10 de noviembre de 2010

SONRISAS




Era día soleado y la algarabía de los mas pequeños se asomaba en la plaza llena de colores y risas. Había puestos de baratijas que alimentan la ilusión, payasos con su narizota colorada, juegos y fantasías por doquier, farolas adornadas con girnaldas de flores, niños disfrazados mirando ilusionados el universo...
Un zancudo muy simpático, sonrió a la cámara divertido. Desde su enorme altura,se podía adivinar su alma de niño, su enorme corazón, y la mañana iluminó aquel rincón con su sonrisa.
Un poco mas allá, una niña rubia de ojos claros, se columpiaba en una estrella y se atrevía a guiñar al sol.
De repente, un grupo de chiquillos uniformados, empezaron a bailar una danza y enseguida se hizo  un corro de gente a su alrededor que aplaudía emocionada.
Un grupo de payasos con sus coloridos atuendos, hacian piruetas y malabares, mientras miles de ojos se adentraban en el país de los sueños.
¿ Que pasa hoy aquí ? - preguntó-
-Es el día de los derechos del niño, le respondieron.
¿ Es que hace falta un día para celebrar los derechos del níño ?
Los niños cuando nacen, vienen al mundo con el derecho de ser amados, el mas grande de los derechos. De vez en cuando, por parte de los adultos, ese derecho, no se cumple y el universo se llena de melancolía.
Otra cosa es que hay que enseñarles desde pequeños, que tienen derechos y deberes...para que puedan con el paso del tiempo, vivir una vida plena.
Se alejó despacio, saboreando la vida que comenzaba en aquel instante...

5 comentarios:

Maripaz Brugos dijo...

Jajaja...ya no me acuerdo muy bien como hice la otra entrada...queria haber puesto una foto de un zancudo, y me ha salido el enlace...que lío!!

Paciencia...esto es nuevo para mi, lo siento...

Elena dijo...

No importa Maripaz, tú experimenta que al final saldrás aprendiendo, no veas la de vueltas que doy yo para colocar fotos, palabras, colores... en una entrada.

Muy bueno el post de hoy, te felicito, no debería haber un día para celebrar que los niños tienen derechos.

Un beso.

Alfonso dijo...

jaja,ya veo que estás experimentando con flickr, es cuestión de echarle esfuerzo y narices, al final te convertirás en especialista :)

Antonio dijo...

La sonrisa del niño es espléndida y su llanto demoledor para el que los ama.
Besos

Maripaz Brugos dijo...

Alfonso, me he hecho no se cuantas cuentas...en un monton de sitios. Al final, si que me voy a volver experta, pero mientras tanto os voy a volver locos...jejeje