8 de diciembre de 2015

OLLAS FERROVIARIAS


Ayer tuvo lugar por segundo año el Concurso de Ollas Ferroviarias. Hubo gran afluencia de público a largo de la mañana, mientras los concursantes preparaban sus guisos de patatas con carne de vacuno cara al público, y considerando atentamente las bases del concurso.
Queriendo rescatar viejas costumbres nació este concurso. Rememorando la manera que tenían los empleados del Ferrocarril de la Robla, por entonces en pleno auge, de calentar su comida, por medio de un artilugio que permitía poner brasas de la misma locomotora dentro de él y poniendo la olla encima.


Este año he podido conocer a Alberto, uno de los organizadores y a sus amigos .





 Hicieron una rifa con productos exquisitos, y ofrecieron el dinero obtenido a el Club de Entibadores.
Había 28 participantes en el concurso, entre personas del municipio, país vasco y Mataporquera- Cantabria.



Algunos no suelen faltar a la cita rodeados de su familia, y este año han conseguido uno de los premios.


Se podía ver gran concentración en los grupos a la hora de preparar el guiso.



Con muy buena mano se cortaban lonchas de exquisito jamón para hacer más leve la espera...


El acto estuvo presentado por Jose, Iris, buen comunicador que domina como nadie el arte del micrófono.



























A las 13,30, el jurado fue desgustando cada una de las ollas para más tarde poder dar los premios a los mejores.
Dos miembros del jurado, Aimar y Carlos, llegaron desde Orduña- Vizcaya,  concretamente de la Sociedad Gastronómica Peña la Barca, y la Sociedad Romer, encargadas de organizar en su localidad diversos actos relacionados con el bacalao al pil pil, mientras que la segunda lo hace en relación al marmitako y la paella, según informan fuentes del Norte de Castilla.



Una vez finalizada la cata de las ollas por los miembros del jurado, todos los participantes quisieron hacerse una fotografía para el recuerdo.



Después, empezó la evaluación para conceder los premios.






Los premios estaban divididos en dos categorías: una general que contó con premios de 200, 150, 100, 75 y 50. y una local que tuvo dos premios, uno de 75 y otro de 50.
Los ganadores fueron la Sociedad Bilbao Kresal que obtuvo el primer puesto. Manu de Orduña, logro el segundo puesto y Candelas, de Guardo, obtuvo el tercer puesto en la general y el primero en la local.
En cuarto y quinto puesto, se lo llevaron las participantes locales, Sheila y Marisa Gonzalez.



Alberto, también me presento a su mujer y estuvo muy pendiente de mi y muy cariñoso a lo largo del evento. A los dos les dedico esta entrada.

16 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

siempre sacas temas curiosos e interesantes, Maripaz, encima unas fotos estupendas

El tejón dijo...

Unos artistas y una buena iniciativa la recuperación de estas actividades gastronómicas.
Un abrazo.

Ana Mª Ferrin dijo...

Cómo me ha gustado este reportaje con todas las de la ley que acabo de leer.
Qué buenas fotos.
Un abrazo

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Qué evento más interesante, yo trabajé por doce años como ferroviario y recuerdo que teníamos unas ollas muy parecidas, aunque no tan bonitas.

Un abrazo.

Ernesto. dijo...

Entretenido reportaje, Maripaz, lleno de color, fiesta y buen ambiente.

Nos ha gustado especialmente por conocer Guardo de tiempos atrás.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Seguro que lo pasaste muy bien.
Gracias por compartirlo.

Es muy entrañable.

Besos.

Tesa Medina dijo...

Un reportaje muy completo y entretenido, el primer artilugio es una pasada, algunas de las fotos muy buenas, Maripaz.

Tienes arte, se nota en la manera de encuadrar.

Tu post, me trajo muy buenos recuerdos de un viaje (hace ya algunos años) por esa zona localizando lugares, entre los que no podía faltar Guardo, para un reportaje televisivo sobre El Hullero.

Un beso,

Inma_Luna dijo...

Anda que pasada.
Y que ollas mas chulas, jamás vi algo asi.
Y si se disfruta mejor que bien.
Muy buenas fotos.
Besitos

diego dijo...

Maripaz, en mi tierra murciana (Caravaca de la Cruz) también existen cada dos por tres concursos populares de migas, arroces, tarteras, etc. Son acontecimientos donde se demuestra y se fomenta la unión entre todos los conciudadanos. Y lo que cuentas es una clara prueba de que en las distintas coordenadas de nuestra geografía hay fiestas que nos unen y manifiestan que tenemos algo en común que vale su peso en oro. Muy bueno y sentido tu reportaje. Un saludo :)

Myriam dijo...

Y no sabes cuánto me hubiera gustado estar allí,
independiente de los premios, esos guisos y ese jamón
se ven de rechupete!!!!

Mil Gracias Maripaz por seguir de cerca mis viajes,
los he disfrutado muchísimo.

Un beso muy grande,

Manuel dijo...

Hola, Maripaz.Por lo que veo lo tuviste que pasar bomba, de lo cual me alegro mucho. A mi me encanta este tipo de encuentros -con premios, o sin ellos- en donde hay condumio de por medio.
El reportaje es excelente; y muy curiosas las ollas, no había visto nunca nada igual.
Gracias por compartir.
Besos.

Anónimo dijo...

Hola! Qué punto de encuentro tan agradable!!buen tema para reunirse y recordar a nuestros padres,tios.etc. Hacerles un pequeño homenaje, pues a pesar de lo duro del trabajo,sabían disfrutarlo, aunque fuera la necesidad de los tiempos.... Yo,tuve un tio ferroviario en Leon. La olla de la foto preciosa!! Todo el reportaje me ha gustado y a muchos de las fotos...los conozco.
Mari Paz;esta Navidad,te buscaré por Guardo., Saludos. ��

Mara dijo...


Un concurso muy original y las ollas preciosas. Un saludo.

Manuel González Abrisketa dijo...

Muy chulo Maripaz. Aquí en el otro extremo del tren de la Robla, esas ollas se llaman pucheras y son muy típicas para hacer alubias.

Laura. M dijo...

Una buena iniciativa. En estos concursos se pasa de maravilla Marypaz a parte de comer bien lo que se guis en ellos :))
Aquí en Béjar en el mes de agosto se dcelebra el día del calderillo en le Castañat. Y después se reparte entre todos los que suben allí lo que cocinan.
Si vinistes a ver a Ruth en su bautizo... Ahora puedes ver bien la ciudad romana de Cáparra le he hecho la entrada que se merecía ;)
Un beso.

miniaturista dijo...

Que bonita olla ferroviaria.... felicidades a los ganadores y encantada que sean de esta mi tierra y a la vez Guardo la tuya.
Esos concursos son estupendos y divertidos, ganes o pierdas todos ganan.....
Un abrazo
Maite