23 de mayo de 2017

MIRADAS


Descubrió su propia imagen reflejada en el espejo y se llenó de asombro. Apenas se reconocía. Se había formado una idea de ella misma, que no se parecía en nada a la que se vislumbraba en el cristal.
Ocurre muchas veces que cuando nuestro verdadero yo se refleja tan cual es, no lo reconocemos fácilmente.
Quizá nos hemos formado falsas expectativas respecto a nosotros mismos y aunque caminamos por la vida con distintas mascaras que esconden nuestra esencia, al final cuando menos lo esperamos aparece y se refleja nuestro interior limpio, claro, transparente como la verdad misma.
Desnuda el alma entonces de hojarasca vana, ocurre el gran milagro de la aceptación personal y la luz sale a nuestro encuentro con todo su esplendor y belleza.
En el fondo tenemos miedo de mirar dentro, de aceptar aquello que vemos, y así vamos caminando sin apenas ver pero sin querer complicarnos demasiado.
Lo peor de todo es aceptar el engaño y alejarnos de la luz por miedo. El miedo es capaz de paralizarnos y hacer de nosotros un pelele inútil y conformista.
Mirar de frente el problema, significa asumirlo y poner los medios para su pronta solución.
La verdad se esconde en esa mirada valiente que se alza como un reto, una aventura, un camino nuevo por recorrer.
Pero hay que atreverse a mirar.
Si negamos la mirada, dificilmente llegaremos a la verdad.
La verdad a veces es incómoda, pero no por eso se la ha de ocultar.
Podemos también romper el espejo para no ver, evitándonos muchos problemas aparentes, pero no se adelanta nada cerrando las heridas en falso.
Una mirada puede sanar, aquietar, cicatrizar...tan solo hay que hacer el esfuerzo de atreverse a mirar.

17 comentarios:

llorenç Gimenez dijo...

Hola Maripaz.. Dicen que los ojos son el reflejo del alma.. y es una forma de ver el alma interior, mirarse a los ojos y pensar, pensar en el interior..
Bueno yo es que no puedo, cuando me miro al espejo, se rompe,jeje.. no se porque sera..
Un abrazo..

Holden dijo...

Mi verdad, esa que hay entre el espejo y yo, es que me hago mayor y me quedo calvo. Y joder, ¡qué bien me sienta! Me rapo, exagero mi alopecia, convierto mi defecto en mi virtud.

Y además, tengo un siamés más guapo que el de tu foto :P

Maripaz dijo...

Jajaja, Holden, eres la caña...
Y mi gata es preciosa, no se como será tu siamés...
Besos, campeón.

Mari-Pi-R dijo...

Esto es como verse en una fotografía que siempre nos vemos peor de lo que esperamos ser.
Un abrazo

Pedro Luso dijo...

Minha amiga Maripaz, gostei muito dessa tua análise sobre o que podemos ser inteiramente, nessa tua bela crônica poética e psicológica. Concordo inteiramente com o que dizes sobre como nos vemos quando nos olhamos no espelho.
Um abraço, Maripaz.

Ambar dijo...

Siempre he pensado que cada uno de nosotros es el término medio entre lo que los demás ven al mirarnos y lo que nosotros vemos al hacerlo.
Besos

Sara O. Durán dijo...

Creemos conocernos interior y exteriormente, pero a veces nos llevamos cada sorpresa, Jajaja. Pero te confieso, trato de no verme mucho en el espejo. Soy cobarde en ese sentido.
Un abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Estoy con el pensamiento de Ambar... un besito

Susana A dijo...

Creo que prefiero no tener espejos. Un beso

Ana Mª Ferrin dijo...

Todos llevamos un armario en el alma. Incluso el más valiente, aquel a quien todos admiran, cuando se trata de llegar al fondo del espejo, duda y se resiste.
Besos, MariPaz

De vez en cuando dijo...

Cuando a veces, hasta nuestro espejo se nos rompe, y los añicos que quedan solo reflejan el dolor, es cuando debemos plantearnos la necesidad o no que tenemos de estar siempre reflejados en algo o alguien.
Bendito espejo si solo mostrará la alegría y belleza.
Para terminar, decir nada más que, bajo mi espejo, mis dos gatitas son las más requeteguapas-os.
Besos

RECOMENZAR dijo...

tu texto tan lleno de vos tan tuyo
felicitaciones reina

Macondo dijo...

“El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla” (Manuel Vicent).
“Nunca es triste la verdad; lo que no tiene es remedio” (Joan Manuel Serrat).

Saludos.

Existe Sempre Um Lugar dijo...

Boa tarde, o texto é correcto de o interpretarmos num certo prisma, por outro lado e pela minha minha maneira de pensar, não devemos ter receio de sermos o que somos tanto profissionalmente como na própria imagem, " somos o que somos, só nos aceita quem quer" esta é a melhor maneira de nos olharmos para o espelho.
feliz fim de semana,
AG

TORO SALVAJE dijo...

Sobre todo hay que aprender a mirar con el corazón.

Besos.

Conxita Casamitjana dijo...

Hay que saber mirar y aprender a mirarse uno mismo con sinceridad.
Bonita imagen.
Besos

Moni Revuelta dijo...

Bueno...no sé...yo soy muy fan de la mentira jejjee...la inocua, la que no daña...jajja es broma Maripaz..
La foto es que es tan genial...tanto :D m EENCANTA!!!
Tú sí que tienes una mirada valiente!!! Y muy bella.
Un besazo guapa!