21 de septiembre de 2011

TARJETAS


Tarjetas, para alimentar el "ego"
Tarjetas, con señas de identidad para reencontrar nuestro propio yo.
Tarjetas, donde plasmar los valores y metas conseguidas.
Tarjetas, para dar en las narices a los demás.
Tarjetas, para la autocomplacencia.
Tarjetas, para los amigos, para los familiares...
Tarjetas, de cara a la galería.
Tarjetas, que explican nuestra posición social.
Tarjetas, básicas, engoladas, artísticas, prepotentes,rebuscadas...
Tarjetas, para subir peldaños.
Tarjetas, para gritar al mundo que hemos triunfado.
Tarjetas, para nuevos encuentros.
Tarjetas, para que nadie se olvide que existimos.
Tarjetas, de compromiso.
Tarjetas, para demostrar nuestro prestigio.
Tarjetas, para vestir nuestra propia desnudez.
Tarjetas, para perpetuarnos en el tiempo.
Tarjetas, para certificar que somos alguien.
Tarjetas, como intercambio de personalidades.
Tarjetas, tarjetas, tarjetas...

15 comentarios:

Montse dijo...

Parece ser que sin tarjetas no somos nada.¡¡ con lo bien que vivian siglos atras sin ellas!!!! y nosotr@s nos complicamos la vida. Besitos.

mercedespinto dijo...

Nunca lo había visto de ese modo, pero es cierto, las tarjetas son nuestro currículum, y ya se sabe, hemos venido al mundo a amar y ser amados, lo demás es currículum.
Un abrazo.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Pos está bien, no cabia nada. Hasta en nuestro velorio repartirán tarjetas. Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Debo estar fuera de este mundo: las últimas tarjetas que tuve fueron en el año 1970 del pasado siglo.
No soy nadie y no me importa.

Jose Vte. dijo...

Y en este mundo donde la presentación y la apariencia es tan importante, hay tarjetas hasta de visita...

Un abrazo

jota dijo...

Como somos...claro como nuestras tarjetas
Yo me quedo con un recuerdo que era la tarjeta-dispensa, que se llevaba al cole cuando uno había faltado. No sé como lo harán ahora.

Saludos

José Antonio del Pozo dijo...

pronto inventarán, Mari Paz, tarjetas de identidad para el día, para la tarde, para la noche: tantos yoes nos habitan, y a todos queremos darles carta de naturaleza, de ahí que tanta gente tire de tarjetero y parezca eso un museo de estampitas, ojú, qué desvarío.
saludos blogueros

Eastriver dijo...

Tarjetas: espejos hechos a medida. No tengo tarjeta pero tengo blog, jajaja. Besos.

Anna Jorba Ricart dijo...

Y aunque no se tengan tarjetas, tambien se hacen todas esas cosas...bueno, no siempre.
Un abrazo.

MAMÉ VALDÉS dijo...

No tengo Facebook ni tarjetas, ¡Dios no existo...! un saludo.

caritabaston dijo...

Creo que soy de otro mundo, no tengo ninguna tarjeta, bueno si, una amarilla que me echaron jugando al futbol en mis años de futbolero ,je,je,...Un saludo…TONY

Anusky66 dijo...

que bonita tarjeta!!
a mi me encantan y dicen bastante de quien las entrega ,no solo sus datos públicos / profesionales.
Unbesazo

emejota dijo...

Algunas veces, simplemente, tarjetas para comer.
Nunca necesité tarjetas, además las que me dan, siempre se me pierden. Beso.

Maripaz Brugos dijo...

Muchas gracias amigos por vuestros comentarios. Hace poco me hice unas tarjetas y cuando las vi enseguida se me ocurrió escribir acerca de ellas con sentido del humor y con ironia.
Son muchas las personas que me piden como poder entrar en mi blog, porque de vez en cuado pongo alguna entrada sobre la vida del pueblo y cuelgo videos. Los que están fuera en otras provincias disfrutan mucho con ello.Les daba un papelucho muy cutre y me daba un poco de verguenza, jejeje

Ron dijo...

pues yo no tengo tarjeta de presentación... biquiños,