17 de noviembre de 2011

HOMENAJE AL ARBOL DEL AMOR


Hace tiempo le hice una historia a este viejo árbol que ayer moria. La podeis ver en el enlace de abajo. Era un árbol con muchos años en el parque, tenia unos agujeros que despertaron mi fantasia y por eso le hice una historia idílica. Ayer, cuando veía como era despedazado pude observar en la mirada de alguno una pena contenida, era el árbol de su infancia, donde se subía para otear el horizonte, para estar cerca de las nubes, para mirar de hito en hito al sol, para sentir el aire fresco de un futuro soñador.


Hacia tiempo que este viejo árbol estaba muy enfermo. Sus ramas vigorosas y altivas de antaño habían notado una falta de vitalidad enorme. Con el paso del tiempo se fue encorvando poco a poco y su figura gallarda empezó a sentir los estragos de la vejez en su tronco.

Las autoridades que velan por los ciudadanos, tuvieron que tomar una decisión inamovible, habria que ayudarlo a bien morir para que no causara una tragedia.


Ayer era el día señalado. El destino quiso que yo pasara por alli, y como era mi árbol, rápidamente me fui a por mi cámara para rendirle un último tributo.Muchos vecinos se acercaron curiosos para darle su adiós, a fin de cuentas han compartido con él muchos ratos de recreo en el parque.


Mas de uno se ha querido llevar un recuerdo. Mi amigo Paco, unas ramas que plantará para que sea un nuevo vástago del viejo árbol moribundo.


Los entendidos del lugar decían que estaba muy enfermo, que su tronco se había ido carcomiendo y que apenas tenia fuerza para tenerse en pié.


El viejo agujero de su tronco yacía en el suelo tembloroso,despidiendo al parque, a la vida, a la gente...
Le vamos a echar de menos. Cuando la nieve aparezca este año, no podrá saborear su blanca capa de terciopelo.Cuando vuelva de nuevo la primavera, no sentirá por sus ramas la savia de la vida.
Pero lo que si es cierto, es que en algún lugar nos acechará sonriente, escuchará las risas de los niños jugando, la música en la calle los días de fiesta, observará melancólico la mirada tierna de los viejos sentados al sol.


Este es su último aliento de vida





¡DESCANSE EN PAZ!










11 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

Imagino que debe ser muy triste para los vecinos deshacerse de todo un símbolo.
Le has hecho un bonito homenaje.
Un abrazo.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Se ha perdido "un paisano" de los más antiguos de tu pueblo, pero tu cámara ha recogido ese emotivo y último adiós, un saludo desde el sur del sur.

moderato_Dos_josef dijo...

Qué triste! hace poco escribí un relato sobre la relación de un árbol y una persona...
Es un placer visitarte.
Un abrazo.
josef.

mariajesusparadela dijo...

Se revivira en más de una foto.

Arantza G. dijo...

Es triste pero hermoso a la vez.
queda en el recuerdo de todos los que disfrutaron de su abrigo, de su sombra. Da mucha pena cuando un árbol muere.
Besos reportera

Eastriver dijo...

Muy sentida entrada. Y emocionante todos quienes se acercaron a despedir al árbol... Era como despedir un poco sus propias infancias.

Rescatemos una cosa: la emoción que se requiere para contarlo. Así es la vida: camino, llegada, paso...

El Joven llamado Cuervo dijo...

Maravilloso es ese árbol y su vida es eterna, aunque caiga.

Dilaida dijo...

Un precioso homenaje, era un árbol muy hermoso que seguro sabía mucho de la historia del pueblo. ¡Si pudiese hablar!
Bicos

Aldabra dijo...

¡pobrecillo!

pero antes de que causar un disgusto, mejor así ¿verdad?

biquiños,

juan antonio dijo...

Muerte de un simbolo, son testigos de nuestra historia. Hace poco salía en las noticias un árbol de aproximadamente 1.800 años y seguía en pie, es del siglo III de nuestra era, si pudiera hablar.
Un abrazo Maripaz

Panchu dijo...

¡Que pena!nos parece que esos arboles milenarios no sufren ,pero tambien y es una pena ,han sido testigo de tanta vida,saludos