23 de marzo de 2009

Compartir

Observando esta foto de mis mascotas donde parece que se están contando algo al oído, he llegado a la conclusión de que los seres humanos necesitamos compartir con los demás nuestros sentimientos.

A veces, es vital poder hablar de nuestras cosas con el amigo,con el padre, con la madre, el hermano ...


Cuando en el vivir diario abundan los silencios, casi siempre suele ser porque nos aislamos

Para que la confianza fluya, se tiene que dar un clima de confianza mutua.

Quizá muchas veces tratamos de esconder nuestras propias fustraciones porque pensamos que ya no tienen remedio y nos quedamos interiormente rumiando nuestra propia soledad

Si solo dejamos entrar en nuestra alma una sola luz, la nuestra ... no estaremos capacitados para profundizar en un nuevo sol  lleno de esperanza.

Siempre la mirada del otro puede llenar nuestro corazón  de una nueva perspectiva , porque lo hace desde la noble razón de ayuda.

Donde quizá nosotros no somos capaces de ver, se enciende el horizonte de bellezas aún por descubrir.

Porque compartir equivale a repartir el peso de lo que nos atenaza.

Al hacer participe al otro de un trozo del alma, se configuran las dos en una sola.

Actualmente nuestra sociedad en su afán de poseer, relega en un rincón  la pasión de escuchar.

Vivimos tan deprisa que a veces nos cuesta saber exactamente a donde queremos llegar.

En este fragor de batalla diaria a veces olvidamos lo importante.

Entretenemos con baratijas nuestras horas de sol.

Ponemos nuestros sueños a ras del suelo.

Pasamos de puntillas , sobre las cosas importantes

Todo ello aún pensando  que estamos vivos ...

Sin darnos cuenta que nuestro corazón  hace tiempo que dejó sus latidos ...

Posted by Picasa

11 comentarios:

Juan dijo...

Maripaz

Me gustó mucho este psot.

Tienes toda la razón. Los silencios nos llevan al aislamiento, al cerrarnos en nosotros mismos y a ir muriendo poco a poco en nuestra amargura.

Abramos nuestro corazón, intecambiemos opiniones, despejemos las dudas, se allanarán muchos caminos y llegará la paz a nuestros corazones.

Un abrazo.

Juan Antonio

Zamora dijo...

hermoso post, el silencio no tiene por que ser malo, el corazon si hay que abrirlo.
un beso

Arantza G. dijo...

Mientras mi boca calla, mi corazón grita.
Besos Maripaz.

Sue dijo...

Me encantó el post, y me encantó la foto, igual que me encantan tus mascotas.
Un saludo.
Sue

Adrisol dijo...

es cómo dice juan, abrir nuestro corazón, despejar las dudas, opinar, dialogar y llegar a conocernos mejor..........
un abrazo, amiga y buena semana

mariajesusparadela dijo...

Supongo que los que andamos por los blogs leemos como si escuchásemos, aún en el silencio. Y compartimos. Gracias.

Rio Oria dijo...

Que hermosa palabra "COMPARTIR", hoy en dia no se usa demasiado, me encanta compartir charlas, libros, opiniones, etc. sobre todo con los que tengo cerca, es una forma de unirse mas y mejor. Un beso.
Olalla.

Marga Fuentes dijo...

Hola Maripaz, preciosa tu foto y tu reflexión. Qué razón llevas.
Te dejo un abrazo con cariño,

rivela dijo...

Siempre se dijo que los animales , en demasiadas ocasiones enseñan a los humanos. Gracias

Maripaz Brugos dijo...

Juan, son malos los silencios que nos aislan, que nos cierran en nuestro pequeño mundo

Zamora, tienes razón, no todos las silencios son malos ... a veces , el silencio complice, sereno, nos habla sin ruido ...

Arantza, el corazón, es el que mejor expresa los gritos ...

Maripaz Brugos dijo...

Sue, un placer tenerte en mi rincón ... Mis mascotas, son preciosas la verdad ...

Adrisol, es muy importante el dialogo, como tú dices , nos libera de la angustia interior

Maria Jesus, este mundo virtual, aunque parece silencioso, es un arma estupenda de comunicarnos con los demás y compartir nuestros sentimientos

Olalla, es bonita la palabra ...tambien me gusta compartir música, cine, literatura, amistad ...

Marga, nadie como tú, que tienes alma de artista puede comprender el sentido de la palabra compartir ...Compartes algo tan íntimo tuyo, como, tu arte ...

Rivela, tienes razón los animales, nos dan leciones a los humanos