8 de enero de 2011

DESAYUNO CON DIAMANTES



Se desperezó como pudo y abrió la persiana para que entrara la luz del sol.  Llovía torrencialmente y parecía que todavía la noche rondaba por las esquinas.
Miró el despertador y una exclamación acudió a su garganta.¡¡uf, que tarde es!!
El olor a café comenzó a llenar la estancia y con él un cúmulo de sensaciones le invadieron. Se tomó el zumo de naranja recién exprimido que es cuando contiene todas las vitaminas según había escuchado una y mil veces. La tostadora anunciaba que el pan estaba en su punto, y sacó el aceite de oliva virgen que guardaba primorosamente y regó por entero la tostada de pan, después la cubrió con mermelada de arándanos, su preferida.
Comió muy despacio la fruta pelada de antemano, saboreando las vitaminas una a una, era como un rito que se repetía cada mañana como queriendo coger toda la fuerza del mundo para comenzar un nuevo día.
Acabadas las fiestas Navideñas, la rutina, su rutina, empezaba de nuevo.
Creyó adivinar al salir a la calle que todo volvía a ser como antes, incluso escuchó a alguna ama de casa comentar en la esquina, que menos mal que habían acabado todos los festejos.
Había escuchado en las noticias que no corrían tiempos buenos para la sociedad y los ciudadanos. Las fiestas pasadas habían dado una tregua a los problemas reales, y de nuevo había que plantarles cara. ¡Menos mal que había desayunado estupendamente!

11 comentarios:

Eastriver dijo...

Chica, con un desayuno así todo es más soportable. Un abrazo.

Elena dijo...

Eso mismo Maripaz, no es lo mismo un problema con el estómago vacío que con el estómago lleno. ¡Dónde va a parar!
Un beso.

iglesiasoviedo dijo...

Empezaste como se debe con un buen desayuno, comida mas importante del día, seguro que vistes las cosas mejor y te enfrentaste a ellas con mas fuerza.

Gracias por tu visita y amable comentario.

Alfonso dijo...

Hay que empezar el día con energía :) pero yo no tengo paciencia para hacerme un desayuno así :)

MAMÉ VALDÉS dijo...

Imagino que el salón de tu casa será NO FUMADOR, buena forma de empezar el día, un saludo.

ARO dijo...

No hay nada como un buen desayuno para afrontar el día y los problemas que traiga.

Calvarian dijo...

Vaya festín para volver a la normalidad...jeje
Bésix

mariajesusparadela dijo...

Solo tengo pena de que esos kiwis no sean de Paradela...

Mercedes Pinto dijo...

Desde luego, teniendo en cuenta los tiempos que se avecinan, no está nada mal empezar el día con un buen desayuno y una buena dosis de optimismo.
Me alegra volver a verte.

Aldabra dijo...

¡Que buena pinta! El desayuno es primordial, a mí me encanta empezar el día con un desayuno estupendo y pausado.

biquiños,

Kashtanka dijo...

Madre mía, qué pintaza tiene ese desayuno!!! Qué rico todo!!!
Prometo pasarme otro día con más de tiempo, que veo que tienes muchas novedades por aquí.
Un besote y el achuchón para tus lindas que nunca falte!! muá!!!