15 de febrero de 2009

Ariadna (capitulo tercero )

Cercana al rio estaba la huerta del tio Ramón .

Era la huerta para la imaginacion de un niño un lugar lleno de magia.  En ella veia crecer cada dia sujetos en unos palos,  los fréjoles. Como en una maraña de espesa cabellera, subian enroscados  haciendo bonitos tirabuzones y bucles ...

Cuidando de no pisar las lechugas recien plantadas,  iba hundiendo con sus alpargatas los pies en la tierra, de donde como por arte de magia, salia vida ...

Al lado, los tomates, empezaban a colorear ... le recordaban a veces los mofletes de su primo Carlos, cuando despues de jugar al balon en la plaza, subia por sus pomulos sin ningun pudor, un color rojo  dándole un aire travieso.

Lo que verdaderamente  le llenaba de entusiasmo era el viejo cerezo... cuando ya su fruto estaba en sazón, el tio Ramon se subia a una escalera, y con una cesta, colgada de una rama , iba cogiendo primorosamente, las cerezas más rojas.

El sol las llenaba de un colorido especial,  y su brillo parpadeaba y llenaba de fantasia aquel maravilloso rincón.

Una vez abajo la cesta, su tio, con la cara sonriente, le animaba a meter su menuda mano dentro o las dos ...

Tratando de coger un enorme puñado , sentia en su piel la vida recien cortada del arbol, y su boca , saboreaba con pasión infantil  el maravilloso fruto de la huerta, se llenaban la comisura de sus labios de color rojo, y sonreia a la vida como lo hacen los niños.

Los chopos se miraban con complicidad ... no se acostumbraban cada verano  a observar la ilusión de la niña que acudia presurosa  a realizar aquel rito que cada año le hacia tan feliz.

Mas tarde, a la sombra de un arbol, saboreando la merienda  que la abuela habia preparado para ella, la hierba se le antojaba la mas maravillosa alfombra  que nadie hubiera podido soñar.

Su risa cantarina se oia  como el murmullo del agua cercana que corria en libertad.

Jugaba con el tio Ramón que divertido le colocaba un paz de cerezas en cada oreja a modo de pendientes . Nunca una joya lució con tanta belleza y sencillez en la cara de la niña  a lo largo de su vida.

Cuando empezaba a anochecer emprendian el camino de regreso a casa, y los caminos y veredas se llenaban de ilusiones infantiles, de recuerdos imborrables,  de miradas de eternidad.
Posted by Picasa

15 comentarios:

Arantza G. dijo...

Los recuerdos son un tesoro valioso.
Un beso y cuídate.

Rio Oria dijo...

Esos recuerdos no te los quita nadie, conservalos como un tesoro. Un beso.
Olalla.

goyo dijo...

recuerdos, recuerdos, como nos persigen ....
un beso
te sigo

Paco Guerrero dijo...

gracias has hecho que me viniesen a la mente recuerdos de mi niñez,yo tambien creci en una huerta,y con la descripcion d la misma que tu has dado,he sentido el olor a tierra despued de la lluvia,,,,
estoys intiendolo,gracias de nuevo.
un abrazo

José María dijo...

¿Qué sería de nosotos sin los recuerdos?. Los evocas y te hacen volver a vivir. Al leerte me has hecho recordar un huertecito que mi padre cultivaba cuando yo era pequeñajo y... yo le ayudaba.
Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

aun vivo yo eso que tu recuerdas: en mayo las cerezas llenan la cesta...

Maripaz Brugos dijo...

Arantza, que ilusion tenerte en mi rincon ... un besote para ti ...

Olalla, me emociona tu constancia en seguir mis relatos ... todo mi cariño para ti ...

Maripaz Brugos dijo...

Goyo, bienvenido a mi rincon ...por cierto, he visitado tu blog,y me ha encantado .

Yo tambien voy a seguirte a ti ...

Maripaz Brugos dijo...

Paco, no sabes la ilusion que me hace tenerte por aqui ...

Me da alegria saber, que con mis relatos, tus recuerdos , cobran vida ...

Todos guardamos en el corazon , miles de recuerdos, que forman parte de nuestro pasado, y como dice Jose Maria, al recordarlos, los volvemos a vivir ...

Paco, que bien huele la tierra, recien mojada!!

Maripaz Brugos dijo...

Maria Jesus, que suerte, poder comer las cerezas del arbol ...con cesta y todo ...

Un beso ...

singamaraja dijo...

Singamaraja reading your blog

Sue dijo...

No sé cómo llegaste hasta mi rincón, a mí me lo pusiste fácil y llegué al tuyo.
Recordar es hermoso, conservar los recuerdos, sublime, los que puedas revivir...la mejor de las medicinas, siempre que sean aquéllos que te hagan seguir con ilusión siempre adelante.
Gracias por tu visita.
Y no sé si sabes que...adoro tu tierra.
Sue

Anónimo dijo...

tu imaginación, vocabulario y forma de expresión mejoran día a día. Si no fuerapor los recuerdos infantiles y felices, uno peerderia sus raices y se sentiria solo en el mundo.UN BESO VISI

Maripaz Brugos dijo...

Sue, he llegado a tu rincon por casualidad y me he quedado ...se respira un aire sereno, escribes desde el corazon y me ha llegado dentro del alma ...

Si además, adoras mi tierra ...para que quiero mas ...

Maripaz Brugos dijo...

Visi, querida hermana, gracias por tus piropos ...

Tú si que escribes bien ...pero hasta que no te jubiles !!!!!

Un beso