17 de septiembre de 2010

DEVOCIONES


Letanias de rosarios al atardecer.

Cruces desnudas en las blancas paredes.

Suspiros de vieja en un ricón del templo.

Cánticos y aleluyas con esperanzas nuevas.

Silencios y miradas suplicantes.

Detras de una columna,  una mujer madura le reza a S.Antonio.

La sonrisa de un niño, ilumina la estancia.

Otro, corre por el pasillo central.

A un lado, los hombres.

Al otro, las mujeres.

En el coro, juveniles voces cantan las maravillas del Señor.

Pasa de mano en mano una cesta de mimbre.

El tintineo de las monedas, rompe por un istante la monotonia.

Afan por sobresalir de los demás.

Miradas furtivas que se encuentran.

La soberbia que se acurruca por los rincones.

Mentiras escondidas en el fondo del alma.

Pecados confesados en un arranque humilde.

Lujurias inconfesadas que se guardan para siempre.

Rostros incapaces de esconder tanta ira como atesoran.

La envidia que todo lo empaña, se deja ver a la salida.

En la calle, luce el sol.

La rutina, envuelve las callejuelas recónditas.

Sonrisas complices en las esquinas.

Gente bondadosa que ilumina los dias.

La complejidad humana y sus devociones...
Posted by Picasa

13 comentarios:

josefina dijo...

No lo podias expresar mejor.
me ha gustado mucho.
besos

Eurice dijo...

Tan fervientes y devotos unos tan distintos de los otros
Buen finde!
Abrazos

Elena dijo...

Bien descrito, así es y tú lo has captado a la perfección. Te felicito.

Un beso Maripaz.

Bicefalepena dijo...

Abren ventanas para que entre el sol... y la luz está en la calle.

Me sumo a las felicitaciones y a tu lucidez.

Aldabra dijo...

afortunado el que encuentra la fe entre cuatro paredes.

bicos,

Dilaida dijo...

Una mañana de domingo en una parroquia cualquiera en un lugar cualquiera...
¡Qué maravilla de descripción!
Bicos

Eastriver dijo...

Total, fíjate en el contraste entre lo de dentro y lo de fuera... Me quedo con el fuera, porque por lo menos ahí uno no se siente tan culpable, ni le llenan la cabeza con ideas que llevan a sentirse culpable. Un abrazo, amiga.

Calvarian dijo...

Nunca se sabe lo que esconde cada ser humano. Desde luego mucho...
Bésix

La sonrisa de Hiperión dijo...

Yo soy de los que opina, y cada vez, que las devociones, sólo son para perderlas...

Saludos y un abrazo.

Alfonso dijo...

Se respira en la foto la paz castellana, y no el jolgorio que montamos aquí abajo jjj

AROBOS dijo...

La foto es excelente. Y las palabras, también.

Anónimo dijo...

I always inspired by you, your thoughts and attitude, again, appreciate for this nice post.

- Norman

Curiyú dijo...

Puede decirse, otra vez, que hay de todo en la viña del señor. Y vos lo describís con precisión matemática. Beso.