21 de mayo de 2010

EL ARBOL DEL AMOR


Allí donde las hadas duermen y los duendes juegan al escondite durante el día, me contaron una historia que había pasado de boca en boca durante varias generaciones.
Existía un viejo árbol con un enorme agujero en su corteza que guardaba misteriosos secretos dentro.
Cuentan que que dos jóvenes del lugar, se juraron amor eterno una tarde de primavera cuando las ramas del árbol florecían con todo su esplendor.
Allí se citaban cada atardecer con un sonido de cascabeles en el corazón y el alma llena de anhelos por cumplir. Sus miradas, la de él y ella, eran como un susurro del viento  que te besa y se va, como la belleza de una estrella inalcanzable,como los secretos de los enamorados que se guardan en el fondo del corazón.
Se miraban casi en silencio sin apenas decir palabras, no hacían falta, porque las palabras a veces pueden entorpecer el lenguaje del amor.
De una parte a otra del lugar se fue corriendo la voz de su amor recién estrenado hasta llegar a oídos del padre de ella, un señor importante.
Después de una conversación con su hija, le prohibió verle nunca más.
 ¿Que pecado había cometido el amor de su vida para que su padre no la dejara salir con él? Simplemente, era hijo de un padre anónimo que abandonó a su madre antes de nacer él.

Nada ni nadie podía borrar la pasión que había nacido en sus corazones .Aunque no se pudieran citar, se dejarían sus mensajes en el agujero del árbol  pensaron ambos.
Desde aquel momento secretamente, convinieron en contarse sus cuitas escribiendo mensajes de amor que dejaban en aquel lugar y que cada uno recogía día tras día.
El viejo árbol testigo mudo de su amor, quiso cobijar en sus entrañas las palabras mas ardientes que jamas se dijeron nunca un par de enamorados.
 Como un cofre que guarda un inmenso tesoro sirvió para llevar dentro el amor y los deseos eternos de felicidad de los dos jóvenes. 
Solamente algún pajarillo que anidaba en sus ramas era partícipe de aquel secreto tan celosamente guardado.
Un día, ella, dejo de acudir a la cita con los mensajes de amor. Sus padres la enviaron a un lugar lejano donde poco a poco se fuera olvidando de él.
Ni aún así, ella pudo olvidar a su amado...pero lentamente se fue marchitando su alegría y sus ganas de vivir.
 Una inmensa tristeza le invadía y lloraba silenciosamente dejándose morir.
Una mañana, se fue volando a la copa del árbol para quedarse a vivir para siempre donde duermen las hadas, juegan los duendes y permanece su amado esperando su regreso.
Desde lo alto le contempla con ternura, le envía besos azules de cielo y noches estrelladas.
Él, casi adivina su presencia, esa presencia que permanecerá para siempre en su alma. Entierra todos los mensajes que conserva de ella para que sean uno con las raíces del árbol y se acurruca con su dolor murmurando palabras que solo los enamorados son capaces de entender.
Desde entonces, esta historia de amor, está unida para siempre a este viejo árbol y todos los enamorados incomprendidos, entierran e el agujero, sus secretos de amor.

22 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

Una leyenda preciosa, Maripaz.
Qué alegría leerte de nuevo.
Un beso.

Eurice dijo...

Esos viejos arboles que esconden tantos secretos, tantas conversaciones escuchadas con el paso del tiempo.
Que historia tan mágica Maripaz.
Buen fin de semana
Besos!

emilio dijo...

Bonita historia para un hermoso arbol...


Un abrazo.

Anna Jorba Ricart dijo...

El amor todo lo sublima y hace bello...lastima que algunas historias no tengan un final feliz...

caritabaston dijo...

Bonita historia de amor, y que orgulloso, estaría el árbol por ser cómplice de ella…Un saludo… TONY

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

qué facilidad tienes para contar...
buen finde

Calvarian dijo...

Como me siento un perenne enamorado incomprendido jejeje aprovecharé para enterrar en él mis secretos
Preciosa historia de amor
Bésix

mariajesusparadela dijo...

Como siempre, hermosa historia.

eva dijo...

me ha encantado, un besito guapa

eva dijo...

me ha encantado, un besito guapa

F. J. Zamora dijo...

Hermosa historia.
A mi me gusta mucho ir a un bosque junto a mi casa con mis hijas e ir abrazando los arboles.
Feliz fin sde semana

Alfonso dijo...

Muy bonita la historia, la leyenda, y todo lo que evocan las fotos esas de ese árbol :)

Pulgarcito soñador dijo...

Me fascina tu historia. Ha de haber árboles de amor en cada pueblo...uN ABRAZO.

Elena dijo...

Preciosa historia de amor Maripaz.
Y bello árbol.

Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Que historia más bonita.
Me ha gustado muchísimo.
Un amor así es invencible.

Besos.

Reflexiones de Emibel dijo...

Preciosas fotografías.
En la soledad del espacio, ¿te has abrazado alguna vez a un árbol? Hazlo y siente, ya verás, es genial.
Un beso

Eastriver dijo...

Y mira que yo me he acordado del hueco del viejo árbol de Pippi Calzaslargas, que era como una máquina de refrescos sin electricidad... Bonita leyenda.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Romeo y Julieta, todo alrededor de un árbol, que bonita historia.

AROBOS dijo...

Una maravillosa historia, amiga Maripaz. Y bien acompañada de buenas fotos.

Dilaida dijo...

Es una historia muy bonita. ¡Ay, si los árboles hablasen!
Bicos

guillermo elt dijo...

Una bella y romántica historia.

Besicos.

don vito dijo...

Hola Maripaz, gracias por esta joya, gracias por tus bellos coemntarios, es un lujo, buen día, besos