8 de diciembre de 2014

PRIMER CONCURSO DE OLLAS FERROVIARIAS


Un agradable olor a patatas con carne llegaba a mi nariz nada más aparecer por la Plaza de la Constitución cámara en mano. Tenía lugar este Domingo el Primer Concurso de Ollas Ferroviarias en el que participaron un centenar de cocineros. A pesar de que había anunciado un descanso de mis reportajes, por ser novedad el nuevo concurso, no he podido resistirme a la tentación...


Había un ambiente alegre y festivo por parte de los que participaban y se les podía ver con un simpático atuendo para la ocasión.


Para hacer mas agradable la espera se repartían bocadillos de panceta y chorizo recién hecho a la brasa por voluntarios del Club de Entibadores.


Los Amigos del Ferrocarril de Guardo no faltaron a la cita, pues este tipo de guiso nació de la necesidad de los trabajadores del Tren de la Robla de "comer caliente" como vulgarmente se suele decir, que se enfrentaban a largas horas de trabajo en el trayecto que une León y Bilbao.










Se podía ver un gran ambiente e incluso a familias enteras participar.


Según contaba el impulsor de la actividad, Alberto Larrakoetxea, estaba sorprendido de la estupenda acogida. Se dieron cita cocineros aficionados de Guardo, Velilla del Río Carrión, Dueñas, Cantabria y País Vasco.


Una mañana festiva donde se mezclaban los visitantes que viven fuera y que aprovechando el puente habían venido a casa de sus familiares y amigos, y la gente que vive durante el año en el pueblo. Comentaba la concejala de Festejos y Promoción Comercial del Ayuntamiento, Eulalia Pinilla, la repercusión económica para la zona en el Turismo Rural.












Muchos fueron los que se acercaron a celebrar la fiesta junto a los concursantes.



El recinto estaba decorado con objetos antiguos que le daban un aíre entrañable y familiar. Algunos de los presentes exclamaban emocionados al verlos rescatando sus recuerdos de infancia.


El presidente de la Diputación Provincial, Jose María Hernández y el Diputado de la zona, Gonzalo Perez, estuvieron presentes en el acto así como el alcalde, Juan Jesús Blanco y varios miembros de la Corporación Municipal.





El jurado estuvo compuesto por profesionales de la restauración que se desplazaron a la localidad y que son habituales en diversos certámenes culinarios que se desarrollan a lo largo del año en la cornisa cantábrica.



Aquí os dejo un vídeo grabado por mi amiga Flori donde se me puede ver de acá para allá cámara en mano. Siento mucho haber estropeado su vídeo, no sabía que estaba grabando.


Se llevó la máxima puntuación, el vasco Aitor con 88 puntos, y varios ganadores más. Juan Carlos, con 71 puntos, ganador local, Jose Angel con 69 puntos empatado con Manu.


Una foto final de los ganadores para el recuerdo.


Y otra fotografía también para el recuerdo de todos los participantes.
Esperando la próxima cita que estoy segura tendrá lugar el año que viene, dado el éxito de este día, me despido de vosotros.

6 comentarios:

Moni Revuelta dijo...

Precioso reportaje maripaz. De ollas ferroviarias sabe también mi madre, y sabía mi abuela, que fue guardesa del "paso" de tren de La Robla durante toda su vida de trabajadora.
Un abrazo grande

Lola dijo...

Pues no había oído hablar de estas ollas tan magnificas, ya he aprendido un monton de cosas con tu entrada. Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Que buena idea.

Gracias por compartir esas fotos.

Besos.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Magnífico Reportaje sobre este concurso lleno de buenos Recuerdos y de viejas Tradiciones aún latentes.
No había oído hablar de ellas y eso que nací en un pueblecito del Bierzo llamado Toral de los Vados de gran tradición Ferroviaria.
¡¡¡Felices Fiesta y un Próspero Año Nuevo, 2015; en compañía de Todos tus Seres queridos!!!
Abrazos y Besines.

Thánh Thiện Tâm dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
fiorella dijo...

Me encantó lo de las ollas ferroviarias, seguramente comerían varios trabajadores,no?. Un beso