4 de octubre de 2019

OTOÑO


Cada año por esta época, los chopos y los demás árboles de la orilla del río Carrión se llenan de colores.  El Otoño por esta zona suele ser cálidos y son muy apetecibles los paseos saboreando el sol de media tarde.



El sol se va filtrando por la ramas y las hojas amarillas y brillan como el oro. Desde siempre me han fascinado esos altivos y majestuosos chopos que forman parte del paisaje de mi infancia.


También aprovecho para hacer alguna ruta en la Montaña Palentina y disfrutar de un entorno sin igual rodeado de bellos paisajes.


Hace unos días estuve en la Senda de la Tejeda de Tosande, donde pude entrar en un bosque que se me antojaba encantado por la magia que me iba encontrando al adentrarme en él.


La Tejeda de Tosande, pertenece al Parque de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre.  Una ruta de enorme riqueza botánica. Durante el recorrido se pueden ver encinares, robledales, y hayedos, hasta llegar a una de las tejedas más importantes de la Península Ibérica. Existen cerca de 800 ejemplares , algunos milenarios, un árbol cada vez más escaso.




La belleza asoma a lo largo del camino de manera natural. Tan solo uno se tiene que dejar llevar...


Y con mi calenturienta imaginación, hasta me pareció ver en un recodo del camino a la serpiente tentadora de la madre, Eva...




Aunque hay que subir una zona escarpada antes de llegar a un mirador, desde donde se contempla el Pico las Cruces, Peña Celada y la Cumbre de Peña Redonda, el esfuerzo vale la pena.
Todos los datos los he recopilado de un blog que se titula: "Excursiones y Rutas por Castilla y León".


Al mismo tiempo que llegamos mi amigo y yo, un grupo venido desde Madrid disfrutaba al igual que nosotros del magnífico día. Y a lo largo del camino, nos fuimos encontrando con gentes muy variadas haciendo la ruta. Unos de edad madura, y gente joven con sus chiquillos a la espalda y los más mayores caminando. Y no una, sino varias familias. Cosa que me encantó, pues es muy socorrido llevar a los peques a un centro comercial a pasar las horas de asueto, algo que no les beneficia tanto como disfrutar de la naturaleza.




Eso si, a lo largo del trayecto no faltó el buen humor...




Las vacas pastaban en el prado, dueñas y señoras del lugar.


Pero con el Otoño llega también la hora de mi marcha.
Regreso a Navarra con un halo de nostalgia, pero feliz de haber podido disfrutar de un nuevo verano en Guardo y sus maravillosas gentes.
En mi recuerdos más entrañables, estarán estos días ya para siempre, junto con el deseo de volver cada año.

22 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Es la temporada más bonita para salir al campo y ver los cambios que nos brinda la naturale.
Un abrazo

El tejón dijo...

Maravillosa entrada, amiga, si no fuera porque conozco y he pateado bien Tosande me faltaría tiempo para salir a conocer esos tejos, y que ganas tengo de volver a encontrarme con ellos.
Me encantan las fotos donde se te ve tan feliz y sonriente.
Un abrazo.

Mara dijo...


¡Hola Piruja! Estás guapísima entre las bellas imágenes que compartes. ¡Feliz Otoño! Un beso.

CHARO dijo...

Una belleza de paisajes, cuanto añoro yo esas marchas por el monte, ahora ya no puedo hacerlo pues mis obligaciones me lo impiden.Besicos

Ernesto. dijo...

Preciosas imágenes y buen relato de un día campestre. Lo hubiese compartido con gusto.

Abrazos Maripaz.

AMALIA dijo...

Muy bonitas imágenes para recordar un gran día.
Los colores del otoño tienen un especial encanto.
Te deseo mucha felicidad.
Un abrazo.

Framboise dijo...

El otoño siempre ha sido mi estación favorita por sus colores sobre todo. Y más se disfruta rodeada de hojas caducas, espléndidas. Y la temperatura más moderada (generalmente...) que propicia estas caminatas que me chiflan... Este año me las estoy perdiendo por culpa de mis pies recalcitrantes pero en cuanto pase por el "taller" (de este señor que te ha causado tanto impacto :DD) y me recupere, sé que voy a volver a disfrutar como una enana :))
Gracias por compartir tu alegría.
Un beso y una sonrisa :)

Ángeles dijo...

Hermosas fotografías para recordar ese paseo otoñal que acaricia el alma con los colores que va tomando la naturaleza. Me encanta el otoño y su calma después de un trepidante verano, lo mismo que necesita la naturaleza, necesita nuestra alma, serenarnos y meditar como hemos dado los pasos en el año que hemos vivido.

Un abrazo.

Carmela dijo...

Maravilloso reportage, me ha encantado!
Muchos besos

Manuela Fernández dijo...

Qué bonito es andar en plena naturaleza, yo antes hacía marchas y tengo unos recuerdos de experiencias totalmente enriquecedoras.
SAludos.

Ikana dijo...

Son unas fotos muy bonitas :D Aunque detesto los chopos con toda mi alma xD

Tesa Medina dijo...

Maripaz, que bien te sienta el otoño, se te ve guapísima y juvenil, deben ser los aires de tu querido Guardo.

Maravilloso recorrido, y preciosas fotos, Maripaz. Me has hecho evidente que echo mucho de menos disfrutar más de la naturaleza.

Esa serpiente...Me río porque antes de leerte ya vi una cobra erguida, aunque le falta un poco de despliegue en el cuello.

Feliz regreso a Navarra y sobre todo ¡feliz otoño!

Un abrazo para ti y un achuchón para la bella Leti.

Kasioles dijo...

Preciosa entrada, amiga mía, me encantan las fotos que la amenizan y acompañan, el verdor de esos campos me recuerda a Cantabria y a Galicia, tiene que haber sido una gozada estar por allí, a pleno sol y disfrutando de ese aire puro que huele a campo y es un regalo de la naturaleza.
Me alegro de que hayas sido feliz en tus vacaciones por tierras de Palencia, Navarra también tiene su encanto.
Agradezco tus letras, seguiremos en contacto, y ya acabo enviándote un fuerte abrazo.
Kasioles

Adriana Alba dijo...

Que fotos hermosas!
Paisajes otoñales que nos has regalado con tanto cariños.
Gracias y abrazos desde esta incipiente primavera.

Pedro Luso de Carvalho dijo...

Pois é, minha amiga Maripaz, desta vez senti um pouco daquela boa inveja, por também querer fazer essa escalada com esse pessoal alegre, em meio as belas cores do Outono. Vi estampada a sua alegria nas belas fotos. Maravilha!
Um beijo.
Pedro

La utopía de Irma dijo...

El otoño siempre nos regala colores preciosos, así que a disfrutarlos, bonitas fotos y bonito reportaje el que muestras.

Besines utópicos, Irma.-

Conxita C. dijo...

Muy bonito Maripaz, desde luego el otoño es la estación más fotogénica, regala una variedad de colores precisa y las fotos muy bien escogidas-
Besos

Rafael Humberto Lizarazo Goyeneche dijo...

Bellísimas imágenes las que nos dejas ver... tú luces muy feliz.

Gracias por compartirlas,

un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

lindas fotos bellos momento bravo

Maru dijo...

Qué preciosidades nos enseñas, tienes la sensibilidad para ver lo que no todos vemos y transmitirlos con esas preciosas fotos a los que no podemos estar ahí, maravilloso. Gracias.

TORO SALVAJE dijo...

Buen regreso y gracias por compartir ese magnífico otoño.

Besos.

Ana Mª Ferrin dijo...

De vacas a mariposas, de grosellas a paisajes.
Nada queda oculto cuando el objetivo anda listo en manos de un fotógrafo avispado.
Un abrazo.