20 de septiembre de 2010

AMORES


Hace tiempo que las montañas del lugar se le vienen encima. Camina con la mirada casi perdida, como si se hubiera resignado a ir sobreviviendo. Muchos dias le parece estar en una carcel privado de libertad y se siente incapaz de liberarse de los barrotes que le mantienen preso.

A veces como en un susurro, se le oye decir que se ahoga, que le falta el aire...

Aunque se propone huír una y mil veces, siempre vuelve a su rutina. Allí se encuentra seguro, se siente incapaz de arriesgar.

Su lamento se hace mas profundo cuando de vez en cuando siente sus alas cortadas en plena madudez. Se pregunta a si mismo donde se fueron aquellos sueños juveniles y no encuentra respuesta, porque tiene unas ataduras que él mismo se encarga de que cada vez le asfixien más.

Le gusta la noche y las estrellas y pasear a la luz de la luna. Es un bohemio enamorado de la vida y capaz de amar a alguien para siempre.

Una mujer y una hija le observan distantes, sin hacer nada para penetrar en su mundo. Viviendo su propia vida como quieren cada una vivirla.

La monotonia se ha adueñado del conjunto familiar, casi sin que ellos se den cuenta.

Es verdad que su cariño es verdadero, sus vinculos afectivos tienen la pureza de los años vividos en sintonia, de sueños y vivencias compartidas, de roces de caracter limados por el paso del tiempo. Pero lo peor del amor es la rutina, la costumbre de los dias iguales, las miradas sin luz que se apagan con la noche. Cuando uno deja de cultivar los amores, puede ver agostados sus sueños de felicidad y dejarse morir lentamente.
Mientras, se consuela con decir que las ama, que es lo único seguro que tiene, sin atreverse a emprender una nueva aventura que lograra calmar su corazón sediento.
Posted by Picasa

17 comentarios:

Alfonso dijo...

Cinco años y es como una droga. Necesitamos esas endorfinas que nos hacen sentir bien cuando nos enamoramos. Somos pura química.
Pero somos racionales.
Y cinco minutos de placer, no vale una vida entera de amor.

MAMÉ VALDÉS dijo...

La rutina y el aburrimiento hace estragos en las relaciones, todos los días tendrían que ser el primero pero por desgracia no es así, un saludo.

Mª Ángeles Sánchez dijo...

De forma poética, como un cuento, describes una realidad. Una realidad que puede cambiar, aunque pasen 20 años. Siempre hay algo por lo que sorprenderse. Buscar sorpresas en el día a día. Inventarse historias.
Hay muchas fórmulas para no caer en la rutina.

Curiyú dijo...

Upsssssssssss...hoy venimos temáticos con la decadencia del amor, y sin dudas, esto es lo que empieza a pasar sino le ponemos buena pimienta al amor.

Mª Ángeles Sánchez dijo...

´Gracias a tí, Mari Paz. Me gustó tu entrada. NO conocía tu blog. Y además, creo que me voy a pasar por todos los blogs que tienes como favoritos, porque sé que me van a gustar mucho.
Esto de cocinar me tiene un poco abstraida de otros temas que también me interesan mucho, a los que tengo abandonados. Mis dos blogs, el de la caracola, y el de viajes, están un poco parados, y tengo muchas cosas que meter.
sí, la que canta es mi hija. Y verla en directo es mucho mejor.
Y Manuel, está empezando a tocar bien. También disfrutamos escuchándolo.
Besos.

caritabaston dijo...

Siempre tendremos, nuestros más y nuestros menos en el amor, pero, el verdadero, siempre buscará el camino para salir adelante, y así, no caer en la monotonía, que lo pueda volver en desamor…Un saludo…TONY

Isabel María González dijo...

Sin palabras. Me encanta Maripaz.

Susana Terrados Sánchez dijo...

Qué estupendo relato, que bien transmites los sentimientos.
Tema polémico sin duda, pero creo entender que se mezclan dos sentimientos el de la rutina, el de la vida sin más estímulos y el de dejar de lado la esencia de uno mismo y no poder alcanzar metas y sueños y aventuras porque las dejamos de lado por algo seguro y cómodo.
Creo que ambas cosas deben de ir unidas, si en la pareja somos capaces de transmitir nuestros sueños a la persona que amamos en el paso del tiempo deberíamos ser capaces de ayudarnos y seguir soñando porque el amor no debe de cortar las alas de los sueños porque nos hace caer en eso, en la rutina.
Besos.

Dilaida dijo...

No basta con amar, a veces la rutina, la monotonía hacen que demos por hecho que todo marcha bien, es más cómodo.
Bicos

Elena dijo...

Justo eso que cuentas tan bien es lo que les pasa a la mayoría de las parejas, se dejan llevar por la rutina y al final, de ésta hacen su modo de vida.

Un beso Maripaz.

mariajesusparadela dijo...

¡cuánta razón tienes!

AROBOS dijo...

La rutina acaba con el amor. Es verdad.

KASHTANKA dijo...

Precioso Maripaz, siempre me pregunto en quien te inspiras para escribir cosas tan lindas.
Un abrazote!!

Maripaz Brugos dijo...

Isabel Maria, que ilusión verte por aquí.

Susana, que bien has captado la esencia de mi escrito...es verdad que el tema es polémico, pero tu opción pienso que es la correcta.

Maripaz Brugos dijo...

Kashtanka, casi siempre me inspiro en hechos reales, solo que procuro novelarlo y no dar demasiadas pistas. Este por ejemplo, me lo inspiró un rato de conversación con un amigo.

Eastriver dijo...

Sinceramente pienso que escribes cada día un poco mejor... Ahora resultas menos previsible. Adelante, endavant que decimos aquí.

Maripaz Brugos dijo...

Jajaja...Ramón, que seria de mi, sin tus cariñosas críticas literarias!!

Que conste, que me das muchos ánimos.

Mil gracias.