4 de enero de 2011

LA NIEBLA Y LA NOCHE


Hacia un frío húmedo que taladraba los huesos.  La noche recién estrenada se había cubierto de una niebla que hacia de los transeúntes figuras fantasmagóricas que se balanceaban por las esquinas.
Solo gracias a las farolas encendidas se podía dar un paso y otro sin tener que estar expuesto a perderte entre la bruma y quizá tropezar y caer al suelo.
A lo lejos, una madre joven, apuraba el paso, mientras su bebé lloraba caprichosamente en su cochecito, deseando que le arropase en sus brazos.
Al llegar a la plaza observó que estaba vacía y solitaria, le pareció que los árboles desnudos de hojas guardaban secretos en su tronco y aquella noche el viento los quería llevar de acá para allá.
De repente, sintió una mano en su hombro y un sudor frío invadió su alma, un grito de angustia se escuchó por el lugar y sin atreverse a mirar pensó en correr con todas sus fuerzas si no hubiera escuchado la voz cariñosa de su amigo: "¡eh soy yo, Manolo!"

11 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

¡Vaya susto que nos has pegado Manolo!

Maripaz que los Reyes Magos te traigan todo lo que has pedido, un gran saludo.

Curiyú dijo...

Mierda que me asusté y ya veo que no fui el único y que Mamé sintió lo mismo!
Un abrazo.

Montse dijo...

De noche cualquier ruido nos puede hacer sentir miedo, jejeje,hasta Manolo.Un abrazo y tu gatito es un encanto.

Dilaida dijo...

¡Caramba con el Manolo!Ya podía haber hablado antes de tocar.
¡Vaya susto!
Bicos

Elena dijo...

Joder Maripaz, esto no se hace, menudo susto se llevaría la pobre mujer, jajaja... y yo.

Un beso.

Olga i Carles dijo...

Hay que ir más despacio...


¡FELIZ 2011!
Lleno de proyectos y bendiciones.



Un abrazo.

claudia dijo...

ayyy q a todos nos produjo la misma sensación el relato!

maripaz, de corazón te digo, tienes una muy buena pluma, como decimos aca, o sea, relatas muy bien, escribis muy bien, me encanta :)

te mando un abrazo y feliz año!
claudia

Alfonso dijo...

Vaya tela con Manolo jj. La niebla y la noche mala combinación. Lo sé por experiencia cuando voy a trabajar. Que esto parece Londres a veces :) lo que tiene vivir en el valle del Guadalquivir :)

Eastriver dijo...

La niebla siempre supone ese espacio de terror... es ideal para los cuentos de miedo y de crímenes terroríficos. Los ingleses, que son muy listos, lo saben muy bien. Pero a mí me encanta el invierno, y me encanta la niebla, y me encanta el frío. Un beso.

caritabaston dijo...

Bien podía haber ido Manolo, tocando el pitito nooo, y no darle ese susto a la muchacha. Que pases un feliz día de Reyes…Un saludo…TONY

Aldabra dijo...

Dile a Manolo de mi parte, que la próxima vez se haga avisar que otros por menos se han muerto de infarto. Biquiños.