21 de junio de 2016

VERANO


Y llegó el verano.
Y con él, la luz y el sol por las esquinas.
Hay un susurro alegre de cielo azul que se mece al compás de mis pasos. Saboreo lentamente los momentos, porque amo la vida con pasión y se me escapa como el agua entre los dedos.
Me gusta perderme por los barrios buscando rincones nuevos donde poner mi mirada inquieta. En ellos se esconde la sabiduría popular al hablar con sus gentes.
Me pierdo en ellos, intentando rescatar la belleza de un instante, el amor de una mirada, la sinfonía de unas pisadas a lo lejos.



Me dejo llevar sin rumbo fijo, porque de vez en cuando es preciso deambular sin prisa alguna tratando de encontrarnos a nosotros mismos.
Llega un momento, donde la paz inunda el alma y una luz desconocida anida en el horizonte.
Es como si solo nos quedase el momento presente.
Como si estuviéramos desnudos ante el mundo tal y como somos.
Sin tener que demostrar nada a nadie...
Sin el incordio de los juicios temerarios.
Aceptándonos.


Atrás quedaron los pasos perdidos, los sueños rotos, las heridas infectadas, los besos malditos, los engaños, los olvidos, el tiempo de ser y no ser...
Libres al fin de ataduras que nos impedían volar, surcamos nuestro propio cielo hasta el infinito.


Y me subo a los tacones y me pongo el mundo por montera, porque ha llegado la luz y el sol que cauteriza y sana.

¡Feliz verano, queridos amigos!

21 comentarios:

Marisol dijo...

Hola! Qué bonito y qué dosis de vitamina todos nosotros,irradias en tu escrito mucha alegria y ganas de vivir.
Las fotos preciosas!!!y las sandalias con el tacón,perfectas.
Feliz verano!! Deseo poder vernos en Agosto . Gracias!!!.

Ana Mª Ferrin dijo...

Cada día haces mejores fotos, más imaginativas. Vas soltando vida en cada línea. Más libre.

Esto va a más, amiga.

Moni Revuelta dijo...

Precioso post!! Yo también me muevo sin rumbo en verano...Que gatito más lindo:)
Un besazo y feliz verano guapa!!!

Mari-Pi-R dijo...

Empezar una nueva estación es como llenarse de energía para vivirla.
Bonito escrito, un abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

deliciosa y refrescante entrada

Sara O. Durán dijo...

Qué bien me sienta leerte siempre, con tanta paz y plenitud que nos irradias en tus publicaciones. Eres sumamente especial, muy sensible y generosa. Yo te lo agradezco!
Un beso de sol.

Myriam dijo...

Me has hecho volar con tu maravilloso texto, Feluz verano para ti y lis tuyos!

Muchos besos

diego dijo...

Me gusta tu vitalidad y tu optimismo. Son algunas de las claves de la felicidad. Te deseo un verano feliz (y no muy caluroso... :)

RECOMENZAR dijo...

escribes tan bello que me enterneces un abrazo de luz para vos

Holden dijo...

¡Que guapo es ese gato! ¿Salvaste a ese pajarito de morir? ¡Qué buena eres! Yo tenía ya ganas de verano aunque admito que ahora el calor me aplasta y que quiero que se vaya. Al menos por las noches xD

Ernesto. dijo...

Hola Mari Paz, unas fotografías naturales. Gusta ver estos detalles de vida.

Las palabras acertadas y profundas. Naturales también en cuanto dejamos que el alma se exprese... libre de juicios temerarios!

Los tacones, de vértigo, pero si tú estás segura sobre ellos, miel sobre hojuelas.

Y sí, llegó el verano. Con sus riberas del río, su verdor en los parques y campos y sus cigarras cantando, que puede que todavía no hayan empezado.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Obviamente como comentario un poema mío que he recordado al leerte.

EL MUNDO POR MONTERA

Podría cerrar los ojos y no ver/
o abrirlos sin mirar siquiera/
roer los huesos que me lancen/
opinar lo que de mí se espera/
podría escurrir el bulto/
comprarme docenas de caretas/
canturrear el himno del grupo/
aunque ni tan sólo lo conociera/
podría alquilar miles de amigos/
vestirme como los demás quieran/
mirarme con descaro el ombligo/
humillar sin rubor la cabeza/
podría jugar a que no pasa nada/
fingir que cada día es fiesta/
que la vida es nata endulzada/
y todas las personas son buenas/
podría suplicar una limosna/
mover la cola sin vergüenza/
pasar por el aro a todas horas/
lamer la mano de la riqueza/
podría mendigar la zanahoria/
bailar al son de la orquesta/
convertir la miseria en memoria/
y contemplar mi libertad muerta/
pero ocurre que no me da la gana/
que mi antorcha no es la bajeza/
prefiero la soledad estrellada/
que el vacío de las almas muertas/
no me importa mi celda oscura/
porque la dignidad es mi bandera/
tengo como patria a la locura/
y me pongo el mundo por montera.


Besos.

Victoria dijo...

Que hermosa entrada amiga..Fuerza y amor por la vida!!

Un autentico canto hacia ella..el caminar sin limites,,sin fronteras..saboreando la vida

Gracias por estar y compartir
Con cariño Victoria

Pedro Luso dijo...

Olá Maripaz.
O verão é sempre bem-vindo, é mais alegre e nos enche de otimismo.
É isso que se vê na sua bela crônica, nos seus passeis pelos bairros, conhecendo novos lugares e pessoas.
E tem também o belo vídeo, no qual você aparece (e está muito bem).
Abraço.
Pedro.

RECOMENZAR dijo...

Estupenda mujer
leerte
es crecer remontar vuelos...
Gracias siempre por tus cálidas palabras

Manuel dijo...

Una exquisita felicitación de temporada, como no podía ser de otro modo en tu blog.
Un beso.

Tesa Medina dijo...

Estás muy guapa, Maripaz, y con este precioso y poético paseo hasta me dan ganas de reconciliarme con el verano, y mira que nos llevamos mal él y yo.

Es delicioso seguirte desde esa primera foto de la gatita hasta el final. Es contagioso tu entusiasmo por aprovechar la vida al máximo, Maripaz.

Aunque a mí no me gusta el verano por el calor, si comparto ese amor por los días largos, por la luz, por vagabundear con la cámara, hablar con la gente y descubrir pequeños rincones.

Espero que la golondrina remontara el vuelo y sólo estuviera agotada. Una vez mi gata siamesa me trajo una que cazó en la terraza, me costó quitársela de la boca, ella tan ufana con su regalo, no entendía mi enfado porque la soltara.

La dejé encima de una planta y al poco alzó el vuelo.

Feliz verano. Muchos besos,

Conxita Casamitjana dijo...

Muy bonito Maripaz, bonitas palabras y bonitas fotografías, ha llegado el verano y con la luz, con esos días largos que hacen que apetezca pasear con la cámara.
Disfrutar de la vida, claro que sí.
Un saludo y feliz verano

V dijo...

Muy buena idea perderse por los barrios, dejarse llevar, y que la cámara dispare esas fotos captando instantes fugaces que a tus ojos se hacen eternos....delicioso texto y estupendas imágenes...seguiré tus sabios consejos. Un abrazo

Inma_Luna dijo...

Amo el verano. Por todo lo que dices. Y sin tacones o descalza a vivir y disfrutar.. Besos

miniaturista dijo...

Me encanta el verano.....y tu entrada tiene ese calorcito que cobija...eres muy entrañable y con una riqueza que todos deseariamos poseer.
Un abrazo y feliz verano.
Tus fotos fantasticas y tus escritos me calan profundo.
Maite