10 de abril de 2013

PENSAMIENTOS


Acaricia una y mil veces tus sueños hasta hacerlos realidad. No te duermas en los laureles si deseas amar a alguien, poseer algo, saborear instantes, atrapar estrellas, pisar nuevos caminos...
Cada uno es responsable de los límites que se pone al caminar.


Algunas veces es preciso ampliar la visión para descubrir un horizonte nuevo. De vez en cuando la niebla puede ocultarnos el camino, y es necesaria la serenidad para encontrarlo de nuevo.
Cada sendero, cada noche de luna, cada tormenta, cada atardecer, cada risa, y cada llanto, forma parte del paisaje de la vida.


Hay miradas de colores, miradas anhelantes, miradas doloridas, miradas ilusionadas, miradas cariñosas, miradas suplicantes, miradas divertidas...
Infinidad de miradas, capaces de trasmitir toda la más bella y variada composición de sentimientos.



El poder de la palabra es infinito. Ya sea escrita con la belleza de la prosa o el verso, ya sea hablada como instrumento de comunicación con los demás.
Con la palabra podemos dar forma a las ideas, y con ellas, podemos construir o destruir, unir o desunir. Con la palabra podemos amar u odiar. 

5 comentarios:

BELEN SANCHEZ HERRERO dijo...

Profundo y sabio análisis Maripaz

Elena dijo...

Gracias a la palabra nos regalaste este texto tan bello.

Un beso Maripaz.

Aldabra dijo...

un texto hermoso, escrito desde el corazón... un texto que habla de una persona amante de los animales (preciosos los gatillos, y tu Leti, ahí dispuesta a esciribir)...

ahora entiendo porque escribes tan bien, claro, te ayuda tu gatita... je je je... ¡que calladito te lo tenías!

por eso me gusta todo lo que cuentas, Maripaz, por tu sencillez, porque transmites ganas de vivir, porque te conformas con lo que tienes a pesar de que siempre intentas aprovechar la vida al máximo, sacándole todo el partido...

no cambies nunca.

biquiños,

MAMÉ VALDÉS dijo...

Para pensar....

mariajesusparadela dijo...

Podemos incluso mentir y convencer...