30 de agosto de 2013

MARISOL


Esta tarde he recibido la triste noticia del fallecimiento de mi amiga Marisol. Estoy desolada porque no me lo esperaba, y para aliviar un poco mi dolor, quiero rendírle un pequeño homenaje en mi blog.
Conocí a Marisol en el mundo de la blogosfera de la misma manera que a otros muchos amigos y enseguida comenzó a comentar las entradas de mi blog con enorme constancia.
Parece mentira que sin conocer a una persona nada mas que por la red puedas conectar con ella creando con el paso del tiempo unos lazos afectivos reales.
Yo,empece a querer a Marisol porque me cautivaba su manera de escribir en su blog. Aunque tenía varios, yo solía comentarle en uno que ella había titulado "Groucho" y donde firmaba con el seudónimo de "Dilaida"
Me encantaban sus  brillantes relatos sobre la mitología, sus poemas, su fina ironía...
Era una mujer llena de vida, apasionada, poeta...
Amaba a su familia y de manera muy especial a sus nietos, que conozco por las fotos con las cuales ella había adornado su blog.
Gran amante de los animales, tenía perros, caballos, y gatos que también  conozco en fotos.
Disfrutaba con las flores, el campo, la naturaleza...
Le encantaba su tierra gallega y defendía su lengua con pasión.
Tenia una sensibilidad que la hacía especial. Creo que fue nuestro punto de unión.
De ella aprendí muchas cosas que guardaré para siempre en mi memoria.
Me hubiera gustado tanto conocerla en persona, que no tenía duda de que alguna vez iba a viajar a Galicia para abrazarla.
No hace mucho,empecé a notar su ausencia, a echar en falta sus comentarios en mi blog y sus entradas en el suyo.
Un día,nos sorprendió a todos con la noticia de su enfermedad y pude comprender que faltase últimamente en este mundo virtual.
En una entrada ella misma nos hizo partícipes de sus sentimientos. Comenzaba el proceso del diagnóstico de su estado, y se enfrentaba valiente y con su buen humor habitual a la nueva situación.
Después, en su última entrada hablaba a través de los versos de Khalil Gibran, poeta libanés, diciendo: "En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche una aurora sonriente" todo un canto  a la esperanza.
Al poco tiempo, Marisol, apenas podía entrar en los blogs de las personas que la queríamos porque su enfermedad se lo impedía.
Yo, no me resistía a no tenerla. Y al notar su ausencia, queriendo mostrarle mi afecto, busqué su correo y le envié mi cariño y mis deseos de que pronto estuviera de nuevo entre nosotros. Ella, entrañable como siempre,me contestó muy cariñosa.
Después,sabiendo que no se encontraba muy bien, esperé en silencio volver a escucharla de nuevo.
Por eso hoy, al enterarme de su marcha y con el corazón roto  de dolor, quiero enviarle donde quiera que se encuentre miles de besos que me hubiera gustado darle personalmente.

¡Hasta siempre querida amiga! ¡descansa en paz!

¡IN MEMORÍAM!

La fotografía es de Aro,otro bloguero amigo y me he permitido robársela .

13 comentarios:

La utopía de Irma dijo...

Siempre que recordemos a los que se van de nuestro lado, estoy convencida que están más cerca de nosotros.

Besines utópicos, Irma.-

José María Souza Costa dijo...

Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com

Hada Isol ♥ dijo...

Era muy dulce Dilaida,que pena! esperaba que pudiera superarlo,lamento mucho su partida,es increible como nos llegamos a querer en este mundo bloguero,y los amigos que se van duelen mucho!te mando un abrazo grande!

mariajesusparadela dijo...

Creo que Marisol no tenía hermanas ni hermanos, aunque no estoy segura.
Una gran pérdida , efectivamente.

ARO dijo...

Bonita entrada en recuerdo de nuestra común amiga.

Encarni dijo...

Sabes, Maripaz, me ha gustado mucho esta entrada tuya dedicada a nuestra amiga virtual Marisol 'Dilaida' en la blogosfera. Porque la has descrito muy bien, o por lo menoso así también la he sentido yo, cercana, poéta, muy humana en todos los aspectos. No pudo superar o sufrió mucho por la perdida de una sobrina suya muy joven. Lo cierto es que no es en vano este cruce de caminos, que nos hace conocernos un poco mejor. Ha sido una verdadera pena esta perdida.

Un beso muy grande

Isabel Martínez Barquero dijo...

Te entiendo perfectamente en tu dolor, Maripaz. Yo me enteré hace días y aún no he reaccionado. La apreciaba muchísimo y nos escribíamos a menudo. ¡Maldita enfermedad...!
Pero quiero recordarla como era, como tú la has retratado tan bien: una mujer culta, sensible, con buen humor, buena amiga, cercana, serena, equilibrada... Muchos adjetivos y todos de ponderación. La conocí personalmente y te puedo decir que su cercanía y sonrisa nunca la olvidaré.
Gracias por este precioso homenaje a su memoria (yo lo pensé, pero soy incapaz, no me sale: me tiemblan las piernas y se me saltan las lágrimas si simplemente lo intento).
Un abrazo en el cariño común a Marisol, una gran mujer.

Maripaz dijo...

Maria Jesus, gracias por tu aclaración.Vivía yo engañada respecto a su hermana.

Cristian Cao dijo...

En ocasiones la gente piensa que estas cosas solo duelen de verdad cuando la persona es cercana a ti, lo que no entienden es que la cercanía no va vinculada a la cercanía física, si no sentimental, y que no hace falta haber acariciado la piel de una persona para crear un vínculo afectivo con ella, que la mayoría de las veces es mucho más fuerte que el que se tiene con personas con las que si tenemos contacto en cuanto a cercanía corporal. Siento mucho la pérdida.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Gran pérdida... fue un placer conocerla en la blogosfera, descanse en paz.

Aldabra dijo...

Sí que es una gran pérdida Maripaz, también yo le tenía aprecio y también yo le escribí privadamente.

Y fíjate que curiosa es la vida, que su yerno trabaja desde hace unos meses conmigo y coincidí con su hija en una comida hace también un par de meses. Me enteré de su fallecimiento casi de primera mano porque su yerno tuvo que llamar al trabajo para decir que no venía.

¡Qué pena, verdad!
¡Una triste pérdida!

Me alegro de que le hayas hecho este homenaje. Fíjate, yo nunca la había visto en foto.

biquiños,

Aldabra dijo...

ah! y recuerda que en mi casa también te espera un abrazo, cuando quieras.

biquiños,

Anna Jorba Ricart dijo...

Maripaz, me sumo a tu sentir por la pérdida de Marisol. Una mujer prudente, serena y a la que por muchas razones, en nuestro trato virtual, no olvidaré. Las personas que se cruzan en algún momento en nuestro camino y nos hacen bien nunca han de caer en el olvido.

Te mando mis saludos.