9 de enero de 2010

REBAJAS


Todavia no han quitado los adornos navideños en algunos lugares y ya han empezado las rebajas. El jueves, me acerqué a la capital porque tenia "mono" de tiendas.

No haciendo caso de las bajas temperaturas y corriendo el riesgo de quedar atrapada por la nieve, dadas las advertencias que los medios de comunicación anunciaban, me puse en camino muy temprano.

Hice esta foto, pensando en vosotros. Me pareció muy original el adorno de esta casa.

Cuando me bajé del autobús, hacia un frio de mil demonios. La gente se agolpaba en la puerta de los grandes almacenes . Me parecia tan ridicúlo observar el frio que estaban pasando esperando a que abrieran, que llena de verguenza, me hice la despistada, como si yó, no fuera del grupo. Pero era una más, que se habia dejado llevar de la propaganda , pensando que iba a encontrar una "ganga" nada más traspasar la puerta de la primera tienda .

Con quien sí me encontré, fue con unos amigos, que se rieron al verme con tanta marcha, tan temprano.

La verdad, que no habia nada que valiese la pena. Iba dispuesta a darme un capricho, pero no encontré lo que buscaba.

En esta sociedad de consumo, tenemos tantas cosas materiales, que ya náda es capaz de llamar nuestra atención. En algun lugar del mundo, quizá habra alguien, que le falte lo necesario...

La vida en un pueblo, es sana,tranquila, me gusta. Pero de vez en cuando, necesito convertirme en "urbanita" y ser una más de las grandes urbes o de pequeñas capitales.

Una vez que se me pása el "mono"vuelvo a mi rincón casi siempre con las manos vacias. No se trata de acumular ropas y objetos que guardamos en el armario hasta la siguiente temporada.

Ahora eso sí, me dí un buen paseo, me probé unas cuantas cosas, pasé un poco de frío, comí muy bien en un lugar calentito y se me pasço el "mono" que de eso se trataba...
Posted by Picasa

20 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

La vida en un pueblo es más humana que la que llevamos en las ciudades. El tiempo adquiere otro sentido. La prisa no hace mella en el ánimo. Sólo le veo ventajas, la verdad. Aunque entiendo que, de ves en cuando, se marche uno un día a buscar un poco de trajín.

Incluso sin compras, qué agradable volver al pueblo, ¿no?

Un beso y gracias por el texto.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

yo también pasé frio, me pasee encantada... pero vine con bastantes cosas; no tengo remedio
un besazo

Calvarian dijo...

Un paseo por Palencia, con un frío que pela...que envidia...que tiempos
Si es que ya te dije...no vayas que lo gastas todo jajaja.
Bésix y recuerdos

yoyoyo dijo...

soy consumista por naturaleza (el primer paso es reconocerlo jeje) y me encantan las rebajas. Viví 10 años en un pueblo de la sierra de Madrid y lo disfruté un montón. Ahora llevo 5 en el centro de la ciudad por elección personal y también estoy encantada. Quizás sea una habilidad adaptarse a todo, o quizás soy asi de simple.
Un abrazo Maripaz.

emilio dijo...

Yo sufrí las rebajas...
No se podía circular por las cercanías del Corte Inglés y tenía que ir a varios sitios y me pegue horas...
Así son las rebajas, unos las sufrimos y otros las sufrís más todavía... jajjaja

Un abrazo.

José Ignacio dijo...

Me sorprende cada año más el cartel de "REBAJAS". A lo largo del mes de diciembre, en una gran parte de establecimientos se podía ver el cartel de "DESCUENTO". Cierto que nos encontramos ante un término legal que impide el inicio de este período hasta una fecha posterior a la festividad de Reyes.
Es saludable tu actividad urbanita de ida y vuelta e incluso adquirir algo que fuera necesario.
En el caso de mi familia todo lo adquirimos en período de descuento o rebaja pues lo absurdo es procurárselo en un momento en que está sobrevalorado.
Hermosa la balconada que compartes con nosotros.
Un saludo

mariajesusparadela dijo...

Si a todos se nos pasara el mono de las tiendas con solo pasearlas, se acabaría el consumo.

joselop44 dijo...

Tú sí que sabes vivir las rebajas. Te has quedado con la parte positiva.
Bien hecho
un abrazo

Tefi dijo...

Feliz Año MªPaz!! No nos saludamos desde el año pasado, jajajaja

Tienes mucha razón, de vez en cuando va fenomenal ir de tiendas y aprovechar. Pienso que en la vida rural no necesitamos tanto como en las ciudades, al menos es lo que veo, comparando cuando vivia en la ciudad, jejeje
El pueblo es una gozada, calidad de vida, nada de estrés, alimentos sanos de la huerta... y a dos pasos caminos para hacer senderismo, por ejemplo...
Un beso y hasta pronto.

Reflexiones de Emibel dijo...

Precioso balcón adornado, sugerente para un relato. ¿Te animas?.

En cuanto a las rebajas, no he ido ni pienso. Imagino el mogollón de gente, agolpada, removiendo ropas y ropas y me agobio. Ya de por sí no me gusta ir de tiendas. Así que cuando tengo que hacerlo, tengo unas tres ó cuatro tiendas fijas y allá voy pero siempre en épocas de no aglomeraciones y hasta en horarios de mediodía, que todavía están más vacías.
Pero, tienes razón pasaste una buena jornada en la ciudad.
Besos, Paz

Antonio dijo...

Yo le temo a las rebajas. Me agobian. No suelo ir, aunque a mi gente le encanta pasear por El Corte Inglés y otros lugares. Luego se compra porque está barato, aunque no se necesite...
Un saludo

MAMÉ VALDÉS dijo...

Un día de estos en vez de poner el cartel de REBAJAS pondrán directamente USTED NECESITA COMPRAR, la de "tonterías" que se suelen comprar por culpas de las rebajas, pero quién no peca.... un saludo

Wonderboy dijo...

Se ve que no pierdes el tiempo. jaja!

El "mono" de tiendas es una cosa que algunos nunca entenderemos. Pero yo lo respeto, como a los del tabaco...

Eso es pasarlo en grande!

Lourdes dijo...

Ay, pues yo todavía no he ido a las rebajas. Claro que a mí me da igual el frío. Si hay que ir, hay que ir. Da lo mismo que llueva, truene o ventee...
jajajaj

Besos!!!

Maripaz Brugos dijo...

Isabel, la verdad que sí, vuelvo al pueblo feliz.

MªAngeles, yo tampoco tengo remedio...pienso volver a León cuando pase el temporal de nieve, jejeje

Calvarian,Palencia estaba helada, pero esa calle mayor, llena de soportales, cada dia me parece que tiene mas encánto

Maripaz Brugos dijo...

YOYOYO,a mi tambien me encantan las tiendas. Y soy una consumista muy poco moderada.Si se trata de darse un capricho (ahora que puedo)me apúnto con una rapidez asombrosa.

Emilio, a los chicos, no os suele gustar ir de tiendas...no entendeis la capacidad femenina de dar una y mil vueltas hasta encontrar, lo que nos gusta.

Jose Ignacio, estaba segura que te gustaria la balconada...

Maripaz Brugos dijo...

MªJesus, depende del dia...hay veces que vuelvo cargadita de bolsas...

Jose Luis, suelo quedarme siempre con lo positivo de la vida, siempre. Soy de natural optimista, dicen que así, se vivén mas años...

Esther, muchas gracias por tu felicitación. Te habia hechado de menos...

Maripaz Brugos dijo...

Emibel, pues ahora que lo pienso, quedaria muy bien un relato de una familia adinerada con una hija muy bella...quizá me aníme.

Antonio hijo, que las rebajas son para las mujeres...además las del sur con su gracia especial, lo disfrutan a tope.

Mamé, el que más y el que menos, todos caemos en la trampa...

Maripaz Brugos dijo...

Wonderboy, el otro dia vi una peli que se titulaba "El mejor" sobre el beisbol.El protagonista tenia un bate hecho po él le mismo, con el nombre de tu nick y explicaba lo que significaba. Me acodé de tí.

Respecto a lo de las compras y el tabaco, pues en la variacion esta la riqueza.Lo importante es respetar a los demás, como bien dices.

Lourdes, bienvenida al club!!
Es como un gusanillo que entra de repente. El arte está en darle lo necesario, nunca todo lo que pide.
Al ir contestando a vuestros comentarios, me he dado cuenta que a ningún hombre, le gusta ir de tiendas...no ha habido ninguna excepción.

Alfonso dijo...

jaja qué gracia, te hiciste la despistada jejej, muchas veces yo también me hago el despistado en algunos sitios. Bueno, estoy pendiente de ir a las rebajas, la verdad que por ahora no necesito mucho :)