20 de octubre de 2010

OTOÑO

El otoño de repente habia hecho su aparición en la orilla del rio. Las hojas doradas de los chopos brillaban con intensidad despidiendo los últimos rayos del sol al atardecer. El agua bajaba alborotada y presurosa como queriendo llamar la atención de los transeuntes. Quizá eran muchas las personas que pasaban por alli con indiferencia y queria hacerse notar. A veces el agua lleva un lamento al pasar, como si quisiera compartir su dolor con los que caminan . Otras veces, su murmullo es un canto a la vida, cada gota, un tesoro de posibilidades futuras.

Los árboles desnudan su alma sin ningun pudor con la llegada del otoño, lentamente se despojan de sus hojas para volver a renacer en primavera. El cielo les contempla silenciosamente como queriendo abrazarlos en su propia renuncia.

Los dias se suceden uno detras de otro y con ellos el ser humano va muriendo un poco. Mientras, la vida sonrie plena, con mil alicientes atractivos, con amaneceres nuevos, con esperanzas por las esquinas y las recónditas callejas.

El amor que renace, las pequeñas renuncias, los encuentros, los dias monótonos, las traiciones, el último beso, las lágrimas, el desamor, la enfermedad, el dolor, la ternura, la alegria, la risa...

La vida y sus otoños.
Posted by Picasa

12 comentarios:

Elena dijo...

Preciosas palabras para mi estación favorita.
El tiempo pasa y nosotros con él y sus otoños.

Un beso Maripaz.

Dilaida dijo...

Una entrada muy bella. El otoño tiene mucha belleza, aunque los días sean ya más cortos y a veces tristes,los árboles están bellisimos con las hojas de distintos colores y es la época de los paseos por los montes a buscar los frutos de la estación, como las setas o las castañas.
Bicos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué hermoso homenaje al otoño, Maripaz.
La foto es soberbia, parece un cuadro.
Un beso.

mariajesusparadela dijo...

Hace ya tiempo que estoy en el. Y me gusta.
También me gusta cómo lo cantas.

don vito dijo...

Hla MariPaz,gracias por tan bellas y sentidas palabras, un placer regresar a tú casa, pasa buen día, gracias, besos.

Curiyú dijo...

Una preciosura. Imagen y palabra conjugados en un cauce maravilloso!

ARO dijo...

Linda entrada, amiga. El otoño es una estación muy bella y tú has sabido captar esa belleza.

Calvarian dijo...

Caray desde la biblioteca no me deja comentar en tu blog, no es el único, pero bueno.
Tu amiga se ha apuntado por tercer año consecutivo a la Universidad de la Experiencia, así que salgo pitando a por "mi tormento".
Que bonito es el otoñó allí. Solía bajar hasta el pie de la presa de Villalba, incluso escribí un relato en su día sobre aquel paseo...Preciosa la chopera, el robledal en esta época, y el murmullo del río...
Bésix

ana dijo...

La vida y sus otoño. Tiempo de reflexión, días más cortos, noches más largas, y desnudar el alma, al igual que los árboles.

La vida y sus otoños.

Un abrazo muyyyy fuerte, Marypaz. Estoy.

KASHTANKA dijo...

Hermosas palabras, MAripaz. Realmente las imàgenes de otonyo también me sugieren los momentos y sentimientos que has descrito. Precioso, conmovedor!!
Un abrazote!!

Albino dijo...

Se dice que el otoño de una vida es algo próximo a su final, pero yo me opongo totalmente. El otoño es el preludio de un invierno más casero que de costumbre tras el que se renace con la primavera y el verano.
Tengo mi casa rodeada de hojas caidas de los castaños y los robles. Y ese color ocre, con diversos matices, tambien está lleno de belleza.
De una esperanza que es lo que deseo para ti en la larga vida que te falta y en la que tienes mucho que recuperar.
Un beso

Alfonso dijo...

Yo soy de primavera, de verano... el otoño me entristece y me deprime, ¡ a ver si pasa ya !!! jjj ¿tú te puedes creer que ya está el mercadona vendiendo polvorones de navidad! ajajaja