga.

emilio dijo...

Poco que decirte... como amante de los animales que me considero.
Lloro contigo por Luna.

Un abrazo.

Antonio dijo...

He vivido de cerca el dolor de mi amigo Juan por la pérdida reciente de su perro al que cuidaba, amaba y mimaba sabiendo que sus días estaban ya contados.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

ME IDENTIFICO PLENAMENTE CON TUS SENTIMIENTOS MARIPAZ; LOS RETRATAS MUY BIEN.
ME ENCANTAN LAS FOTOS DE PORTADA
UN BESO GRANDE

Isabel Martínez dijo...

Preciosa Luna... Ay, qué pena y cómo te entiendo en tu tristeza. Yo sólo pude resistir una muerte, la de mi Rita, hace más de cinco años. Es terrible. No soportaría otra.
Besos emocionados.

Aldabra dijo...

los animales nos deparan emociones muy intensas y son unas grandes compañeros de viaje.

bicos,

guillermo elt dijo...

Se dice que quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Pues ellos pueden llegar a ser tesoros para una familia... más que eso incluso.

Forman parte de nuestras risas y nuestras lágrimas, de nuestra propia existencia.

Besicos.

Calvarian dijo...

Como con todo ser vivo, siempre queda el recuerdo y la compañía que han dado, la amistad nunca desaparece
Bésix

Alfonso dijo...

Hay que estar con nuestros hermanos los animales que tanto nos han dado, hasta el último de sus momentos. Mi perro descansa bajo un granado al lado de un canal. Pobrecito.

Eastriver dijo...

Era vivaz, alegre... es verdad, las fotos la muestran así. El cariño que se llega a tener a los animales es inmenso, afortunadamente para nosotros, porque ellos nos hacen mejores.

Vivencias de ayer dijo...

Gracias MªPaz por tus comentarios siempre elogiosos, optimistas y que infunden mucho ánimo.Gracias también en nuestro nombre y en en el de Rita,Carlos y Álvaro por el artículo tan sentido sobre Luna, que nos acompañó en muchos momentos y nos ayudó a pasarlo bien.

KASHTANKA dijo...

Qué penita màas grande la perdida de Luna. Quiero pensar que està en el cielo de perretes jugando con otros amiguitos y comiendo muchas chuches.
Yo también he tenido mucho perros y todos permanecen en mi memoria con sus particularidades. Es increible la huella que nos dejan estos bichejos!!
Abrazote!!

日月神教-向左使 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.