10 de enero de 2018

REBAJAS


Terminadas las Navidades, comienzan las rebajas.
 En esta vorágine de compras y regalos de estos días, nos hemos visto arrastrados en el mar del consumismo con la mayor naturalidad.
De nuevo con la llegada de las rebajas nos vemos incitados a volver a comprar y comprar...
Es un ciclo que se repite cada año y que nos atrapa sin apenas darnos cuenta. La mayoría de las veces, compramos cosas innecesarias que vamos guardando para mejor ocasión y que con el paso del tiempo pierden hasta su encanto perdidas y olvidadas en algún cajón. Digo esto porque con mi cambio de domicilio, he podido comprobar en primera persona la cantidad de "cachivaches" que he ido almacenando.
Tenemos más cosas de las necesarias generalmente y al final nos van asfixiando.
Bien es verdad que las rebajas son un buen momento para comprar a bajo coste aquello que no está al alcance de nuestra economía y que rebajado su precio es más asequible. Yo suelo aprovechar para darme un capricho de un vestido de una buena marca que está al setenta por ciento o cualquier otra prenda de vestir, pues me encanta la ropa buena y bonita.
Este año como estoy decorando la casa, estoy aprovechando para ir viendo pequeños detalles que necesito.
Pero producen hilaridad esas masas de gente corriendo para ser los primeros en entrar nada más abren las puertas los grandes almacenes. Es algo grotesco y da una idea de como nos manipulan y entramos al trapo, como se suele decir vulgarmente.
Vuelvo después de mi viaje por el sur, al mundo de la blogosfera y a los amigos virtuales. Las musas han huido veloces estos días festivos. Voy a tener que llamarles al orden...
A muy pocos días de cambiar de dígito en mi edad, me tomo la vida lo mejor que puedo. Un tremendo catarro me ha mantenido sin fuerza alguna y todavía coletean los virus por mi pobre cuerpo al que se niegan a abandonar.
Espero que los Reyes Magos hayan sido generosos con cada uno .
Mi deseo es que este nuevo año que acabamos de estrenar, sea para cada uno maravilloso.

18 comentarios:

El tejón dijo...

Estamos todos recuperandonos de los malditos virus,Maripaz.
Veo que te vas adaptando bien.
Un saludo.

ELOY GONZÁLEZ CORRO dijo...

Todos andamos machacados por los virus, está gripe y catarro se ha tenido de las vacunas. Creo que las únicas personas que estamos un poco mejor somos los que no nos hemos vacunado. Yo estoy bastante mejor que mi esposa que si se vacunó. En fin habrá que poner buena cara al mal tiempo.

Susana A dijo...

Las rebajas son muy tentadoras pero tengo la casa a rebosar. Un beso.

Mari-Pi-R dijo...

Espero que te vayas recuperando de la gripe.
A mi también me pasó lo mismo que dejé cantidad de cosas sin apenas usarlas, ahora me limito mucho con mis compras.
Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

A mi me trajeron flores y las rebajas aqui fueron sensacionales
nada para mi ya que no me gusta cuando la gente se apila para comprar algo besos

Ambar dijo...

Ni aunque me pagaran por ello iría ese primer día de rebajas, no soporto las aglomeraciones y menos en un lugar cerrado. Tengo amigas que disfrutan, pero no es mi caso.
Espero que hayas expulsado ya a los virus de tu cuerpo.
Un beso

diego dijo...

Yo soy poco de rebajas. Pero este año sí he picado, más por necesidad que por capricho: tres camisas de invierno y un par de gayumbos :) Total, unos 100 euracos, no ha sido una mala operación. Felicidades por ese cambio de dígito y que vengan muchos más :) Y feliz 18, por supuesto.

TORO SALVAJE dijo...

Espero que ya te encuentres mejor.

Las rebajas y yo no nos hablamos desde hace infinito... no soporto las aglomeraciones.
Es superior a mí.

Bienvenida otra vez.

Besos.

Conxita Casamitjana dijo...

A mi también me produce hilaridad ver a esa gente esperando para entrar en tromba, aunque creo que se hace para salir en la tele, porque no hay ni gangas ni tanta rebaja. Estos días en los que hay tanta gente y tanta compra y tanto gasto me ha dado por pensar que parece que no hemos aprendido nada de esta terrible crisis que hemos pasado.
Un beso y feliz año

Macondo dijo...

La verdad es que soy bastante atípico, porque no disfruto comprando. Mucho menos yendo de rebajas.
Que el 2018 sea excelente, sobre todo en lo que a salud se refiere.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Pues te deseo una pronta mejoría total
y que las reformas en tu casa salgan muy bien.

Muy buena salud para toda la década de tu cambio de dígito
te deseo de corazón.


Besotes

Tesa Medina dijo...

Ya hace tiempo que me compro la ropa "buena y bonita" que no me puedo permitir de "segunda mano" claro que tengo que mirar mucho, pero me lo tomo como una distracción, un reto, y una manera de caminar un rato cuando no tengo otros planes.

El año pasado me compré un abrigo azul marino cruzado, de lana de cachemir, apenas estrenado, que es una maravilla, un clásico de fondo de armario por sólo ¡10 euros!, lo encontré en la última "rebaja" de la tienda de segunda mano.

Sí suelo aprovechar las rebajas para cambiar textiles en casa, cojines, sábanas, toallas. Y calzado, sobre todo botas, que luego me duran un montón porque me las compro de muy buena calidad.

Pero también me parece patético esa entrada loca de llegar los primeros a la caza del chollo y comprar por comprar.

Como me he mudado tanto de casa y de lugar de residencia, ya he aprendido a no acumular, y cada temporada hago limpiezas salvajes de armarios y cajones y regalo todo lo que ya no usamos.

Maripaz, cielo, seguro que ese nuevo dígito no te va a quitar ese aire de guapa y juvenil que te gastas. Espero que estés ya recuperada de la gripe, a mi me queda tos para regalar, qué pesadilla.

Un abrazo,

Kasioles dijo...

No te falta razón en todo lo que dices, la llegada de las rebajas es algo tan esperado,que la mayoría de la gente acude, formando cola, a que se abran las puestas de los grandes centros comerciales.
Hace unos cuantos años que no acudo a las rebajas, no me gusta encontrarme entre tanta gente que te empuja y hasta te saca de las manos lo que estás mirando en ese momento.
Los armarios tienen un límite y cierto es que muchas veces compramos sólo para acumular sin que nos haga falta.
Cuídate mucho, los catarros, en este tiempo, entran con facilidad, pero tardan en salir.
Te dejo cariños en un abrazo.
kasioles

Jose dijo...

No, es que los virus se sienten tan agusto en ese bonito cuerpo que no desean abandonarlo por nada del mundo.

Vivo muy cerca de 2 corte ingles jamás he ido a las rebajas asta pasada por lo menos una semanita.

Este año los reyes ha sido complacientes creyendo que lo hacian bien y me han echado un saco de ajos ,claro mi esposa amiga y mujer los ha tirado de inmediato al huerto.

Gracias oir tu siempre esperada visita.

Jose dijo...

Gracias por tu siempre esperada vista

La utopía de Irma dijo...

Coge inmediatamente a esos virus por las orejas y lánzalos bien lejos, por aquí tambien tengo algunos pero bueno los voy a dejar medio sordos de tanto estornudo, de las rebajas creo que poco más se puede decir, bueno sí, que el consumismo nos está consumiendo y no precisamente poco a poco.

Mejórate, besines utópicos, Irma.-

Manuel dijo...

Día de la Madre, de San Valentín, del Padre, Rebajas de Invierno y Verano, de la Mujer Trabajadora, Navidades, Reyes, Santos y Cumpleaños, Comuniones, la Vuelta al Cole, etc. etc. y por si fuera poco, recién llegadito de Estados Unidos el "Viernes Negro".
El "Consumo" nos consume, y despilfarramos a diestro y siniestro, mientras en muchos lugares del Mundo se carece de lo más básico.
¿Por que no se crea el día del consumo moderado, o el día de no consumir nada?.....
Que quede claro que cada uno con su dinero, puede hacer lo que le de la gana, yo lo que estoy en contra, es del consumo desmesurado.
Un beso amiga, y cuídate mucho.

ARO dijo...

Harto de reyes, harto de rebajas, esperemos que el año que empezamos nos sea propicio.