3 de septiembre de 2016

LA TABERNIKA PAMPLONA


Acaba de comenzar Septiembre y cumplo mi promesa de volver a publicar en el blog, aunque yo sigo de vacaciones...
Estoy pasando unos días en Pamplona y hasta dentro de unos días no regresaré de nuevo a mi rincón.
Pero vayamos con lo que os quiero contar en esta entrada y la foto que adjunto.
Os presento a Hadriel, el dueño de la Tabernika de Pamplona. Le conocía solo de internet, y el año pasado que también estuve unos días aquí, quede en ir a visitarle, pero luego al final no cumplí mi promesa con el consiguiente desencanto de él. Pero una noche que estaba haciendo fotos en Guardo, al pasar por un paso de cebra, me pitaron desde un coche mientras escuchaba una voz que me saludaba con enorme entusiasmo al mismo tiempo que me reprochaba con muy buen humor no haber acudido a la cita. Y entonces conocí a Hadriel.
Prometí, que si volvía de nuevo a la capital Navarra iría a visitarle sin falta.
Y el otro día me persone sin decirle nada para darle la sorpresa.


Llegue a una hora punta, donde con la buena temperatura estival, la gente pasaba la tarde en animada charla en la terraza.  Hadriel estaba solo atendiendo a la barra con enorme rapidez y casi a la vez la terraza. Me senté en una banqueta cercana, y él, sin apenas levantar los ojos de lo que estaba haciendo, no se percató de mi presencia, hasta que se acercó a preguntarme que iba a tomar.
Fue entonces cuando se oyó una exclamación de regocijo por todo el bar mientras se acercaba a abrazarme.
Había logrado sorprenderle y cumplir mi promesa.




Hadriel, es un chaval entusiasta y alegre, que tiene una sonrisa cautivadora. Buen profesional, sabe tratar a sus clientes con enorme solicitud y siempre en un tono alegre. En el rato que estuve allí percibí el afecto que le tienen sus parroquianos.


En las paredes de la taberna, se pueden ver dedicatorias de cantantes y artistas que han pasado por allí.


De manera muy particular conserva la de alguno de sus paisanos, como Javier Castrillo y Kodro. También a mi me hizo una enorme ilusión.


Kodro, ha dejado su camiseta en una de las paredes de la taberna, con una dedicatoria encendida como símbolo de su amistad y afecto.


Amante de su tierra, lleva a Guardo en su corazón y siente nostalgia de sus raíces.
En este vídeo que le hice, se le puede escuchar animado por mi voz, un ¡aúpa Guardo! que le sale del alma.
Tiene una mirada sincera y abierta que deja al descubierto la grandeza de su alma.
Mientras charlábamos, me contó uno a uno sus sueños, sus inquietudes, sus anhelos...
Me ha cautivado para siempre este chaval encantador.




Pasamos una tarde estupenda acompañados de sus padres y unos amigos también de Guardo, que se reunieron con nosotros.


Como ya se el lugar donde se encuentra, espero volver más veces a visitarle.
Desde aquí darle las gracias por su atención y desearle toda la suerte del mundo.


18 comentarios:

Ernesto. dijo...

Entrañable relato de amistad y buen hacer.

Tomo nota de la taberna y su nombre por si vamos a Iruña.

Un abrazo, Maripaz. Otro para Hadriel (Conozco Guardo pues lo visité durante años)

Pedro Luso dijo...

Seja bem-vinda, amiga Marpaz. Já pesava a ausência de suas postagens. Mas, para compensar, você começa muito bem, apresentando-nos para “la Tabernika de Pamplona”, que nos me inspira a tomar um bom chopp ou então um bom vinho. E, ainda, você brinda-nos com suas fotos junto as seus amigos, num ambiente apraxível, dando-nos a “boa inveja”. Parabéns .
Abraço.
Pedro.

Mari-Pi-R dijo...

El encuentro con personas tan agradables es todo un placer pasar unas horas cerca de su compañía, por el vídeo y las fotos se ve claramente la buena tarde pasada en la Tabernica.
Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

Gracias por compartir tu felicidad desde lo lejos
un abrazo inmenso

Moni Revuelta dijo...

Que bien lo pasáis y que buenos ratos y buena gente, maripaz.
Me alegra mucho tu regreso...con tu energía y alegría, y esos lugares entrañables que sabes encontrar, con sus gentes y su magia.
Un besazo!!!

Holden dijo...

Tiene una pinta fenomenal ese bar (y su elegante camarero)... ¡seguro que me encantaría pasar por allí a echar unas cañejas! O unos vermús, oye, que según el momento también me gustan :D

¡Qué suerte que sigas de vacas! ¡Muero de envidia y de calor!

Ernesto. dijo...

Por alguna parte he leído que tal vez te traslades a Iruña... Gran cambio, sin duda. Pero sin duda también tu talante te hará encajar donde quiera que vayas.

Un abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Sencillamente, me encanta

Tesa Medina dijo...

Lo mejor que me ha ocurrido desde que ando en este mundo de la blogosfera es conocer en directo a algunos bloguers que en la mayoría de los casos se han convertido en grandes amigos.

Así que he leído este post con una sonrisa, sabiendo por mi experiencia y confirmado por tu entrañable reportaje que bien sientan los amigos, los de siempre y los nuevos.

Buenas fotos también, Maripaz.

Muchos besos,

Ana Mª Ferrin dijo...

Querida Maripaz.

No se puede tener más corazón. Te sale a borbotones.
Amas todo. La familia, tu gata, la tierra, los amigos, el paisaje, la comida, una copa de vino, la fotografía y lo que se te ponga por delante.
Te deseo que sigas así, tan guapa y disfrutando de la vida. Un beso.

Y cuando volvamos a Pamplona, por supuesto que iremos a saludar al paisano.

Conxita Casamitjana dijo...

Muy bonito Maripaz ese gesto de amistad.
Este mundo de los blogs permite conocer a personas fantásticas, primero virtualmente y en otros casos presencialmente y es una grandísima experiencia.
Un abrazo

Inma_Luna dijo...

Muy guapa que estas.
Me ha encantado el nombre de Hadriel.
Besitos

Sara O. Durán dijo...

Una entrada con la calidez que te caracteriza, en la que nos contagias de esa alegría, al haber sorprendido a Hadriel. Son hemosas todas las fotos y tú sales preciosa.
Un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

Se aprecia un lugar muy animado y bien atendido por Hadriel, que es la clave de estos sitios.
Tomo nota por si algún día paso por allí.
Yo he conocido personalmente a tres personas a través de mi blog, y te digo que hoy en día, son muy buenos amigos.
La entrada muy bonita, porque tu como siempre, repartiendo amistad y alegría.
Un fuerte abrazo.

Mara dijo...


Curiosa "La Tabernica" lástima que no nos quede más cerca. Un beso.

Letizia dijo...

Me vienen ganas de emborracharme. ¿Me invitas a una copa? Te la pagará Hacienda con un descuento en la Declaración de la Renta.

Besos de Reina

Marisol dijo...

Hola!! Qué relajados y felices se os ve!! Me gusta lo que a través de tu amigo, Hadriel,trasmites la ilusión por su trabajo y por la vida, parece muy acogedora su tabernika. Le deseo a él lo mejor y a tí, que sigas escribiéndo con tanta generosidad sobre todo lo que conoces y compartes. Un abrazo

miniaturista dijo...

Te quieren por donde pasas, conocerte debe ser el mejor regalo, esa Tabernika no la conozco aunque soy de Pamplona, cuando vaya de visita me acercaré, me ha encantado.
Un abrazo
Maite