7 de mayo de 2010

COQUETERIA FEMENINA


Como la sequía continua, vuelvo a echar mano de mis fotografias. Estas fotos las hice hace tiempo un día que Laika con toda la paciencia del mundo, quiso posar para mi.
Laika, tiene un carácter bonachón y es muy melosa. Cuando salíamos a pasear con mi madre en la silla de ruedas, a ella, la metía en una bolsa que colgaba de las manillas de empujar la silla. Cuando me veía coger la bolsa, se ponía loca de contenta...paseábamos así las tres por plazas y calles del pueblo. Cuando nos veía la gente, sonreía viendo donde la llevaba metida y siempre nos saludaban cariñosamente.
Luego nos sentábamos en un banco y la sacaba fuera con su pelota. Solía haber muchos niños con sus madres jugando, siempre estaban cerca de Laika. Como es de tamaño pequeño, les encantaba jugar con ella, y ella estaba feliz  con ellos. Eso sí,procuraba yo controlar la situación...los más atrevidos cuando son muy pequeños, les encanta meterle los dedos en los ojos o tirarle de la cola. Nunca puedes saber como reacciona un animal si se siente atacado. Lo mas curioso es que la mayoría de las veces, las madres se ponen a charlar y se olvidan de sus retoños, y era yo la responsable de cuidarles . No me importaba la verdad, me gustan los niños mucho y tengo mucha paciencia con ellos.

Laika, es como una modelo, le gusta posar y no se impacienta por nada. Tengo fotos muy divertidas de ella.

Mi madre, la adoraba, eso que al principio casi nos echa a las dos de casa...no quería animales en ella. Con el tiempo, se hicieron inseparables y donde mejor dormía Laika, era en el regazo de mi madre.

Bueno, pues hasta que me llegue la musa...

16 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Se la ve feliz y coqueta, que mas podemos pedir!!!

Cariños con el deseo de buen fin de semana

isabeladecambados dijo...

No exageres, no es la musa lo que no te llega, es la pereza, que eres muy vaga, hija.

Laura dijo...

Merece la pena que no te visite la "musa" nada más que por disfrutar de esta preciosidad... a Laura, digo, a mi, no hay manera de ponerme un sombrero, nada...
Bruno si se deja jjajaj

caritabaston dijo...

Simpaticas fotos de Laika, a la cual le sientan muy bien las gorras..jeje me has hecho sonreir a estas horas de la noche....Un saludo..TONY

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

pues me ha encantado este pase de modelos... tranquila, espera a las musas y nosotros contigo. un besito

mariajesusparadela dijo...

La musa se quedó a vivir contigo. Eso lo sabemos todos.

Luis dijo...

Todo un desfile de moda con una modelo en exclusiva.
Genial.
Un saludo

MIGUEL ANGEL dijo...

Esta para comersela. Ainss que me gusta a mi los animales. Por algo tengo casi quince perros en casa, doce gatos...mejor paro porque sino van a pensar que tengo un zoo.
Es una preciosidad.

Alfonso dijo...

jaja, buena modelo, es, a mi perro hubiera sido imposible ponerle algo. Y es verdad lo que cuentas, al principio hay personas que no quieren animales, y luego, cualquiera se los quita jjj

Eastriver dijo...

Qué risa las fotos. Y qué entrañables las anécdotas con tu madre. ¿En una bolsa metías a la perrita? Me hubiera gustado veros, jeje. Un abrazo y gracias por provocarnos una sonrisa.

yoyoyo dijo...

Efectivamente una gran modelo. Guapísima. Besosss

Anónimo dijo...

¡¡¡ Que divertido ¡¡¡ yo tambien lo hacía con Nubia . Un saludo . Lola.

emilio dijo...

Llegará amiga, llegará... pero mientras tantos nos muestras a la encantadora Laika... todo un lujo.

Un abrazo.

Calvarian dijo...

Se nota el cariño que hay entre las dos. Mu mona que está en esas fotos jejeje
Bésix...y a regar esa sequía.

P.d. El pan ácimo de la foto de mi post, fue un regalo más de los organizadores del 1 concurso que gané en jerte, el de relatos Diarios de Sefarad. La foto es de mi cuñada. El pan estaba de muerte..jejeje

AROBOS dijo...

La musa ha estado ahí, en ese comentario sobre tus paseos con tu madre y con Laika. Las fotos son muy simpáticas y, además, ya las metes todas en la misma entrada, como debe ser. Rápido aprendizaje.

ELOY GONZÁLEZ CORRO dijo...

De la tierra nunca ser vivo salió, pero cuando el hombre quiso tal gesta emprender una perrita vio nuestro mundo azul desde su exterior, Laika se llamaba y nadie la premió.
Pero las gentes buenas que aquello recuerdan ese nombre dan a sus perritas.