9 de mayo de 2010

EDIFICIOS LLENOS DE HISTORIA

TEJIDOS MORANTE








CALZADOS LUISSALON DE BAILECINE VALDEHAYA

Estos viejos edificios están cargados de la vida de la historia del pueblo en los años sesenta. Por entonces, esta zona estaba en todo su esplendor. Las minas, las fabricas, la agricultura,la central térmica, funcionaban a tope y podían permitirse el lujo de tener mano de obra de otras regiones.
Fue por entonces donde muchas familias de Andalucia y Estremadura  se afincaron aquí, y muchas de ellas ya forman parte de esta tierra castellana.

Cuando observo estos lugares, se me vienen a la mente recuerdos entrañables de mi infancia y adolescencia. En la tienda de "Tejidos Morante"mi madre me compraba tela para vestidos que ella misma me hacía, Recuerdo perfectamente al dueño.También tenia prendas confeccionadas, algún abrigo me compre allí .
En la "Zapateria Luis"me solían comprar los zapatos del uniforme del Colegio del Amor de Dios, de la marca "El gorila" con la suela de tocino y te regalaban una pelota verde, muy compacta que daba unos botes...
En el "Salon el Iris", no me dejaban casi nunca entrar, te exigían el carnet de identidad y no le tenia, apenas tenia catorce años. Alguna vez si que pude colarme . Me encantaba bailar y se me daba muy bien.

El "Cine Valdehaya" guarda preciosos recuerdos para mi. Me apasionaba el cine.¡Cuantas películas maravillosas vi, los domingos sobre todo! Era un lugar para soñar con otras vidas,con otros lugares.

Los años han pasado con todo lo bueno y lo malo de la vida. Cuando en mis paseos habituales mis ojos  se posan en estos edificios, siempre pienso la sabiduría que atesoran, la de historias que guardan entre sus  viejas paredes .

De alguna manera, parecen cadáveres, reliquias muertas del pasado. Pienso que recobran un poco de su antiguo esplendor, cuando alguien como yo con este escrito les recuerda.

14 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

Que preciosos recuerdos en el baul! Pienso en el Bar Iris, que lindo tomarse una cervecita al atardecer. Un abrazo.

Elena dijo...

Bonitos recuerdos, es verdad Maripaz.
Esos sitios siempre nos retrotraen a los momentos dulces de nuestra infancia.

Un beso.

Abuela Ciber dijo...

...Piezas antiguas...

Cuan cierto lo que dices, tstigos de nuestro pasado, en algunos casos lamentablemente tiradas abajo en aras del progreso, bueno eso dicen.

Cariños y el deseo de buena semana

MAMÉ VALDÉS dijo...

Antes me contaban historias mi abuelos, luego mis padres y ahora cuando soy yo el que peino canas, ya soy el autor de esas historias, me encantan estos relatos de tiempos pasados pero cercanos, tanto leerlos como escribirlos y darlos a conocer como hace "Usted" amiga Maripaz, un cordial saludo.

Dilaida dijo...

Es bonito recordar y pasear por los lugares de nuestra niñez. A veces tenemos suerte y todavía existen esos edificios enigmáticos que tantos recuerdos nos traen, otras veces ya sólo existen en nuestra memoria.
Bicos

Calvarian dijo...

Pues si, cobran vida con tus palabras. Que recuerdos...Tengo en la memoria cada uno de esos lugares...Sniffff jejeje.
Bésix

Luis dijo...

El tiempo se pega a los edificios como a nosotros y nos hace recordar momentos que ya son un poco el adorno de aquel presente de entonces.
Una maravilla tu reportaje.
Un saludo

Eastriver dijo...

Los lugares y los espacios tienen vida propia, están habitados por fantasmas. Te recomiendo el cuento sobre Los fantasmas del Roxy de Marsé, de la que Serrat hizo una canción.

El bar Iris, discoteca de otros tiempos, qué entrañable, comparado con las macro discotecas de ahora... Es todo leyenda de los tiempos idos. Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Lo recobran todo, cronista.
Todo lo sabemos gracias a ti: de hoy y de ayer.

Alfonso dijo...

jajaj aquí en Jerez también había una zapatería el Gorila, me compró mi madre zapatos allí jaja y me acuerdo de la pelota verde. Todavía anda el cartel del gorila allí, pero ahora hay una cervecería :)

Antonio dijo...

Volver al ayer es una forma de vivir el presente, aunque sea desde la nostalgia, y solo se desee ser otra vez niño...
Una excelente crónica, Besos

AROBOS dijo...

Una buena crónica cargada de nostalgia. Es bonito recordar.

Anusky66 dijo...

que bello paseo he dado, a tu lado ,por mis propios recuerdos ,de esos años setenta cuando trasladaron a mi padre a trabajar en la central termica y vivimos en tu bello pueblo .
un beso cargado de nostalgia y agradecimiento por compartir tus propios recuerdos

Anónimo dijo...

enhorabuena por el blog.
Guardo hasta la médula.si señor